Descuentos de hasta -70% ¡Regístrate!

Cómoda negra con flores rosas en maceta transparente

¿Te gustaría tener una terraza en casa para llenarla entera de plantas y flores, pero vives en un piso pequeño o interior y no puedes? Pues se acabó renunciar a tu sueño por una cuestión de falta de espacio. ¡Las plantas de interior son tu mejor recurso! Darán un cambio radical a tu entorno y la gente que venga a visitarte adorará estar rodeada de vistosas macetas que den más vida a tu atmósfera hogareña. En muchas ocasiones, no nos atrevemos o no queremos arriesgarnos a comprar flores y plantas porque no estamos mucho por casa o viajamos mucho; a otros, simplemente, se les mueren siempre, hagan lo que hagan. Las plantas de interior no necesitan mucha luz, por lo que son ideales para cualquiera de los casos que te mencionamos. Además, son muy resistentes. Hay muchas opciones disponibles e intentaremos acercarte un poco más a estas plantas. ¡Sigue leyéndonos!

¿Qué proporcionan las plantas a un interior? 

A una decoración sin plantas parece que le falte algo. Las plantas dan luz, aportan un toque fresco y, sobre todo, oxigenan el ambiente, algo muy necesario en espacios pequeños o más cerrados. Lo único que tendrás que hacer es saber cuál es el tipo de planta más apropiado para cada habitación de la casa. Por otro lado, las plantas nos ayudan a relajar la mente, ya que dan una sensación de tranquilidad y calma que, con el ritmo de vida cosmopolita al que estamos acostumbrados a vivir, muchas veces no tenemos. Pero es que incluso nuestra piel se beneficia de las plantas. ¿Sabias esto? Como humidifican el ambiente hasta un 5%, evitamos problemas de sequedad cutánea.

Puedes poner plantas de interior en el baño (sí, aunque mucha gente no lo crea, hay plantas diseñadas específicamente para esta zona de la casa). También los dormitorios aceptan plantas, estas ayudan a regenerar el aire y, al tener menos luz y humedad, muchas veces soportan incluso mejor las temperaturas allí que en otras habitaciones. En la cocina, puedes optar por las plantas aromáticas. Ahorras dinero, son prácticas a la hora de cocinar (cortas la parte que necesitas y ya está), y obtendrás unos platos deliciosos por un coste muy bajo. El salón es la zona predilecta para pasar tiempo con nuestros familiares y amigos. ¿Por qué no rodeados de plantas? Pueden ser altas, bajas, pequeñas; su tamaño no importa, porque llenarán la estancia de color y harán que tus veladas sean más agradables. Por supuesto, recibidores y otras partes del hogar también admiten plantas.

Maceta blanca con rosas blancas para interior

Plantas de interior: algunos tipos

Una vez escojas el recipiente en el que colocarlas, puedes decantarte ya por una u otra planta de interior. Hiedras, potos, que no necesitan regarse muy a menudo, combinadas con begonias o azaleas… Hay muchísimas opciones. Te presentamos a continuación tres que nunca suelen fallar, y que resisten muy bien espacios con poca luz, como los baños.

  1. Violetas

    Las violetas aguantan muy bien porque no necesitan un riego constante. Son muy bonitas, y si deseas que crezcan más, solo tienes que exponerlas a luz solar. Con dejarlas sobre un plato con agua para que progresivamente la absorban, será suficiente. Fácil, ¿verdad?

  2. Lengua de gato o de suegra

    Con este peculiar nombre, las lenguas de gato o de suegra son otra de las plantas más recurrentes en la decoración de interiores, incluyendo el cuarto de baño. Soporta incluso condiciones más extremas que las de las violetas, requiere pocos cuidados y es muy agradecida, porque ofrece una combinación de colores preciosa y llamativa que te encantará.

  3. Ficus

    Otro clásico. Los ficus son más elegantes, tienen hojas pequeñas y de un verde muy intenso. De nuevo, estas también resisten muy bien. Si no eres una persona muy habilidosa en el cuidado de las plantas, esta es la tuya. Únicamente tendrás que regarla cuando notes que la tierra no está húmeda, y arreglado.

Maceteros y elementos para colocar las plantas

Aunque las plantas de interior no requieran mucho cuidado, podemos vestirlas bien. Para eso, utiliza maceteros y recipientes coquetos que diferencien tus plantas de las de cualquier otro hogar. Un estilo bastante buscado y actual es el de los maceteros altos y dorados; con ellos, darás un punto de sofisticación a tu salón sin invertir mucho tiempo. Si no buscas tanto este efecto y deseas algo más informal, jovial y fresco, puedes utilizar también cestas de mimbre, o maceteros colgantes para lograr un estilo boho.

Ya sabes, si no consigues plantas para tu hogar y sigues soñando con esa terraza repleta de ellas es porque no quieres. ¡Toma nota de estos consejos y pinta de verde tu vida!