Decoración de boda

Para la mayoría de las personas la boda es el día más bonito e importante de sus vidas. La boda supone el paso final de los novios hacia un futuro juntos. Es por este motivo que debería ser un día perfecto, por lo que una decoración de boda perfecta es indispensable. Debes elegir la decoración de boda que corresponda, por un lado, a tu gusto, y, por otro lado, al lugar de la ceremonia. Hemos resumido los pasos e ideas más importantes para tu boda.

Decoración de boda

Para la mayoría de las personas, la boda es el día más bonito e importante de sus vidas. La boda supone el paso final de los novios hacia un futuro juntos. Es por este motivo que debería ser un día perfecto, por lo que una bonita decoración de boda es indispensable. Debemos elegir las tarjetas de agradecimiento de bodala tarta de boda o si haremos la boda en el jardín. Por eso, para que puedas disfrutar del momento de la boda como se merece en Westwing te hacemos un resumen de todos los consejos que encontrarás en nuestra web.

Organización de la boda

La pregunta que solemos hacernos es por dónde empezar con nuestra decoración: invitaciones, lugar, tarta, discurso, o dónde nos iremos a celebrar la luna de miel, sin olvidarnos del presupuesto que tenemos disponible para organizarlo todo.

Por si fuera poco, nos surgen otras, de índole menos decorativa: ¿cuándo contratamos al fotógrafo? ¿Dónde nos vamos de luna de miel? ¿Botella de vino o cartera como detalles de agradecimiento? ¿Reservamos un hotel para la noche de bodas? Para que puedas ahorrar algo de tiempo e inspirarte mejor, te resumimos, a continuación, algunas ideas relacionadas con cada cuestión decorativa (y algún extra más). Si quieres que todo salga perfecto también puedes contar con la ayuda de una wedding planner para organizar tu boda.

Lugar de la ceremonia

¿Dónde celebrar una boda? En primer lugar, debes decidir si la boda será civil o por la iglesia. Con esto claro, ya podemos pensar en el lugar de la celebración. Además, los tonos y la temática de la boda deberán estar estrechamente ligados al lugar de la ceremonia. Si prefieres una boda en la playa, con toques mediterráneos, predominarán tonos intensos, como el turquesa, junto con los ya clásicos tonos pastel; si la celebración tiene lugar al aire libre, podemos decorar con tonos verdes acordes al entorno. Debemos intentar siempre que el evento encaje, que sea una extensión natural del lugar que escojamos, ya que será este el que marque el resto de detalles del día de la boda.

Muchas parejas también buscan un lugar en el que pasar la noche de bodas: el padrino de bodas suele reservar una suite nupcial en algún bonito hotel; es este el sitio en el que el nuevo matrimonio duerme por primera vez, por lo que todo se cuida con sumo mimo.

Las invitaciones de boda

Las invitaciones suelen enviarse con cierta antelación: algunas parejas lo hacen entre cinco y seis meses antes de la celebración, aunque otras lo hacen más tarde, muchas veces por falta de tiempo. Enviarlas con antelación ayudará a los invitados a reservar fecha en su agenda y poder organizarse mejor. Te recomendamos hacer unas invitaciones de boda originales. Si tu presupuesto es más limitado, puedes optar por unas  invitaciones de boda diy.

Tampoco pueden faltar en la boda las tarjetas de felicitación de boda para los novios. Estas tarjetas puedes hacerlas en casa o comprarlas. Lo importante es que cuenten con un mensaje emotivo.

La decoración de la boda

Si tenemos ya en mente el lugar perfecto, solamente queda hacerlo nuestro con una buena decoración de boda. Si somos más del estilo antiguo, la decoración de boda vintage es una apuesta segura; si, por el contrario, nos llama más la atención la decoración de boda rústica, las fibras naturales y los toques verdes y amarillos no pueden faltar. Te damos otros consejos sobre la decoración:

  • Vestir la mesa para la boda. Tarjetas para los invitados, sillas con fundas blancas, platos, cubertería fina, flores o menús personalizados con fotografías de los novios… Las mesas también deberán incluir velas y una luz cálida.
  • La estación en la que se celebra la boda determinará todo. Si nos casamos en diciembre, además de optar, muy probablemente, por un sitio cerrado, tendremos que elegir tonos más oscuros que en una boda en abril, que tenderá a ser más colorida y primaveral.
  • Decoración floral.  Por ejemplo, en una boda boho chic las flores no pueden faltar, pero tampoco en el resto de bodas. No podemos pensar en una boda y no visualizarla llena de flores, en mayor o menor medida. La decoración floral de tonos blancos, tales como las rosas blancas, rosa claro, etc., suelen tener una demanda alta, puesto que se amoldan a la perfección a los tonos de los vestidos de novia. Suelen ser el complemento principal de la novia: el ramo, un símbolo altamente especial para las novias y, a su vez, foco de atracción de los invitados, que en algunas ocasiones intentarán cazarlo al vuelo para intentar ser los siguientes en casarse. Pero las flores no solo están en los ramos, sino en todas partes, repartidas de forma armoniosa: las mesas pueden tener pétalos más o menos a juego con el ramo; dentro del edificio de la boda, sea civil o religiosa, también puedes colocar flores en los asientos de los invitados. La elección del tipo de flores va a gusto de los novios, pero las más populares son tulipanes, rosas, hortensias, peonías u orquídeas. Claveles y margaritas son una buena opción para el verano, ya que aguantan bien las altas temperaturas y no se marchitan.

Tarta de boda

El pastel o tarta de boda, cada vez más, es también parte de la decoración, ya no solo porque cortarlo es una tradición consolidada, sino también porque la gran variedad de estilos actuales lo ha convertido en otro punto central de la celebración.

El pastel suele tener colores claros que combinan con la decoración: a veces pequeñas rosas de color crema, decoraciones alegres, y una nota de felicidad en las pequeñas figuras de los recién casados en la parte central de la tarta. Sin embargo, en la actualidad no hay límites para la creatividad e imaginación, y podemos hacer que el pastel sea un elemento más de acuerdo con la temática escogida: una decoración rural podría contar con una tarta silvestre, con frutos rojos; una decoración más vanguardista podría tener una versión de tarta en deconstrucción. ¡Hay muchas posibilidades!

El photocall y fotomatón de la boda

Guardar instantáneas del momento de la boda es fundamental. Por eso, una buena forma de conseguirlo es a través de un photocall o un fotomatón para bodas. El photocall suele añadirse al inicio de la boda y el fotomatón durante la celebración. En Westwing te enseñamos cómo decorar ambos espacios paso a paso.

El discurso de boda

Tampoco puede concebirse una boda sin un discurso de boda. Después de los votos, es otro de los momentos más importantes. Deben escribirse con tiempo y llenarlos de emociones y recuerdos, anécdotas divertidas, citas románticas o felicitaciones. No suelen durar más de cinco minutos porque, de lo contrario, los invitados podrían aburrirse y no conseguir la emotividad buscada. Aunque no sean un elemento decorativo físico, sí son un punto clave para conectar todas las partes de una boda y, sobre todo, engancharse con nuestros seres queridos y allegados. Padrinos, novios y novias, ¡este es vuestro momento!