Para comer, relajarse, o como un casi jardín improvisado. Los patios se han convertido en los espacios más deseados en los últimos años. Aunque tengas un mini patio, puedes darle un giro y convertirlo en el patio más bonito y con encanto de la ciudad. ¿No te lo crees? Entonces es que aún no has descubierto todo lo que tienen preparado nuestros expertos en decoración de Westwing. Inspírate con estas ideas y pasa de un patio sin nada de encanto, a un superpatio, ¡y con los mismos metros!

Cómo conseguir un patio con encanto

Los patios de las casas son espacios que tienen su complejidad. Son rincones sin vida, algo apartados de las casas, y a veces con poca intimidad. Eso sí, cuando les cogemos el truco de estilo, conseguimos un patio lleno de encanto, paz y relajación. ¿La clave? Ser realistas, ajustarse a los metros que tenemos, y encontrar piezas que se adaptan a nuestro entorno. Pero, ¿por dónde empezar? Para conseguir un patio lleno de encanto, y llenarlo de luz hay que ir paso a paso.

Buena iluminación

Lo primero es apostar por una buena iluminación. No hay exterior, que no deba tener una buena luz, tanto natural como artificial. Los patios que lucen un encanto especial, es porque en cierto modo cuentan con bastante luz. Las guirnaldas, las velas LED, e incluso los farolillos son algunas de nuestras opciones preferidas para decorar un patio con encanto. Además, con las luces no solo ganaremos luz, y confort, sino que además tendremos visualmente más amplitud. Por eso, te recomendamos que añadas las luces de forma estratégica, es decir en aquellos puntos del patio que quieras dar más profundidad.

Zona para refrescarse

Los patios deben ser magia, pero también prácticos. Cuando llega la temporada de verano, y si tenemos la suerte de contar con un patio, hay que aprovecharlo para añadir una zona donde refrescarnos con la llegada del calor. Si no hay espacio suficiente o tenemos un rincón en desuso, lo mejor es apostar por una ducha de exterior. Así cuando haga mucho calor, -y a falta de una piscina-, la ducha nos ayudará a soportar mejor los meses de verano. Además, nos servirá también para regar cómodamente las plantas que pongamos en el patio.

Sofás esquineros

¿Quién no quiere un patio para relajarse? Si no quieres desperdiciar ni un centímetro del patio, lo mejor es apostar por un sofá en ‘L’. Ahorrarás hueco y además, podrás disfrutar de un rincón a todo confort y lleno de encanto. Añade algunos cojines que sean acolchados para darle un plus de comodidad a este espacio.

Aromas

No hay nada con más encanto que añadir aromas a la casa, y más nos gusta en el exterior. Añade algunos de tus aromas favoritos a la zona del patio, y disfruta de tus desayunos durante el fin de semana rodeado de una buena fragancia. Incluso pueden ser aromas naturales derivados de plantas como la lavanda, una opción que además ahuyenta también a los mosquitos en verano.

Plantas, las protagonistas

Las plantas son las protagonistas en los patios de interior. Aportan encanto natural, y siempre son necesarias. Las plantas con flor ayudan a relajarnos y además, nos permiten dan un toque de color y encanto a los patios de interior.

Decora tu patio con estilo con estas alfombras