Descuentos de hasta -70% ¡Regístrate!

Comedor con mesa y sillas de madera decorado con ramas secas

Los áticos tienen mucho encanto, y normalmente una estupenda terraza de la que disfrutar durante los meses de verano. Amueblar un ático es todo un lujo, y además suele contar con numerosas ventajas como buena luminosidad y bastante espacio. Te enseñamos a amueblar un ático a medida y casi toques el cielo con estilo. 

Salones con mucha luz natural 

A la hora de decorar un ático te darás cuenta de que muchos de ellos gozan de una buena luz natural. Por lo general, los áticos cuentan con esta ventaja por lo que intenta siempre que en los espacios donde más luz tengas de la casa sean destinados para el salón. Conseguirás un ambiente relajado, cómodo y luminoso. Aunque cuentes con un espacio mini gracias a la luz lo verás mucho más amplio.  

Añade un sofá tapizado en un color claro y si puede ser esquinero mejor. Así podrás tener mayor espacio para invitados, y también para los miembros de la casa. En cuanto a los textiles, lo mejor es apostar por cojines y plaids que potencien la luz natural. Nuestros colores favoritos son el amarillo, el coral o incluso el terracota. Mezcla y juega con estampados en el sofá, ¡aquí todo vale! 

El resto de muebles como las mesas auxiliares o de centro te recomendamos que sean ligeras, para que no quiten protagonismo al sofá. Así también tengas el espacio que tengas sentirás que siguen habiendo hueco en el salón. Una buena idea para hacerlo mucho más amplio es conectarlo con la terraza. Los áticos por lo general suelen tener terraza. Aunque tengas una mini terraza aprovéchala y si puede conectar con el salón mucho mejor.  

Terrazas urbanas en el ático 

Cuando queremos amueblar un ático también tenemos que tener en cuenta la terraza. Las terrazas urbanas son un auténtico paraíso. Inmersas en medio del caos de la ciudad, estos mini oasis urbanos nos encantan. Te enseñamos algunas ideas para que puedas amueblar la terraza del ático:  

Suelos de madera: es la opción más natural para el exterior, y también estéticamente. No transmite frío y tampoco acumular calor como otros materiales sintéticos. La madera es el material más resistente para el exterior. Si hacemos un buen mantenimiento de la madera no tendremos problema. La ventaja de usar madera es que no solo se puede añadir en el suelo sino también con muebles, creando sofás, escaleras o mesas.  

En cuanto al mejor tipo de madera, una de las más populares es la madera de teca por su resistencia y propiedades naturales que la protegen mucho más de los agentes externos. Otra opción resistente, y un poco más asequible es la madera de bambú, por su rápido crecimiento. Es una madera muy resistente al clima y a los hongos.  

  • Muebles de exterior: para el exterior lo mejor es apostar por materiales resistentes como la madera o las fibras naturales. El ratán, la rafia y el bambú aportan un look natural y además, son materiales duraderos. Estos muebles le darán un look fresco y renovado a la terraza. Dependiendo del tamaño de la terraza, añade un sofá o un set de sofá y sillas con una mesa de centro. Otra opción es apostar por un estilo más informal en la terraza con un par de sillas Acapulco. Añade a cada una un cojín estampado y te sentirás de lo más relajado.  
  • Accesorios para la terraza: los textiles, velas o flores son algunos de los accesorios que nos gusta tener en la terraza. Añaden color, vida y mucho encanto. Intenta apostar por tejidos resistentes como los acrílicos o los de polipropileno, ya que aguantan mucho más el sol y la humedad. El lino es un material que luce muy bien con espacios muy naturales como la terraza, sin embargo si no los cuidamos el moho puede afectarles considerablemente.  
  • Otros accesorios que nos encantan en la terraza son las velas. Añade algunas velitas o difusores de aromas por la terraza. Si organizas una velada en la terraza estas velas te ayudarán a tener un poco más de luz y a disfrutar de un agradable aroma. Si prefieres evitar las velas, ya existen algunas automáticas. No desprenden olor pero si simulan el vaivén de una llama. Son muy coquetas y crean una luz suave, y muy agradable.  
  • Luces de exterior: las luces permiten convertir las noches de verano en mágicas. Los leds solares y los sensores de presencia son muy prácticos en la terraza. También puedes añadir un par de farolillos que ayuden a darte una luz mucho más íntima. La clave está en combinar diferentes tipos de luz, tanto de suelo como de pared o de mesa para crear una terraza de lo más acogedora.