Descuentos de hasta -70% ¡Regístrate!

Cuarto de baño

En muchas casas y pisos el cuarto de baño permanece inalterado durante décadas. Es el gran ignorado de muchos hogares, a pesar de que en un baño equipado y con estilo podemos disfrutar mejor de momentos de relax y de bienestar. El baño es, además, el lugar donde nos aseamos y arreglamos, ¿cómo no cuidar de él?

Tanto si has decidido renovarte el baño por completo, como si quieres darle un nuevo look que siga las tendencias, te damos algunas pistas para hacer que tu baño vuelva a tener un lugar destacado en tu hogar.

Aquí en Westwing encontrarás numerosas inspiraciones para el mundo del baño y un hermoso diseño. Ya sea un baño pequeño, un oasis de lujo o el cuarto de baño de un piso alquilado. Un diseño maravilloso y creativo puede ser implementado con éxito en cualquier habitación. ¡Déjate inspirar y crea tu oasis de bienestar personal con ideas imaginativas para el baño!

Los 3 elementos fundamentales del baño

Si tu idea es renovar de arriba abajo el baño, lo primero será elegir el estilo que más te guste y que mejor le vaya a tu hogar: moderno, navy, rústico, industrial, zen, tipo spa, vintage… Lo mejor en este sentido es que el estilo del cuarto de baño sea armonioso y siga la misma línea que el resto de la casa.

En segundo lugar, habrá que pensar en cómo sacarles el máximo partido a los tres elementos principales del cuarto de baño: el lavabo, la bañera o ducha y el inodoro. Para ello tendremos en cuenta los materiales, los elementos decorativos, la seguridad y la comodidad.

  1. El lavabo

Suele ser el protagonista del cuarto de baño, así que es importante ser creativo para que reluzca con estilo. Los más frecuentes son los de cerámica o mármol, aunque, si le quieres dar un aire más llamativo y original, los hay en piedra, pizarra, acero, resina…

En cuanto a su disposición, podemos optar por un lavabo suspendido, con pedestal, encastrable sobre o bajo una encimera, exento sobre encimera, o bien, un lavabo de resina que ocupe todo el ancho y largo de un mueble, haciendo las veces de lavabo y encimera.

  1. La bañera o la ducha

Hemos comentado que el lavabo suele ser el gran protagonista del cuarto de baño, pero muchas veces esa atención se ve eclipsada por una bañera o ducha con mucho estilo. Especial protagonismo toman las bañeras exentas y, si son con patas o de estilo zen con formas ovaladas, mucho más.

Un punto importante a tener en cuenta a la hora de la ducha es cómo hacer para no dejar el baño perdido. Para las duchas hoy en día triunfan las cómodas y elegantes mamparas. Las más bonitas son las de vidrio, que se integran perfectamente en el baño.

Si no quieres renunciar a una elegante bañera para darte el capricho de un relajante baño de vez en cuando, pero la mayoría de los días la usas para ducharte, ¡tranquilo!, porque una típica cortina de plástico hortera no es tu única opción para no llenar de agua el suelo del cuarto de baño. Una idea es optar por una discreta y elegante mampara de vidrio cubriendo la mitad de la bañera. Aunque, si tu presupuesto no te alcanza para una mampara, siempre te quedará la opción de una cortina con un diseño o un patrón que combine perfectamente con el resto del cuarto de baño. Existen, además, cortinas traslucidas, con flecos, borlas, volantes, gasas, puntillas… que quedan fenomenal. Estas cortinas con acabado textil le darán un aire muy chic a tu bañera, o también a tu ducha.

A la hora de elegir el plato de ducha o la bañera es importante también la seguridad. U optamos por un material antideslizante, o siempre quedará la opción de colocar unos vinilos o tiras antideslizantes en el interior de la bañera o del plato de ducha. Los vinilos pueden darle un toque decorativo a la zona de baño. Otro elemento de seguridad son las asas fijadas a la pared como apoyo para salir del baño con mayor seguridad.

  1. El inodoro

Los más frecuentes son los inodoros que descansan sobre un pedestal con un tanque a modo de respaldo sobre el que reposar la tapa del asiento. Aunque cada vez con más frecuencia se usan los inodoros suspendidos, cuyo tanque desaparece de la vista. El tanque queda completamente integrado dentro de la pared y, por tanto, el inodoro resulta mucho más práctico a la hora de la limpieza, pues solo tenemos que limpiar la taza y el asiento.

Si lo que buscas es un inodoro para un look vintage, lo más típico es un tanque que cuelgue de la parte superior de la pared, unido con un tubo metálico a una taza de váter sobre un pedestal.

Más allá de la disposición y el diseño del inodoro, lo que diferencia hoy en día un váter son ciertas funcionalidades que economizan el consumo de agua y ofrecen comodidad.

Algunos inodoros gastan más de 15 litros de agua cada vez que tiramos de la cadena. ¡Un gran despilfarro de agua! Con un inodoro más eficiente podemos reducir a unos 3 litros el gasto de agua por descarga. Así, conseguimos ahorrar miles de litros por persona al año. Los váteres que llevan un pulsador con dos botones permiten elegir los litros de agua de descarga, según las necesidades. Por lo general, pulsando el botón grande se descargarán unos 6 litros de agua, y con el pequeño unos 3 litros.

En cuanto a avances que dotan al inodoro de comodidad para el usuario, encontramos ya, en casi todos los baños renovados en los últimos años, la función de caída amortiguada para el cierre de la tapa. Una función simple, pero muy cómoda. Además, los inodoros inteligentes incorporan calefacción, sistema de limpieza del váter automática y funciones de limpieza por rociado de agua con control de temperatura y de presión del agua, así como posterior secado. Con semejante tecnología podemos, incluso, decirle adiós al papel higiénico

3 elementos para tener éxito en la decoración del baño

Una vez pensada la disposición, el tipo y el diseño de las instalaciones sanitarias nos queda la decoración, no menos importante. La decoración y los accesorios de baño juegan un papel muy importante para crear con estilo un ambiente que irradie bienestar en el cuarto de baño. Aquí van 3 elementos a tener en cuenta:

  1. Armonía de colores y motivos decorativos

Los colores y elementos decorativos que combinan entre sí, que podemos encontrar en toallas, alfombras, jaboneras, vasos para cepillos de dientes y cortinas, son ideales para crear una armonía óptica en el cuarto de baño.

  1. Aromas de ensueño

Los jabones aromáticos, las velas perfumadas o los difusores de aceites esenciales pueden ser una buena opción para envolver tu baño de fragancias de ensueño. Asimismo, las plantas y flores frescas aportan frescura, tanto visual como olfativa.

  1. Espacios de almacenaje

Si tienes espacio, añade un mueble con unas cajoneras o estantes o, en su defecto, unas cestas. Pueden resultar de lo más decorativo, a la vez que te sirven para guardar accesorios para el baño o toallas. Un detalle decorativo que puede darle al ambiente un aire de spa es doblar las toallas en forma de rollo, una forma muy chic de ahorrar espacio.

Consejos y trucos para diseñar baños en pisos alquilados

Si no quieres meterte en obras o si estás viviendo en un piso alquilado, ¡no te preocupes! Puedes hacer maravillas en tu baño sin necesidad de picar una piedra.

  • Vinilos o azulejos adhesivos para decorar o cubrir baldosas

Puedes decorar unas aburridas baldosas con vinilos o cubrir unos azulejos pasados de moda con azulejos adhesivos. La ventaja: se pueden retirar rápidamente y sin dejar restos cuando te canses o te tengas que mudar.

  • Una escalera-toallero para las toallas descolgadas.

Te faltan más toalleros, o simplemente, los toalleros no existen en tu baño…Una escalera-toallero quedará de lo más original para colgar las toallas que no sabes dónde poner.

  • Una tapa de váter con estilo

Si la tapa de váter está agrietada o rota o simplemente quieres darle protagonismo a este elemento tan íntimo, puedes forrarla con el papel que quieras o bien sustituirla por una tapa de algún color que combine con el resto de la decoración. Si lo que buscas es darle un aspecto natural al baño, una tapa de madera te dará mucho juego.

¡Déjate inspirar y diseña el baño de tus sueños donde puedas sentirte bien! ¡Verás que el diseño del cuarto de baño no es tan difícil como podrías pensar!