estanteria con función de mesa

En los últimos meses, trabajar desde casa se ha convertido en algo muy habitual para muchos. Sin embargo, es cierto que muchas casas no cuentan con espacios acondicionados exclusivamente para teletrabajar. Por eso, si te ha ocurrido lo mismo y necesitas crear un despacho en casa, en Westwing te damos algunas ideas para que te sientas cómodo, y muy productivo. ¡Comenzamos! 

Tener una zona de trabajo es imprescindible si queremos teletrabajar. Si cuentas con espacio suficiente en casa, te aconsejamos reformar alguna habitación y acondicionarla como despacho. De esta forma, podrás encontrar en casa un espacio adecuado y específico para trabajar.  

Despachos en rincones improvisados 

Ahora que tenemos que trabajar en casa, es el momento de adecuar el espacio. Si no tenemos una habitación específica para montar un despacho podemos buscar y adecuar algunos rincones improvisados. Te damos algunas ideas:  

Despacho en casa cerca del salón 

Si aún sigues yendo a la oficina, y de vez en cuando estás en casa una buena idea es añadiendo un pequeño escritorio cerca del salón. Es importante buscar una zona de trabajo que tenga muy buena luz natural y sobre todo que no sea un espacio de mucho tránsito, a pesar de estar cerca del salón.  

En cuanto al tipo de escritorio, que podemos elegir para el salón, uno de los más populares es el buró. Este tipo de muebles además de convertirse en mesa de trabajo, permiten organizar materiales de oficina, entre otras cosas.  

Despacho cerca del dormitorio 

Es cierto, que no es muy aconsejable añadir la zona de escritorio junto al dormitorio. Sobre todo, por el hecho de respetar las rutinas y que no afecta a nuestra calidad del sueño. Sin embargo, es cierto que al contar con una mesa de escritorio no tendremos que llevarnos el ordenador a la cama y por tanto, estaremos mucho más cómodos. Aprovecha algún espacio cerca de la zona de la ventana y añade una mesa con algunos cajones para archivar documentos. Si al final decides añadir un escritorio en la zona del dormitorio, ten en cuenta que es muy importante el orden, ya que estos espacios están más bien destinados al descanso.  

Si queremos diferenciar ambos ambientes, podemos hacerlo. Suele pasar lo mismo cuando montamos el vestidor dentro del dormitorio. En el caso del despacho podemos hacer el mismo proceso. Para hacer una división podemos acudir a estanterías, cómodas o una cristalera. También algunos textiles como las alfombras sirven para dividir ambientes fácilmente.  

Despacho en casa: zona del comedor 

Es otra de las zonas más elegidas para añadir un pequeño despacho en casa. O bien se aprovecha la misma mesa del comedor para usarla como escritorio o se añade alguna adicional cerca de la zona de la ventana. En el caso de que optemos por usar nuestra mesa de comedor principal, para el trabajo es importante contar con sillas que sean cómodas. Añadiendo unos cojines de asiento cómodos sería más que suficiente. Aunque también puedes renovar las sillas y optar por unas tapizadas, y algo más confortables.  

¡Organiza un despacho en tu casa en un instante!