oficina en casa con un escritorio oscuro, lámpara de mesa, flores blancos y ordenador

El entorno a la hora de trabajar es muy importante. Ahora que pasamos más tiempo en casa trabajando, es el momento de adecuar la oficina. Te damos algunos consejos para que puedas acertar con la decoración de la oficina. ¡Toma nota!

El espacio de trabajo debe ser un entorno cuidado y con los mínimos detalles con el fin de que seamos más productivos. Trabajar desde casa ahora se ha vuelto casi un hábito, lo que implica tener un espacio acondicionado para ello. Esto no quiere decir que no podamos añadir pequeños accesorios decorativos. Te contamos cuáles son algunos de los que no pueden faltar en las diferentes zonas de la oficina al detalle.

Cómo decorar tu oficina en casa

Para decorar la oficina podemos empezar eligiendo la decoración de las paredes, seguir con la decoración de las estanterías y terminar con la decoración de la mesa de trabajo.

Cómo decorar las paredes

La zona de trabajo debe ser un espacio relajante y al mismo tiempo productivo. Debemos evitar objetos o formas que nos distraigan fácilmente. Por eso, con la decoración de las paredes debemos tener cuidado. Para conseguir un espacio en armonía y al mismo tiempo lleno de energía, podemos acudir a colgar en las paredes cuadros con frases motivadoras. Acompaña estas frases de imágenes relajantes que al mismo tiempo puedan decorar el entorno.

Para colgar los cuadros e imágenes que más nos gusten podemos crear un pequeño mosaico justo encima del escritorio. De esta forma, cuando estemos algo bloqueados estas frases llenas de energía nos inspirarán. 

Cómo decorar las estanterías

Las estanterías son otros de los accesorios de la casa que más usamos. Estos muebles nos permiten organizar nuestros libros, e incluso añadir nuestros recuerdos. Por eso, en la decoración de la oficina también deben estar presentes. Una buena decoración de las estanterías nos ayudará a organizar mejor los documentos del trabajo, y a contar con un espacio estiloso. Es importante que guardemos un orden en la oficina si queremos ser más productivos. En el caso de que tengamos reuniones, ya sean presenciales o por videollamada, también agradeceremos tener un orden en la oficina.

Cómo decorar el escritorio

En la zona del escritorio pasamos muchas horas, por lo que debemos siempre mantenerlo ordenado. Es importante contar con los elementos justos y necesarios, que aporten un toque coqueto, pero sin sobrecargar esta zona. Debemos pensar, que la mesa es nuestro lugar de trabajo, no la mesa de centro del salón, donde sí podríamos añadir más elementos decorativos. En los escritorios, con dos o tres elementos como alguna vela, jarrón u organizadores sería más que suficiente.

Cómo elegir el color de paredes correcto

En la decoración de la oficina no solo debemos tener en cuenta los estantes, la silla… ¡también el color! La elección del color en el espacio de trabajo recibe una especial atención, tanto en casa como en oficinas privadas. Por eso, y debido a la importancia de los colores, hemos recopilado en Westwing unos consejos útiles para el diseño de color de tu espacio de trabajo. Nos gustaría inspirarte con nuestras ideas.

Consejos para la elección de colores: acentúa la oficina y el lugar de trabajo

Las preferencias personales son importantes a la hora de la elección de los colores para la oficina. No obstante, tampoco se pueden ignorar las respectivas condiciones de iluminación de la habitación. La coordinación de la tonalidad deseada y las condiciones espaciales no es un aspecto insignificante cuando se trata de diseño de color. La iluminación de oficinas o lugares de trabajo también influye en el efecto ambiental resultante.

Antes de implementar el esquema de color deseado, debemos comprobar la aptitud y el efecto de los colores respectivos para la oficina. Por ejemplo, mediante muestras de pintura o de papel pintado. De este modo, podremos decidir tranquilamente si nos gusta el efecto de color en la luz natural y en la luz artificial.

Juego de colores: paredes con personalidad en la oficina

La oficina y el área de trabajo son una parte tan importante de nuestra casa como todas las demás habitaciones. Aquí te enseñamos una visión general de los colores más populares para espacios de trabajo y sus efectos:

  1. Colores fríos

    Los colores fríos transmiten una impresión más bien objetiva y funcional de la habitación. Tienden a tener un efecto calmante y de ampliación del espacio.

  2. Colores cálidos

    Los colores cálidos crean una atmósfera acogedora y estimulante. Tienen un efecto armonizador. Son especialmente adecuados para salas en las que se realizan actividades sedentarias.

  3. Tonos calmados

    Un color calmado o mezclado con tonos blancos irradia confort y tranquilidad.

  4. Amarillo

    El amarillo tiene un efecto cálido y es un color estimulante.

  5. Naranja

    El naranja tiene un efecto similar de estimulación y de dar calor. Es adecuado para oficinas de personas con profesiones comunicativas.

  6. Rojo

    El rojo tiene un efecto de señalización y promueve el uso moderado de la concentración.

  7. Azul

    El azul tiene un efecto relajante y ayuda a concentrarte en tus objetivos.

  8. Verde

    El verde tiene un efecto regenerador y vitalizante.

  9. Blanco

    El blanco es un color neutro que se percibe como claro y puro.

Dependiendo del matiz, los colores evocan diferentes sensaciones más o menos inmediatamente. Agrega a tu oficina el carácter colorido que deseas con una pintura de pared. ¡Y dale más color a tu lugar de trabajo!

La combinación de colores adecuada en la oficina

Imagina que nuestra oficina solo tuviera un color. ¡Qué aburrido! De hecho, la combinación de diferentes colores tiene una buena influencia en nuestro estado de ánimo y productividad en los espacios de trabajo. Los expertos en interiores recomiendan combinar un mínimo de tres colores de pared diferentes en la oficina. Elige un color predominante. Los otros dos colores para oficina deberían ser menos visibles en el espacio de oficina, úsalos por ejemplo como unos acentos decorativos. Si tres colores son demasiados, también podemos elegir dos colores centrales.