jarra transparente frente al cielo estrellado

La decoración de las habitaciones infantiles es muy importante. Cuando se acerca la llegada del bebé además de tener preparados todos los accesorios para su higiene es importante que cuente con un espacio agradable. Textiles, diseños y sobre todo buena iluminación. Tanto la luz natural como la artificial es muy importante en la habitación de los bebés, también por la noche cuando los bebés necesitan una pequeña luz para sentirse más seguros. Una luz quitamiedos resolverá este problema y al mismo tiempo servirá de una decoración bonita.

Las luces quitamiedos son muy comunes en las habitaciones infantiles. Las lámparas de este tipo ayudan a que los peques se acostumbren a dormir solos y sin miedo durante la noche. Al ver una pequeña luz se sienten más protegidos de la oscuridad.

¿Cómo elegir una buena luz quitamiedos?

Además de contar con una luz quitamiedos bonita es importante que también tengan otras características:

  • Que sea segura y que tenga garantías y certificados adecuados
  • Que sea pequeña para que el niño no se acostumbre a demasiada luz
  • Que tenga un temporizador para que no esté encendida toda la noche
  • Que tenga una forma más infantil para que les llame la atención

Tipos de luces quitamiedos

Existen multitud de modelos de lámparas quitamiedos. Dependiendo del estilo que tengamos en la habitación del peque, podremos elegir una luz u otra. Estas son algunas de las formas de lámparas más populares:

  • estrellas
  • nubes
  • unicornios
  • ositos
  • lunas

¿Es mejor elegir la luz cálida o fría?

Una de las dudas más frecuentes de los padres, es qué tipo de iluminación elegir para los bebés. Sobre todo con las luces quitamiedos existe un amplio debate, ya que a veces solemos dar prioridad a la estética y no a la luz que transmite al bebé. Tradicionalmente se ha considerado siempre la luz blanca o fría como la mejor, pero no es así. Este tipo de luces son adecuadas por ejemplo para estudiar o para lámparas de techo. Sin embargo, cuando queremos tener una luz de ambiente y ayudar a conciliar el sueño es mejor optar por luces de color naranja. Al ser mucho más cálidas y suaves, ayudan a relajarnos fácilmente.

Otros tipos de quitamiedos: música relajante para bebés o peluches

Además de las luces quitamiedos hay otros métodos para que los bebés puedan conciliar el sueño. Uno de ellos es la música relajante para bebés. La música nos ayuda a todos a desconectar, a relajarnos…Pues a los bebés igual. Los expertos aseguran que cuando queremos que los bebés se relajen es mejor contar con una música relajante, con ritmos lentos y muy tranquilos. La música clásica es una de las preferidas por los bebés ya que los instrumentos y el ritmo les ayuda a tranquilizarte. Un consejo: prueba antes la música y siente si verdaderamente te relaja. Si lo consigues con esa música, entonces será perfecta para el bebé.

Los peluches son otros de los accesorios que más les gustan a los bebés. Al igual que la luz quitamiedos, tiene un efecto protector en los bebés. Con los peluches, los bebés se sienten sin miedo, por eso les gusta tanto. No se trata de llenarles la cama de peluches, simplemente añadirle alguno cerca para que no se sienta solo.