Comedor

Las reuniones para comer en grupo tienen un objetivo que va más allá de la comida: comer con familiares y amigos es, al fin y al cabo, un evento para socializar. Por esta razón, siempre intentas crear un ambiente agradable y armonioso que amenice la velada en tu comedor. Para conseguirlo, es muy útil que tengas algunos conocimientos sobre decoración de interiores e ideas centradas, especialmente, en esta zona de la casa. Funcionalidad y comodidad son dos factores claves para hacer de tu comedor el rincón favorito en tu hogar. Estos factores se traducen, generalmente, en una iluminación y elección de mobiliario adecuadas. Gracias a los consejos y pautas ofrecidas por nuestros expertos en diseño, podrás amueblar y decorar tu comedor a la perfección, siguiendo las tendencias en colores y objetos más demandadas en la temporada actual, independientemente de que prefieras estilos minimalistas o más sobrios, shabby chic o glam.

Las mejores ideas para la decoración de tu comedor

Conocemos de sobra cuál es el impacto de la decoración de interiores en nuestro estado anímico: las habitaciones con tonos oscuros y la falta de luz por ausencia de ventanas nos hacen sentir tristes y decaídos; sin embargo, un espacio con colores vivos y claros nos mejora el humor y elimina sentimientos angustiosos; además, la luz produce una sensación de mayor espacio en una habitación.

Por desgracia, no podemos quitar y poner ventanas con facilidad. No obstante, hay otros trucos que ayudan a iluminar y, a su vez, decorar nuestro comedor con encanto. A continuación, te detallamos cuatro ideas relacionadas con los materiales y telas que aportan color a la sala, los pequeños detalles que lo convierten en una zona única, el tipo de muebles que seleccionamos, o trucos para aprovechar mejor el espacio cuando este es limitado. ¡Cuando veas el resultado, no querrás salir de tu comedor! Además, no te llevará demasiado tiempo aplicar estos consejos.

 

  1. Énfasis en el textil

¿Te gustaría mantener un comedor más sobrio, sencillo y natural, pero sin renunciar a un toque de luz y color? Puedes utilizar tejidos con tonos vivos y estampados decorativos que marquen la diferencia en cojines para tus sillones y sofás, manteles clásicos o más modernos, o tapicerías en tus sillas. Además, podrás cambiarlos siempre que desees dependiendo de la ocasión o la estación del año. Consigue que combinen bien con el mobiliario de la sala para lograr una buena integración.

Por último, si añades cortinas y alfombras con diferentes estilos darás un efecto visual al comedor que lo diferenciará de otros. Eso sí, asegúrate de que el material del que están hechas sea fácil de limpiar, sobre todo si se trata de telas de colores claros: una mancha que no se quita es un problema a largo plazo.

 

  1. Pequeños trucos para un comedor acogedor

En general, los accesorios para el hogar, como jarrones para tus flores favoritas, o pieles de cordero cuidadosamente coladas sobre una silla, convertirán tu casa en un auténtico oasis de bienestar. En concreto, el comedor no es solamente un lugar para comer y beber, sino también una sala llena de risas, conversaciones y emociones. Para crear una atmósfera más especial puedes utilizar pequeños detalles; ayudan mucho aquellos relacionados con la iluminación, como, por ejemplo, velas para una cena romántica al final del día, o lámparas de varios tipos. ¿Sabes que las luminarias colgantes proporcionan una luz ideal y distribuida en el comedor? Hay incluso versiones flexibles cuya altura e intensidad lumínica son regulables, con lo que podrás amoldarte a diferentes situaciones: más luz en una cena familiar, o más ambiental en una velada íntima con amigos. Colócalas a unos 60 centímetros del tablero de la mesa para no deslumbrar a tus invitados cuando estéis sentados.

Además de la iluminación, puedes utilizar ornamentos como los siguientes para hacer de tu comedor un espacio acogedor:

  • Flores frescas: un ramo de flores frescas de temporada en la mesa te sacará una sonrisa cada día con su aroma y color.
  • Servilletas: ¡olvídate de las de papel! Las servilletas de tela son más elegantes, dan más juego con sus distintos diseños (incluso puedes crearlas tú mismo con telas de diferentes características) y, sobre todo, son respetuosas con el medio ambiente.
  • Aroma: las fragancias sutiles siempre son un punto a favor de cualquier decoración, aunque procura que no sean muy intensas para así no arruinar los sabores de la comida.
  1. Amueblar salón y comedor con encanto

Una mesa grande es el centro de un comedor. Normalmente solemos pensar en mesas rectangulares para dar cabida a mucha gente; sin embargo, los modelos redondos son los más recomendados porque evitan que nuestros familiares y amigos se sientan desplazados en un evento con muchos invitados. Para que todos los huéspedes tengan espacio suficiente y puedan sentarse cómodamente, se necesita una superficie amplia: cuatro invitados requerirán más de 100 centímetros de diámetro para estar a gusto; si seis personas vienen a comer a tu casa, necesitarás, al menos, unos 20 centímetros más. Las sillas también son un punto central en esta parte de la casa: cómodas pero elegantes, dan un toque personal a cualquier comedor y, al mismo tiempo, completan el aspecto de la mesa, sea cuál sea la que escojas. Para que las noches de comida y compañía no se acaben rápido, deberías asegurarte de que la silla tenga una tapicería suave o, al menos, un respaldo cómodo.

  1. Diseño inteligente para un comedor pequeño

No todos los comedores son grandes. ¿El espacio del tuyo es muy limitado o no tienes una zona extra que puedas utilizar con este fin? Entonces las mesas y sillas plegables son tu solución. Son muebles muy prácticos, y los diseños actuales no están reñidos con una decoración a la última: las mesas plegables ahorran espacio y, a pesar de su tamaño, te brindan la posibilidad de comer en compañía de tus seres queridos. Con las sillas plegables no solo ahorrarás ese espacio tan necesario, sino que, incluso, podrás ofrecer a tus invitados más asientos si las sillas principales ya están ocupadas. La disposición de los muebles también es importante: los muebles altos, como estanterías o armarios, deben estar lejos de los puntos de luz; de este modo, evitaremos que nuestro comedor pierda luminosidad.

  1. Combinación de colores

Por último, más allá de los muebles, la elección de los colores es esencial. Si el comedor tiene poca luz natural, asegúrate de que el color de las paredes sea lo más brillante posible; con un diseño de tonos madera neutra en beige conseguirás un efecto equilibrado y armonioso en el comedor: siempre ganarás con esta carta.

Además de la pintura mural, puedes utilizar papel pintado y decoración para completar el diseño del comedor y combinarlos con textiles o jarrones. Esta técnica te permitirá conseguir un efecto de loft moderno, con muebles hechos de madera y metal; los detalles negros y dorados, y las formas geométricas, crean un efecto industrial muy chic. Por otro lado, los colores blancos y los matices pastel crean un efecto romántico en nuestro comedor, sobre todo con motivos florales.

Recuerda que decorar, iluminar y amueblar tu comedor puede ser muy inspirador y divertido.