cine en casa

Con la incursión de nuevas plataformas de contenido audiovisual y el incremento del tiempo de ocio que pasamos en casa, tener un cine doméstico se hace casi obligado. Si eres un cinéfilo empedernido, serie-adicto o tienes peques en casa, te recomendamos acondicionar tu sala de estar o una estancia aparte como cine en casa. Con estos consejos, ¡te quedará de Oscar!

8 Tips sobre cómo hacer un cine en casa

¿Estás pensando hacer un maratón de películas o series pero no tienes el lugar adecuado? Te ofrecemos una serie de consejos para que crees tu sala de cine en casa, a la que no le faltará detalle. Túmbate en el sofá, ponte la mantita, coge unas palomitas y ¡a leer!

1. Un sofá con las plazas adecuadas

Los modelos rinconeros ofrecen un plus de espacio, tenlo en cuenta. Para escoger el sofá ideal, piensa en cuántos sois en casa, para que cada uno tenga su plaza. Si tiene reposabrazos, un buen respaldo y puffs para reposar los pies, os aportará mayor confort.

Una chaise longue o butaca de masaje

Si además te cabe una butaca o chaise longue aparte del sofá, mejor que mejor. Estas piezas suelen ser más ergonómicas.

2. Cojines y plaids

Son los elementos decorativos perfectos para añadir comodidad a tu sofá. El plan sofá, peli y manta es irresistible.

¿Te gustaría tener una sala de cine acogedora? Regístrate ya en Westwing y no te pierdas las rebajas de hasta el 70% para amueblar y decorar tu casa con estilo.

4. Ambienta el salón

La sensación que proyecta una sala de cine es difícil de igualar. Por eso, no escatimes en la ambientación de la estancia donde gozar de una buena peli o maratón de series. Apaga luces, cierra puertas, imprime entradas de cine para los asistentes, enciende un difusor con aceites esenciales… Así recrearás la atmósfera mágica que se respira en un cine de verdad.

5. Bandejas y boles para los aperitivos

No olvides las palomitas, chuches o chocolatinas preferidas. Disponlas en bandejas o boles individuales y así no habrá manotazos que interrumpan el hilo de la película. ¡Ah! En la mesa de centro también dispón de los vasos o tazas para agua, refrescos o bebidas calientes y pajitas reutilizables, por si os asalta la sed.

6. ¿Televisor o pantalla y proyector?

Lo más común es tener una Smart TV de pantalla extraplana en el salón. En este caso, su tamaño importa ya que cuanto más grande, más sensación de cine en casa. Pero no todo vale, ya que las pulgadas de tu televisor deben escogerse teniendo en cuenta el espacio y la distancia que hay entre la tele y el lugar de visionado. Si tienes una distancia entre tele y sofá de menos de 2 metros, tu televisor HD debe ser de 24 pulgadas y si es 4K, de hasta 55 pulgadas. Entre 2 y 3 metros, 32 pulgadas si es HD y 70 pulgadas si es 4K. Entre 3 y 4 metros, 40 pulgadas si es HD y 90 pulgadas si es 4K. Esto te servirá como guía para elegir el modelo adecuado y disfrutar de la mayor calidad de imagen.

Si realmente quieres una experiencia 100% cinematográfica, opta por una pantalla y proyector. Existen proyectores de todas las gamas y precios, en dimensiones de 60 a 120 pulgadas, incluso 3D, para sumergirte aún más en la película. Casi todos los modelos ya vienen con resolución Full HD, que ofrece un gran nivel de detalle para uso doméstico, con un mínimo de 1920 x 1080 píxeles, para disfrutar de una buena imagen. También puedes apostar por un proyector Full HD con entrada HDMI para conectar al portátil y con el que también puedes ver películas con muy buena calidad.

En cuanto a las pantallas, puedes elegirlas desde la más sofisticada, con motor para bajarla y subirla con un mando a distancia, hasta versiones que se fijan a la pared, de pie o enrollables. En este caso, la distancia de visionado debe ser de, al menos, 1,2 veces el ancho de la pantalla. Las medidas más habituales de pantalla son de 120 pulgadas (formato 16:9) o de tipo Cinemascope (formato de 2:39). El proyector se coloca centrado en el techo de la sala y a una distancia media con respecto a la pantalla, porque si lo alejamos demasiado la imagen pierde nitidez. Para una pantalla de 120 pulgadas, por ejemplo, el proyector debe estar a 2,5 metros de esta.

¡Descubre nuestras listas con las mejores películas románticas, películas de Halloween y películas de Navidad para ver en tu nuevo cine en casa!

7. Sistemas de sonido envolvente

Los equipos de sonido más realistas y profesionales son los multicanal, que incluyen el certificado THX y calidad Dolby Digital, con los que conseguirás el sonido perfecto. Solo tendrás que situar los altavoces orientados hacia donde estés: uno a cada lado de la pantalla, otro enfrente, el subwoofer junto a la pantalla y los otros dos, detrás de tu sofá o asiento. Si no quieres llenar tu salón de aparatos, las barras de sonido Bluetooth son una buena alternativa. Si puedes, apuesta por un ‘home cinema’ inalámbrico, con la conectividad de los altavoces a través de Bluetooth, Wi-Fi y USB. Y fuera cables.

8. Insonoriza las paredes

Los paneles aislantes para evitar que el sonido salga o penetre desde el exterior te ayudarán a crear una experiencia sonora óptima. Estos paneles se suelen combinar también con materiales absorbentes.

9. La iluminación ideal

Unas luces perimetrales recrearán el efecto de un cine real. Si colocas luz tenue detrás de la pantalla, la vista no se cansará. Para un ambiente espectacular, nada mejor que luces de ambiente que cambien de color.

Y por último, un sabio consejo: los sistemas de audio y video han de ser fáciles de usar. Escoge aparatos de uso intuitivo para que todos los miembros de la familia puedan utilizarlos sin demasiada dificultad.

¿Dónde ubicar mi cine en casa?

Si no tienes claro dónde montar tu cine en casa, aquí tienes algunas ideas:

  • Salón: suele ser la estancia de las casa donde la mayoría disfrutamos de las series y películas.
  • Sala de ocio: si vives en una casa grande, puedes crear una sala de cine en casa, con todas las comodidades, tipo pantalla fija, butacas, etc.
  • Sótano: este puede ser otro buen lugar para un cine en casa, ya que suele estar bien aislado y procura una sensación muy parecida al cine real.
  • Garaje: puede convertirse en una sala de cine ocasional, gracias a sus generosas dimensiones y diafanidad.
  • En el exterior: con la llegada del buen tiempo lo de disfrutar de una buena película al aire libre, bajo el cielo estrellado, comiendo palomitas y granizados, es todo un planazo. Crea una atmósfera agradable con cojines, puffs, colchonetas o mantas, sirviéndote de mesitas bajas u otros muebles para apoyar la comida y las bebidas, así como velas o farolillos para conseguir una iluminación tenue y mágica.

Móntate tu espacio ideal para disfrutar del mejor cine en casa con nuestros consejos. ¡Acción!

Todo lo que necesitas para tu cine en casa