Accede a las mejores marcas hasta -70%

Accede a las mejores marcas hasta -70%

Decoración de una habitaición infantil

¿Mantener la habitación de tus hijos en orden te parece imposible? ¡No te preocupes, con nuestros consejos para la organización de una habitación infantil va a ser más fácil de lo que piensas! La clave es tener muebles adecuados y opciones para guardar todo lo que tus hijos necesitan. Los niños tienen un sentido del orden diferente a lo de los adultos, y por eso necesitas un tipo de almacenamiento original que ayudará a mantener el orden. De esta manera, los pequeños aprenderán a colocar su habitación de manera divertida.

Nuestro consejo: sobre todo al principio es mejor ordenar junto con tus hijos y mostrarles lo fácil que es. Con el tiempo, se darán cuenta de que encuentran sus jugetes favoritos mucho más rápido.

Si juegas lo suficiente mientras eres pequeño, te llevarás tesoros contigo podrás aprovechar toda tu vida.

Astrid Lindgren

Opciones en diferentes tamaños para una habitación infantil

Con cajas, cestas, bolsas, cofres… puedes junto a tu hijo mantener rápidamente el orden su habitación. Los objetos pequeños y grandes tirados en la habitación desaparecen, creando espacio de nuevo. Con muchos diseños diferentes, desde los más sencillos hasta los más llamativos, te garantizamos que encontrarás los elementos de almacenamiento ideales para organizar una habitación infantil. Por ejemplo, elige objetos en su color favorito o con motivos infantiles. De esta manera se crea un ambiente relajado, elegante y acogedor. Asegúrate de tener opciones originales ¡Así creas una atmósfera de alegría su habitación!

Armarios, estanterías y otros espacios para la organización de una habitación infantil

Con el mobiliario y las instalaciones de almacenamiento adecuadas puedes crear el orden y mucho espacio libre para que tu hijo juegue y sea creativo.

  • Los armarios y cómodas son la base para una organización en una habitación infantil. Con perchas infantiles en colores brillantes puedes hacer brillar los ojos de tus hijos. En los armarios y las cómodas puedes guardar ropa, gorras, bufandas, juguetes… de forma ordenada.
  • Los estantes, por otro lado, son una buena manera de presentar juguetes decorativos o simplemente sus favoritos. Además, es un lugar perfecto para sus libros y peluches. Así los niños pueden guardar sus cosas sin dificultades.
  • Una estantería también se puede utilizar como un separador de ambientes. Esto crea un espacio adicional y también es práctico cuando tus niños comparten habitación.

Ahorra espacio y pon toques de color para la organización

Especialmente cuando la habitación de tus niños no es muy grande, vale la pena aprovechar al máximo el espacio. Un estante de esquina, por ejemplo, también es útil para ángulos oscuros que no se notan. Los cajones debajo de cama la son perfectos para no desperdiciar espacio.

No importa si la habitación de los niños es grande o pequeña, los colores siempre mantendrán tus niños de buen humor. Decide junto con tu hijo, si toda la habitación debe tener un tema, como el mundo de las hadas o una jungla, o si los elementos de colores individuales son más adecuados. Muebles de colores, una alfombra colorida o incluso una pared con papel pintado en el color favorito de tus hijos darán a las habitaciones un aspecto más alegre.