Descuentos de hasta -70% ¡Regístrate!

decoración romántica de jardín con sillas, mantas y mesa pequeña

Si estás leyendo este artículo es porque eres de esas personas que aman el exterior y que disfrutan del tiempo al aire libre. En ese sentido, sabemos que para ti la decoración de tu jardín (o del espacio abierto del que dispongas) es fundamental. Hoy vamos a darte algunas pautas sobre cómo aprovechar tus exteriores al máximo mediante una buena decoración de balcones, la elección del mobiliario ideal para un jardín, o pequeños detalles que marcan la diferencia.

El camino para disfrutar de los exteriores al máximo

Decorar terrazas, patios, balcones o jardines es siempre un reto muy atractivo para aquellos fanáticos del interiorismo; aunque interiorismo y exteriores puedan parecer términos contradictorios, para nada lo son. Existe en muchas ocasiones la creencia de que no es necesario preocuparse por la decoración de un exterior porque, realmente, no pasamos mucho tiempo ahí. Pero, ¿y si realmente sí nos gusta disfrutar de estas zonas de la casa? Entonces sí debes aplicar muchas de las pautas que desde el interiorismo se nos brindan. Debes planificar cómo distribuir los muebles, qué plantas colocarás o, incluso, qué tipo de elementos funcionales (como los tendederos) añadirás. Como ves, no es una tarea sencilla, pero, desde luego, será divertida. Atento.

Muebles ideales

Independientemente de que tengas un jardín, un patio, una terraza, un porche, un balcón, la decoración en vidrios será una opción muy elegante y resistente. Los muebles que te detallamos a continuación encajan muy bien con este material; los hemos clasificado según el escenario en el que puedan emplearse.

  1. En pequeños espacios

    Sí, en espacios pequeños debes sacar el mayor partido posible y, para eso, podrás utilizar mesas pequeñas, redondas, plegables, bancos no muy grandes y sin respaldo, o sillas con las mismas características. El tamaño no es importante si sabes elegir el mobiliario adecuado.

  2. En espacios grandes

    Si, por el contrario, dispones de metros cuadrados infinitos, las posibilidades de decoración también aumentan. Eso sí, siempre intenta fijarte en una cosa: el volumen de cada mueble tiene que ser proporcional al del espacio que ocupan, o tu exterior se verá pobre y vacío, y eso crea un efecto bastante incómodo visualmente hablando. Un exterior a lo grande pide muebles de madera o de fibras vegetales por su tamaño, superior al de muebles de aluminio o acero. ¡Cúbrelas si no quieres que la luz solar pueda afectarlas! Para evitar esto, opta siempre por muebles de madera para exterior, expresamente fabricados para que no se desgasten por su exposición. Si no te gusta tanto la madera, que ocupa demasiado, y deseas volver al aluminio, puedes hacerlo, ya que hay numerosas opciones modulares que se distribuirán muy bien en todo tu jardín.

Sé detallista con tus exteriores

Cuando pensamos en detalles, creemos que los cánones decorativos se refieren siempre a minúsculos objetos. En realidad, los detalles se pueden cuidar desde muchos aspectos. Debes tener en cuenta el material de tus muebles, pero también el color de los revestimientos en los que se han colocado. En el caso del pavimento, si no es muy bonito, dispones de muchas posibilidades, como revestirlo con suelo de terraza económico (por ejemplo, tarimas sintéticas que imiten bien la madera), cubrirlos con alfombras de exterior de algodón o fibras vegetales, etc. Las pérgolas, de hierro o madera, también son un detalle muy fino para un exterior.

Aunque, sin duda, hay tres detalles que nunca fallan:

Cojines

Para darle a tus exteriores una sensación de comodidad, los cojines son la pieza estrella. Hay varias tendencias en alza.

  • Exóticos. Con estampados salvajes, con hojas grandes, flores coloridas, etc.
  • Animal. Elefantes, felinos, cebra, etc.
  • Boho. Hechos de punto, con cenefas decorativas, etc.
  • Gráficos. Estampados geométricos, rayados, etc.
  • Arena. Tonos luminosos y frescos, suaves.

Iluminación de exterior

Es impensable tener un jardín y no iluminarlo adecuadamente; no solo por el valor decorativo de las luces, sino por su funcionalidad. Las luces más funcionales son las LED, que pueden señalizar caminos en el jardín, por ejemplo. Si quieres una luz más decorativa, piensa en iluminar plantas, árboles, con guirnaldas, tan de moda actualmente. En este sentido, deberías aplicar los mismos consejos de iluminación de los interiores, especialmente en cuanto a la creación de zonas se refiere (la zona de sofá y mesa con un tipo de luz, la de descanso en la piscina con otra, etc.).

Verde que te quiero verde

Aunque vivas en la ciudad, no debes olvidar que un exterior se asocia siempre a la naturaleza. Consigue plantas de exteriores y empieza con el cambio. Además de cambiar por completo el aspecto general de tu espacio y crear zonas de sombra, podrás tener una barrera verde que te brinde intimidad y te proteja de las miradas de los más curiosos.

Ponle el broche de oro a tu exterior cultivando tus propias hortalizas, y presume de tus plantas favoritas en todas las épocas del año. ¡Seguro que estás deseando meterte de lleno en tu jardín y hacerle un cambio radical!

¿Es o no es apasionante la decoración de jardín? ¡Disfrútala!