familia de osos panda de peluche en un tipi en la habitación de niños

Muchas madres se divierten mucho instalando un cuarto para su hija. Aquí de verdad puedes dejar volar tu imaginación y crear un mundo fantástico para tu hija usando unos objetos decorativos o accesorios, tanto como un diseño creativo de paredes y muebles. Y lo mejor de todo es que tu niña también puede tomar decisión cómo debería ser su habitación ideal. Antes de empezar a crear su mundo de sueños, es importante tener en cuenta que sea una concepción general armoniosa. Es mejor que tengas en la cabeza un estilo deseado y luego lo combinas con el de tu hija. Con nuestros consejos, amueblar una habitación de niña no podría ser más fácil. ¡Déjanos inspirarte!

Los pasos más importantes amueblando la habitación de niña para tu hija

Primero, piensa en lo que tu niña necesita de verdad. ¿Un escritorio? ¿Un pequeño rincón de belleza? Es mejor repasar sus gustos y aficiones, pensando tambiñen en el futuro.

Luego, pídele ideas para el diseño y la decoración de la pared y pregúntale de nuevo qué es lo que le gusta en la actualidad. Asegúrate también de que la decoración de la habitación de niña no sea demasiado elaborada y costosa. ¡Los gustos de niños pueden cambiar rápidamente!

Al final, elige el mobiliario y la decoración adecuados junto con tu niña. Si haces compras en línea, una idea genial es imprimirlo todo y pegarlo en un tipo de collage para ver cómo te gusta la combinación.

estentria pequeña y silla de ratán blanca en habitación de niños

Un espacio individual en la habitación de tu niña

La habitación de niña debería ser un lugar donde ella se sienta lo más cómodo posible. Aquí se puede divertir jugando o retirarse, no importa lo grande que sea la habitación. Con los muebles y accesorios adecuados, incluso las habitaciones pequeñas pueden convertirse en el lugar mágico de las niñas. También puedes diseñar la habitación según algún tema específico, que luego se utiliza como una base para la decoración. El tema elegido depende enteramente de tu hija. Lo mejor que puedes hacer es preguntarle qué exactamente le gusta y qué quiere. Igualmente le podrías sugerir algunos mundos temáticos como por ejemplo la naturaleza con flores, sus animales favoritos, princesas o incluso su película preferida.

Hay muchos trucos geniales para guardar todo lo necesario en la habitación de niña. Elige por ejemplo una cama del desván con un escritorio integrado donde la parte inferior tal vez podría ser decorada como una cueva de retiro. Otra idea práctica es usar las esquinas y las superficies de las paredes como un espacio de almacenamiento ,con estantes de pared que deberían colgarse a la altura adecuada para tu hija.

Colores armoniosos y materiales de alta calidad

Sin duda, los colores juegan un papel muy importante en la habitación de cada niña. Elige tonos claros y agradables o pasteles que armonicen bien y que no provoquen una sobrecarga sensorial. Los colores de la misma familia de siempre van muy bien juntos. Pregúntale a tu hija que colores prefiere, ya que a ella le gustaría sobre todo la habitación hecha a su gusto. Si no quieres arriesgarte a tener que pintar otra vez, lo ideal es poner las pegatinas de pared o los papeles pintados que son fáciles de quitar. ¡Así crearás un interior alegre y creativo! Aquí deberías optar por materiales resistentes, libres de contaminación y de alta calidad, como madera maciza y algodón para el mobiliario, para unas piezas bonitas y sólidas al mismo tiempo.

¡A tu chica le encantará eso en su habitación de niña!

  • Dato 1: ¡Las niñas aman todo lo que se ve hermoso! Desde sus ídolos de películas hasta la Barbie o el maquillaje. Deja volar tu imaginación: usa unos carteles de los personajes favoritos de tu hija, un tocador o estampados de Barbie, también añade algunas flores. ¡Aquí tienes que ser creativo!
  • Dato 2: Cada chica sueña con sentirse como una princesa. Haz un pequeño reino en su habitación de niña, jugando con el brillo y glamour.
  • Dato 3: Suena como un cliché, pero es así: el rosa es un gran color para decorar la habitación de niña. Pregúntale qué tono de rosa le gusta más, ¿será el rosa claro o el fucsia?

Muebles atemporales

Elige unos muebles atemporales y sencillos, por ejemplo, los de madera natural o blanca, que puedan combinarse fácilmente con diversos accesorios. Así puedes quedarte con las piezas incluso si algún día tu hija quiere cambiar el estilo de su cuarto. Usa, por ejemplo, los muebles de estilo escandinavo, que se pueden reestilizar fácilmente, ya que su diseño limpio los hace adecuados para casi todos los estilos.

Un ambiente de bienestar divertido

El objetivo de amueblar la habitación de niña para tu hija es crear un ambiente tanto acogedor como creativo para sentirse completamente cómoda y divertirse mucho. Aquí tu hija va a pasar mucho tiempo pintando y haciendo manualidades en su escritorio, leyendo en su rincón de lectura, jugando y a la vez descansando en su cama. Entonces, ¡une las fuerzas con ella para crear un espacio alegre!

Decoración bonita e iluminación versátil

Cajas de colores con motivos bonitos y estampados alegres son una buena respuesta a los deseos actuales de tu hija. ¡Pon algunos acentos coloridos en su habitación! Las cajas aseguran el orden y se pueden reemplazar fácilmente si tu hija ya está harta del diseño actual. Los cojines decorativos hermosos también aportan un ambiente acogedor. Sin duda, tu hija disfrutará de fotos enmarcadas y carteles con sus motivos favoritos.

La iluminación en la habitación de niña siempre debería ser clara para poder ordenar y pintar, así como acogedora para relajarse. Una lámpara de techo y lámparas de pie y de mesa son ideales para alcanzar la iluminación necesaria. Con innumerables variantes de diseño, seguramente encontrarás hermosas pantallas con motivos adecuados. Una guirnalda de luces LED con unas linternas pequeñas y bonitas sirve de decoración y una fuente de luz delicada a la vez.