Escritorio negro con una silla blanca en una oficina en casa

Aunque podamos trabajar desde casa, esto no quiere decir que no podamos decorar nuestra oficina. Uno de los estilos más populares en los últimos años es el moderno. Desde Westwing, si eres fan de este estilo, te enseñamos cómo adecuarlo a tu oficina. ¡Toma nota! Tener una oficina moderna en casa es posible. Simplemente, para conseguirlo debemos tener en cuenta algunos detalles. Eso sí, antes de ponernos manos a la obra debemos pensar algunos aspectos, elementos decorativos y colores que debemos incorporar en nuestra oficina. Te damos algunas claves:  

Una oficina moderna y minimalista 

Las oficinas modernas se caracterizan por contar con los mínimos detalles y muebles. Además, suelen ser muebles prácticos, funcionales y atemporales. Otra característica de las oficinas modernas es que cuentan con una gama de colores muy limitada. Por lo general, suelen ser colores neutros como el blanco, marrones, negros, grises o plateados.  

Decoración de una oficina moderna 

La ventaja de una oficina moderna, es que no necesita demasiados elementos decorativos. Muchos de ellos, al mismo tiempo, realizan una función en la oficina como por ejemplo las lámparas. Para enfatizar el toque moderno, podemos incluir una lámpara de sobremesa en plateado. También las sillas pueden ayudarnos a darle el toque moderno al espacio. ¿Y si añadimos una silla de escritorio transparente? 

Textiles en una oficina moderna 

Algo te sencillo como son los cojines pueden darle una nota de color sutil a nuestra oficina. Además, de esa pizca de alegría conseguiremos estar mucho más cómodos en nuestro lugar de trabajo. Si contamos con algún sofá en la zona de la oficina, podemos también añadir cojines. Eso sí, debemos intentar que combinen entre sí y vayan acorde al estilo moderno de la oficina.  

¿Una oficina moderna con plantas? 

La respuesta es sin duda, sí. Aunque hayamos preferido incluir un estilo moderno, no quiere decir que no podamos añadir plantas. Las plantas siempre son bienvenidas en todos los rincones de la casa. Y aunque a veces nos resulte algo costoso mantenerlas, nos aportan calma y bienestar. 

Un escritorio con protagonismo 

La clave del estilo moderno son las piezas que destacan por su diseño y elegancia. Dale a la mesa de escritorio el protagonismo que se merece en la oficina. Para ello, podemos escoger una mesa de cristal con patas de acero. Para evitar que la mesa se estropee, podemos añadir un tapete en el escritorio.  

El color de las paredes 

Los colores nos inspiran casi igual que los aromas. Por eso, es importante escoger bien los colores que queremos para la casa, y también para el espacio de trabajo. En una oficina moderna, el blanco es el rey absoluto, aunque también podemos ver pequeñas notas de color en elementos decorativos o muebles de oficina en tonos marrones, verdes oscuros, grises o negros. 

Incorpora unas piezas en estilo moderno en tu oficina