Descuentos de hasta -70% ¡Regístrate!

Cocina espaciosa blanca y abierta al comedor

La cocina y el salón son dos espacios de la casa donde pasamos mucho tiempo. Sobre todo si tenemos invitados en casa estos dos espacios se convierten en los protagonistas. Si además, somos muchos en la comida que hayamos preparado en casa estaremos constantemente en estos dos espacios. Para que puedas preparar la cocina o disfrutar de un aperitivo en casa pudiendo hablar con todos tus invitados lo ideal es contar con una cocina abierta. Te enseñamos todos los beneficios de contar con una cocina abierta al salón, así como algunas ideas para que puedas seguir dividiendo las dos zonas si lo prefieres.  

Beneficios de una cocina abierta 

Las cocinas abiertas suelen contar con bastante espacio y dan una mayor sensación de calidez. Al estar conectadas normalmente con el salón hace que las dimensiones de las habitaciones parezcan mucho más grandes. La idea de conectar la cocina con el salón surge del momento de disfrutar cocinando pero poder seguir hablando con nuestros amigos. Los espacios abiertos además permiten un mayor paso de luz lo que hace que ambas habitaciones se convierten en rincones mucho más agradables.  

Cómo decorar una cocina abierta al salón 

Dependiendo de las dimensiones que tengamos en casa podremos añadir en nuestra cocina abierta una u otras opciones. Te damos algunas ideas: 

  • Cocina para casas mini: si cuenta con un espacio un tanto más reducido podrás añadir una cocina abierta al salón. Lo único, es cierto que te recomendamos que la encimera si puedes la extiendas un poco más y puedas crear una mesa tipo isla. Estas mesas conectadas a la cocina con un poco más de altura permiten añadir algunos taburetes para que sientan tus invitados. Luego justo detrás añade el sofá, y el resto de accesorios del salón. 
  • Cocina para casas grandes: si cuentas con bastante espacio puedes añadir en lugar de una prolongación de la encimera a modo de barra, una pequeña isla. Puedes usarla como fregadero y por supuesto para cocinar junto a tus invitados. Añade por la zona opuesta al fregadero unas sillas altas. Además, de este pequeño rincón tan acogedor en la cocina, puedes incluir muy cerca una mesa grande de comedor. Divide la zona con una alfombra de pelo corto. Después de la mesa del comedor, ya puedes contar con la zona del sofá. Si lo prefieres puedes prescindir de la mesa del comedor y acerca mucho más la zona del salón a la cocina.  

Ideas para dividir salón y cocina  

Lo primero que debes hacer para contar con una cocina abierta es tirar el muro entre el salón y la cocina. Existen muchas formas de dividir el espacio sin tener que estar divididos por una puerta y una pared de cemento. Te damos algunas ideas: 

  • Cristaleras: las cristaleras son una de las tendencias que ha ido creciendo en los últimos años. Sobre todo por el hecho de que en muchas ocasiones los ruidos de los aparatos de la cocina o simplemente el olor molestan, y no queremos que llegue al salón. Las cristaleras ayudan a dividir espacios pero gracias al vidrio permanecen como espacios muy conectados. Puedes optar por una puerta corredera o una convencional.  
  • Puerta semi abierta: también puedes optar por una puerta corredera en madera que te ayude a dividir los dos espacios. Al ser de madera se integra fácilmente en la decoración de cualquier casa.  
  • Muebles separadores: los muebles también pueden servirnos para hacer que la cocina quede abierta al salón, pero con un pequeño toque de intimidad. Estanterías, vitrinas, o muebles de cocina, son algunas de las mejores opciones para dividir espacios.  
  • Techos: los techos aunque no lo creas dividen espacios, no solo por las lámparas sino por las molduras que añadimos. Una moldura un tanto original como las molduras de yeso con rosetones por ejemplo, pueden dividir perfectamente el salón de la cocina y sin necesidad de un muro.