estanteria con botellas de vino

Si eres amante del buen vino, te recomendamos crear un rincón de bodega en casa. Te brindamos varias opciones, dependiendo del espacio de que dispongas, para que puedas disfrutar de una bodega bien organizada y con estilo. Desde botelleros integrados en la cocina, hasta cuartos dedicados por completo a las mejores bebidas. Además, te contamos los trucos de sumiller para conservar los vinos con el fin de mantener todas sus propiedades.

Dónde hacer una bodega en casa

Para que las botellas de vino se conserven en perfecto estado durante tiempo, lo suyo es que vayan tumbadas. Por eso a la hora de proyectar la decoración de una bodega en casa, el elemento principal serán los estantes o huecos en los que la botella quepa en horizontal. También es importante cuidar la temperatura ambiente y no exponer los vinos a la luz solar directa. Existen varios tipos de bodegas domésticas:

¿Te gustaría tener una casa de revista? Regístrate ya en Westwing y no te pierdas las rebajas de hasta el 70% para amueblar y decorar tu casa con estilo.

En el sótano

Es su ubicación ideal, ya que este emplazamiento propicia a las botellas la temperatura y la oscuridad idóneas para su correcta conservación. Si vives en una casa con varias plantas, puedes destinar el sótano como bodega, instalando soportes o haciendo huecos para las botellas en las paredes y reservar la zona central para comedor, con una mesa y sillas. ¡Hasta puedes poner un billar! Si el sótano no es muy grande, pon solo soportes para las botellas directamente en las paredes de ladrillo, una butaca y una mesita para degustar tu copa de vino mientras escuchas música. ¡Qué placer!

Bodegas subterráneas

Son bodegas en espiral instaladas debajo del suelo, en la cocina o el salón. Son todo un lujo reservado para amantes de la enología, con casas grandes en las que se pueda excavar para hacer el receptáculo acondicionado y aislado que albergará los vinos y a los que se accede mediante una escalera de caracol.

El hueco bajo la escalera

Es otro lugar de la casa donde colocar la bodega. Haz un mueble a medida, con los compartimentos para poner los vinos en horizontal. Puedes exhibirlos o bien poner puertas para tenerlos ocultos.

Una bodega con puertas acristaladas de vidrio

Este tipo de habitáculos son perfectos para casas amplias de estilo contemporáneo. Son habitaciones acristaladas donde se mantienen la temperatura, humedad y luminosidad ideales para los vinos, que se muestran sin pudor en un distribuidor o cocina de grandes dimensiones.

Una vinoteca integrable en la cocina

Si no tienes más remedio que almacenar tus vinos en la cocina (el lugar más cálido de la casa) hazlo en una vinoteca. Este electrodoméstico puede ser pequeño e integrable bajo la encimera o grande como un frigorífico, si tienes espacio.

Botelleros de diseño

Los hay de todo tipo y tamaños. Desde paredes completas con un sistema de ganchos para poner las botellas y que estas sean piezas decorativas, pasando por muebles de madera tipo enjambre, hasta botelleros metálicos transportables para poner sobre el office o la barra.

Cómo hacer una bodega en casa

Una vez hayas determinado su emplazamiento, deberás abordar otras cuestiones antes de escoger un tipo u otro de bodega:

  • ¿Cuántas botellas piensas almacenar? Este ítem determinará las medidas y huecos de tu bodega en casa.
  • Mantén la humedad en su punto: la humedad se debe mantener entre un 70-75% para evitar que los corchos de los vinos se sequen. En climas secos, un humidificador para mantener el nivel de humedad en la bodega ayudará a mantener las condiciones ideales de conservación. Ten un medidor de humedad para controlar los niveles.
  • Al guardar las botellas, recuerda que lo mejor es mantener el vino con el corcho hacia abajo, para que esté húmedo. Hay una excepción, los espumosos y cavas se guardan de vertical.
  • La temperatura ideal para una bodega en casa: la temperatura idónea de una bodega está entre 12 y 14º.
  • La iluminación, otra clave: una bodega debe ser oscura, ya que la luz puede dañar los vinos.
  • Realiza tu propio manual de tu bodega para tener perfectamente localizadas tus botellas, por años, tipos de vino, etc.
  • Las paredes de la bodega se recomienda que sean blancas y de cemento revocado o ladrillo natural. Mientras que el suelo idóneo es el de baldosas cerámicas porosas, de ladrillo macizo o cualquier otro material capaz de absorber humedad. Además es conveniente que no haya ventanas, pero sí respiraderos para una buena ventilación y evitar la formación de moho.
  • No guardes los vinos en cajas de cartón o madera para evitar que el vino se pique.

Ideas de decoración para una bodega

Una vez se hayan cumplido todos estos requisitos, puedes pasar a la parte más divertida: ¡la decoración de tu bodega en casa! Para ello, es bueno que conozcas las opciones más adecuadas, tanto de mobiliario como de complementos:

  1. Muebles hechos de madera: son perfectos para bodegas de estilo rústico y mediterráneo. Utiliza madera clara para tu botellero y así añadirás un poco de claridad al rincón oscuro donde deben mantenerse los vinos.
  2. Un mueble para el almacenaje de copas, decantadores, sacacorchos, termómetros y demás gadgets enológicos te será muy útil. Tipo vitrina, si impera el orden, o cerrado, para mantener una imagen más neutra.
  3. Instalaciones metálicas: si deseas una bodega de estilo moderno e industrial, las estanterías y soportes de metal ofrecen un aire muy actual y ligero a una bodega.
  4. Soportes de obra: si te va lo clásico, los muebles de obra, pladur o ladrillo visto son una alternativa muy auténtica.
  5. La iluminación debe ser suave, por lo que las lámparas o focos de la zona de la bodega deben tener bombillas led, que no emitan calor, y de tono amarillo, mejor que blanco. Unas velas darán con el ambiente misterioso de cava.
  6. Añade ilustraciones o cartelería adecuadas, que hagan referencia a la temática del vino.
  7. Si quieres rizar el rizo, piensa en una barra de bar con taburetes para poder hacer una cata con amigos.

Cómo decorar una bodega pequeña

La mayoría de veces no contamos con un sótano para dedicarlo al hobby del vino. Si vives en un piso pequeño, pero no quieres renunciar a tu bodega en casa, aquí van algunos consejos:

  1. Reserva un espacio en tus módulos bajos de la cocina para instalar una vinoteca.
  2. Justo encima, ya sea en estantes abiertos, un mueble cerrado o una vitrina, ten a mano y en orden las copas para los distintos tipos de vino. Además, guarda boles y tablas de madera para aperitivos y quesos, perfectos acompañantes de las catas.
  3. Señala esta zona tan especial de tu cocina con un letrero luminoso tipo bar retro.
  4. Un botellero metálico en dorado creará un rincón sencillo y chic para tus vinos.

Recuerda, el vino es un producto perecedero y su periodo de vida dependerá del entorno en el que se almacene. Con estos consejos para crear tu bodega en casa, tus mejores vinos estarán listos para descorchar y brindar. Y de paso, también se convertirán en piezas de decoración.