Descuentos de hasta -70% ¡Regístrate!

decoración de mesa con limones

El verano crea una atmósfera muy especial que merece capturarse tanto dentro como fuera de casa. El sol, la playa, las flores, las frutas de verano…, el look marinero, las rayas, el azul del océano, el amarillo limón y el blanco ibicenco…, tener una casa con decoración de verano nos pone de buen humor y nos invita a relajarnos.  

Te damos unas ideas para impregnar tu hogar con un aire estival y disfrutar de los meses de verano en torno a una decoración fresca y estilosa. 

Decoración de verano con textiles 

Una manera fácil de impregnar el interior de tu casa de un ambiente de verano es a través de los textiles. Cambia las cortinas, las alfombras, las fundas de los cojines, los manteles, las sábanas y elige tejidos y patrones que subrayen la maravillosa ligereza del verano. Materiales como el lino, el algodón, las gasas y las transparencias aportarán frescura; y las rayas, los flecos, el look marinero, los estampados florales, el amarillo limón, el azul océano y el blanco ibicenco te ayudarán a crear esa atmósfera tan veraniega en cada habitación.  

Decoración floral

Las flores y los estampados florales ayudan a crear un ambiente de frescura durante esta estación. Apuesta por los estampados florales en los dormitorio y llena el interior de tu hogar de hermosas flores de temporada: peonias, hortensias, geranios, girasoles… Un colorido ramo de flores en la mesa de comedor no debería faltar bajo ninguna circunstancia. Las flores colgantes o las guirnaldas también quedan ideales, en especial, en espacios de exterior como balcones o terrazas. También, en la zona de la entrada de tu casa, una decoración floral de verano con un par de girasoles o una orquídea ayudará a dar una fresca bienvenida a tus invitados.  

Si no tienes tiempo o ganas de mantener una decoración floral natural, puedes optar por las plantas artificiales. De verdad, algunas dan el pego y lucen esplendidas, casi casi como las originales.  

flores amarillas en jarrón de cristal

La decoración de verano sale al exterior 

Desde que empieza el buen tiempo, es fundamental tener a punto balcones, terrazas, porches y jardines para disfrutar al máximo al aire libre. 

Si tienes espacio, transporta tu sala de estar y comedor al exterior con una bonita y fresca decoración de verano. Los muebles de tablas de madera o en poliratán, combinados con colchonetas y cojines de rayas y estampados veraniegos, te ayudarán a crear tu salón-comedor veraniego al aire libre. Imprescindible: un toldo, para refugiarte del sol en las horas de mayor exposición. Fundamental: una hamaca o silla colgante para sumirte en un ambiente de relax propio de la temporada estival y soñar despierto con una exótica playa tropical. 

Decoración de verano con antorchas y farolillos  

Las antorchas y los farolillos son un must de la decoración de verano, particularmente, en exteriores. Unas elegantes antorchas, unos coloridos farolillos, cadenas o guirnaldas de luces y lámparas de exterior te permitirán crear un ambiente íntimo y acogedor, así como disfrutar con tus invitados de las cálidas noches de verano. 

Decoración para la mesa 

El verano es la época de picnics, barbacoas, chiringuitos, de paellas frente al mar y de cenas al aire libre. En tu casa, no solo el menú, sino también la decoración de la mesa, deben ser más frescos, coloridos y alegres en verano. Los cuencos y grandes fuentes en cerámica o loza, con un aire marinero o con algún toque de un color vivo, te pueden servir de base para diseñar el resto de la decoración de la mesa. Combínalos con elementos de la misma gama de color. 

También puedes apostar por una bonita vajilla artesanal en tonos claros, como el crema o el beige, y dar un toque de color y frescura a la mesa con fuentes rebosantes de frutas de verano (sandía, melocotón, melón, albaricoques, uva…) y con elementos decorativos coloridos en las servilletas o en sus servilleteros.  

Si prefieres algo más casual, cubre la mesa con un mantel de hule multicolor y combínalo con una vajilla de vidrio de un tono acorde. ¡Un look informal de lo más fresco! 

Decoración DIY 

Gracias a las jornadas reducidas y a las tan esperadas vacaciones de verano, esta época del año es estupenda para ponernos manos a la obra y crear nuestra propia decoración DIY. Te damos dos ideas de manualidades muy fáciles para crear tu propia decoración de verano

Tarros decorativos con un look playero 

Rellena unos tarros de cristal transparente, de base más bien amplia, con arena de playa hasta más o menos un cuarto del tarro, planta una sencilla y elegante vela en el medio y rodéala de pechinas, conchas y caracolas de distintos tamaños. 

Ya sea como pieza de decoración en el jardín o como un adorno para la mesa, esta decoración de verano funciona en todas partes y se adapta a muchos estilos. 

Guirnaldas multicolores 

Recorta hojas de distintos colores en tiras y ayúdate de una grapadora para crear distintas formas doblando las tiras y juntándolas entre sí. Puedes crear corazones, esferas o banderillas multicolores, por ejemplo. Utiliza un cordón de sisal o de algodón para colgar los adornos. Sé creativo y crea una guirnalda única para llenar de color una comida festiva al aire libre o para decorar la habitación de los niños.