La cocina está tomando un papel cada vez más relevante en nuestras vidas. Nos hemos dado cuenta de lo importante que resulta comer sano para cuidarnos. Nos encanta compartir este momento en familia o con amigos y cada vez hay más aficionados al fogón que buscan un espacio práctico, cómodo y también lleno de estilo. Si eres uno de esos afortunados que cuentan con cocinas en L, estás de suerte. Sin duda es esta la mejor distribución para poder exigir que nuestra cocina cumpla todos estos requisitos de funcionalidad y diseño. En Westwing te traemos una breve guía con los mejores consejos de distribución, mobiliario y diseño para que las cocinas en L queden fantásticas. ¡Allá vamos! 

Cocinas en L: cómo se distribuye una cocina funcional 

Queremos que sean acogedoras, bonitas y muy, muy prácticas. Para conseguirlo, los arquitectos, diseñadores e interioristas se las ingenian imaginando paso a paso el espacio. En este sentido, el triángulo del trabajo (compuesto por la zona de almacenamiento, la zona de cocción y la zona de lavado) es un concepto clave para entender cuál es la distribución ideal de estos elementos en nuestra cocina y para determinar si cuenta o no con un diseño óptimo. 

¿Pero cuál es el secreto para que este triángulo de trabajo, herramienta básica que guía la labor del interiorista, funcione? La fórmula más extendida es vigilar que la suma de sus tres lados no sea mayor a unos 8 metros. Esto quiere decir que la zona compuesta por el refrigerador y el almacenamiento en seco, la zona formada por el lavavajillas y el fregadero y la zona de fogones y espacio para tratar los alimentos no estén demasiado alejadas entre sí. 

La distribución de las cocinas en L es una de las que mejor permite esta cercanía y buen aprovechamiento espacial. Y que lo haga, además, con múltiples posibilidades de diseño que embellecerán el espacio.  

Cocinas en L: ideas de diseño 

Son ideales para las casas de líneas más modernas. Triunfan con el estilo minimalistas, el estilo industrial y el estilo nórdico. Pero, al mismo tiempo, son tan camaleónicas que podrían encajar con cualquier otro estilo decorativo. Resultan ideales cuando necesitamos ganar metros en viviendas de pequeño formato y admiten tanto la verticalidad como la horizontalidad para organizar su almacenaje. Con un plus en la decoración y en la elección de las luces, nuestras cocinas en L serán la sorpresa para los invitados. Déjate inspirar por nuestra selección. 

Cocinas abiertas 

Nos encanta el efecto visual de las cocinas en L cuando tienen un lateral abierto al comedor o al salón. Encajan con cualquier estilo decorativo, permiten jugar con los espacios y añadir, por ejemplo, una isla o una mesa a la parte central, son tan amplias que podemos formar en ellas un pequeño equipo de cocina entre más de una persona sin temor a entorpecernos, son las que presentan mayor plasticidad ante la necesidad de reformas y la mejor alternativa si nuestra cocina es de pequeñas dimensiones y queremos ganar espacio. 

Cómo cuidar la luz y la ventilación  

La luz natural es una principal aliada en diseño de interiores a la hora de hacer que un ambiente resulte amplio y acogedor. Los grandes ventanales en tu cocina lo hacen posible y te darán la alegría y vitalidad necesaria para inspirarte con tus mejores recetas. Además, son estupendas para contribuir a la ventilación de la estancia, sumada a la acción de una buena campana extractora, evitando la acumulación de humos y malos olores. Para ello, te sugerimos que ubiques el horno y la zona de cocción junto a la ventana cuando diseñes tu cocina en L. 

Si no cuentas con la posibilidad de instalar un gran ventanal, debes cuidar entonces la iluminación artificial de tu cocina con mayor motivo. Nuestra recomendación, para cocinas con una clara apuesta moderna y minimalista, es que coloques la luz bajo los muebles. Es un elemento ideal para hacer que destaquen y que, además de atractivo, resulta muy cómodo a la hora de cocinar. 

Cómo suavizar las líneas de las cocinas en L 

En el interiorismo triunfan los contrastes. Por ello, si quieres romper con la linealidad de tu cocina en L porque puede resultarte demasiado monótona, introduce elementos disruptivos con formas redondeadas en la decoración. Por ejemplo, una gran idea es elegir una buena mesa de comedor redonda, de tamaño generoso y en madera para un aire fresco y acogedor. 

Cómo aprovechar el espacio en altura 

La distribución en L es el fetiche de las cocinas de inspiración minimalista, de las cocinas de estilo nórdico y, también, de las cocinas industriales. Estas últimas, con una apuesta clara por dotar el espacio de amplitud y de un cierto efecto nave con la gran altura de los techos, son ideales cuando necesitamos que nuestra cocina crezca en vertical para poder ganar en almacenamiento y espacio disponible. 

Así que, si tu cocina en L está atravesada por grandes vigas, es la ocasión perfecta para optar por un estilo industrial: incluye una gran mesa de comedor como protagonista, deja que cuelguen del techo grandes lámparas, combina un mobiliario en madera con revestimientos en bruto para las paredes (el microcemento, el ladrillo o la madera son perfectos para este estilo) y aporta el toque más hogareño con los detalles decorativos: utensilios de cocina en madera, plantas naturales en cada rincón de la estancia y cuadros y accesorios minimalistas adornando las paredes. 

Para aprovechar la distribución en vertical, instala la despensa en una de las paredes, de suelo a techo: una parte llena de alacenas puede quedar de lo más estético en tu cocina en L de estilo industrial. Elige, como detalle ganador, botes de cristal para almacenar los alimentos a granel que sirvan, al mismo tiempo, de orgánicos elementos decorativos. ¿Te gusta el resultado tanto como a nosotros? 

Recuerda que las cocinas en L son una solución ideal para distribuir la zona de trabajo en la estancia de manera óptima. Pero que no te engañe su extraordinaria funcionalidad: no tienen por qué sacrificarse en diseño. Jugar con el mobiliario, el revestimiento y la decoración en el diseño te permitirán recrear tu estilo favorito en el ambiente y disfrutar horas y horas en la que será una de tus estancias favoritas de la casa. 

¡Disfurta de tu nueva cocina y planea bien el espacio!