Descuentos de hasta -70% ¡Regístrate!

Casa

¿Tienes una primera vivienda? ¿empieza una nueva vida para ti y te vas a mudar de casa? ¿o simplemente te apetece redecorar tu hogar? Sea cual sea tu respuesta, aquí estamos para ayudarte y conseguir una decoración para la casa mucho más personal. Porque no hay un lugar que hable mejor de ti que tu casa.

LA DECORACIÓN PARA LA CASA MÁS PERSONAL

Cada detalle, cada mueble, cada textil debe respirar tu forma de ser, tus gustos, y de estancia en estancia hacerlo de una forma armónica. ¿Cómo se consigue? Creando una especie de hilo conductor decorativo que viaje de una habitación a otra en forma de una misma gama de colores, de un tipo de muebles concreto, de unos detalles que coordinen con el conjunto… Nuestros expertos en decoración de interiores nos ayudan a hacer la mejor elección para una casa personal ¡de 10!

4 estilos decorativos muy armónicos

Podemos conseguir una decoración para la casa superarmónica tenga el estilo que tenga. Veamos cómo lograrlo:

  1. Estilo rústico: un entorno idílico no solo debe verse en la facha y el jardín que rodea una casa de campo. También el interior debe conectar con ese aire cálido y desenfadado. ¿Cómo? Utilizando en toda la decoración para la casa colores como el beige, el blanco o el gris. Estos tonos armonizan a la perfección con los materiales clásicos del look campestre. Madera, lino, algodón, rafia o pieles acentúan el estilo rústico, así como los tejidos a cuadros de vichy o con estampados florales tradicionales, y los accesorios de cerámica con acabado desgastado: vajillas, boles o fruteros, que aportan un toque encantador a las cocinas rústicas. Y cómo no, una casa campestre será el lugar ideal para integrar piezas vintage conseguidas en mercadillos y desembalajes. Nostalgia y cálido encanto.
  2. Estilo mediterráneo: colores blancos acompañados de azules y terracotas le aportan un aire veraniego, cálido y fresco a la vez. Estos dos tonos no pueden faltar ni fuera ni dentro de casa. Fuera, si es una casa con piscina o con una terraza o porche, azules en estampados de textiles, que aporten luz y frescor al mobiliario de exterior. Y dentro, en los frescos patios, también en alfombras, hamacas o sobre la mesa de desayuno, en forma de vajilla o de mantelería de algodón. La luz también es algo básico en las casas de estilo mediterráneo. Luz que podemos conseguir con el color blanco pero también jugando con los espejos. En Westwing encontrarás espejos de mil tipos para decorar tu casa: desde muy sofisticados hasta espejos baratos que conseguirán llevar la luz hasta el último rincón de tu casa.
  3. Estilo contemporáneo: de inspiración Bauhaus, son casas con una decoración de interiores en la que no faltan las formas geométricas, mucho vidrio y mucho metal, que reflejan el espíritu de las habitaciones modernas del nuevo milenio. Las paletas de color monocromáticas en blanco, gris y negro hacen que el espacio más sencillo parezca elegante e interesante. A este estilo le gusta el minimalismo, por lo que no necesita que sobrecarguemos su interior con demasiados accesorios. En la decoración de salón, por ejemplo, aplica estas máximas: paleta monocroma, deco minimalista y para agregar un toque de glamur, acentos cromados o pinturas modernas en formato XL en la decoración para paredes (https://www.westwing.es/inspiration/decoracion-de-paredes/).
  4. Estilo clásico: este look es amante de los muebles nobles y clásicos en la decoración de interiores, realizados en materiales de alta calidad y atemporales como la madera, el terciopelo, la seda o el mármol. Los accesorios con efecto metálico proporcionan brillo y con él, sofisticación. El color se introduce a través de los textiles: alfombras con diseños clásicos o cojines que suman confort a espacios como el salón, los dormitorios de matrimonio o el resto de dormitorios de la casa.

Una decoración para la casa que hable de ti

La teoría de los estilos está clara. Ya hemos visto qué materiales y qué colores encajan en la decoración de interiores de cada uno de ellos. Pero hay algo con lo que no puede teorizarse y que responde a tu esencia. Y es que tu casa, como decíamos al principio, debe hablar de ti. Un salón comedor moderno, por ejemplo, debe contar con un espacio especialmente pensado para que te relajes: quizás será tu butaca favorita para leer, quizás un rincón con escritorio en el que encontrar la inspiración o tal vez un espacio dedicado a tu pasión con un estante y tu vieja colección de vinilos. Piensa qué te representa más y busca esos espacios en los que tu carácter se una armónicamente a la decoración para la casa ideal.