Devoluciones ampliadas hasta el 31 enero 2022

escritorio con libreta y ordenador

La pandemia generada por el Covid19 ha supuesto un golpe muy duro para el turismo en España, que durante los meses del confinamiento llegó a perder más del 65% de los visitantes internacionales

Y es que a pesar de que la mayoría de países han vuelto a abrir sus fronteras, con las respectivas medidas sanitarias correspondientes, el miedo al contagio y, sobre todo, la gran crisis económica mundial generada por el coronavirus, han hecho que muchos turistas hayan optado por viajar dentro de sus respectivos países. 

¿Cómo afectó esta situación al alquiler vacacional?

Esta situación ha repercutido en el sector del alquiler vacacional, que es uno de los que se ha visto más afectado por la crisis. Y es que España solía encabezar el ránking de los países con más reservas de pisos turísticos; llegaron a hacerse casi 600 mil reservas al mes. 

De hecho, el sector creció de forma tan rápida que los ayuntamientos de muchas localidades de España tuvieron que reducir e, incluso, dejar de otorgar licencias para este tipo de alquiler.  

Sin embargo, la pandemia hizo que estas reservas se redujeran en casi un 65%; es decir, de 600 mil reservas al año se ha pasado a 390 mil. Esto hizo que 6 de cada 10 apartamentos destinados al alquiler vacacional pasaran a ser pisos de alquiler residencial, según el portal inmobiliario Fotocasa.

¿En qué punto está el mercado del alquiler vacacional actualmente?

Tras más de un año de pandemia, 4 de cada 10 apartamentos destinados al alquiler vacacional se mantienen como residencial, mientras que el resto, 6 de cada 10 (el 62%) ha vuelto a la modalidad turística. 

Es lo que se desprende de la segunda edición del estudio de Fotocasa Research “Impacto de la pandemia en el alquiler vacacional” realizado por el portal inmobiliario Fotocasa con la intención de analizar el impacto del alquiler turístico durante la pandemia. 

Estas cifras muestran que los particulares aún ven incertidumbre de cara a esta temporada y los próximos meses. Además, la dificultad para garantizar que los pisos destinados al alquiler vacacional cumplen con todos los protocolos estipulados por el Gobierno pronostican que el sector turístico tardará unos meses en recuperarse

¿Se ha reducido la compra de pisos como inversión destinada al alquiler vacacional?

La evolución de la compra de pisos como inversión destinada al alquiler vacacional mantiene porcentajes muy similares a los de años anteriores: 3,6% en 2021 frente a un 3,7% en 2020. 

Por lo que respecta a los vendedores, también ha aumentado ligeramente la venta de viviendas destinadas a estancias cortas o vacacionales; ha pasado de un 2,5% en 2020 a un 2,8% en 2021. 

¿Cuál es el perfil del arrendador y del arrendatario de pisos de alquiler vacacional?

El perfil del turista que opta por el alquiler vacacional en 2021 son hombres y mujeres por igual, de unos 50 años de edad. Por lo que respecta a los propietarios se trata también de hombres y mujeres de unos 48 años, una cifra superior a la de 2020, cuando la media se situó en 44 años. 

La distribución territorial también ha sufrido variaciones. Mientras que en 2020 Madrid, Cataluña y Andalucía eran, con diferencia, las comunidades más demandadas, en este 2021 esta tendencia ha cambiado; ha sufrido una notable deslocalización y se ha dispersado por todo el territorio español

Sin embargo, el País Vasco ha sido la comunidad en la que el alquiler vacacional ha aumentado más: ha pasado del 4,9% en 2020 al 11% en 2021. 

¿Cuál es la rentabilidad media del alquiler turístico?

El alquiler turístico es muy rentable, siempre que el inmueble esté ocupado, como mínimo, el 60% del año. Los expertos aseguran que los beneficios pueden ir desde el 4% hasta el 8%

Esto hace que la principal motivación que lleva a optar por el alquiler vacacional es su alta rentabilidad, especialmente en España, uno de los países del mundo más visitados por los turistas.

Se trata, sin embargo, de un mercado que, como apuntábamos, ha sufrido un duro revés a raíz de la pandemia. Las cifras muestran que los particulares todavía sienten incertidumbre de cara a esta temporada, lo que provoca que un porcentaje significativo todavía se sienta más cómodo en el alquiler residencial.