Descuentos de hasta -70% ¡Regístrate!

sofá azul con lámpara de pie y camarera

La palabra “hygge” (pronunciado ‘juga’) es un término de origen noruego que significa ‘bienestar’ y que ha sido adoptada por sus vecinos de Dinamarca para describir la filosofía danesa, que consiste en disfrutar de la felicidad y el placer que nos ofrecen las pequeñas cosas de la vida. Hoy en día el estilo de vida hygge ha alcanzado una gran popularidad entre lo daneses hasta convertirse en toda una tradición. Y ese ambiente positivo, procedente de las pequeñas cosas de la vida, se refleja mucho en la decoración de estilo nórdico, con accesorios llamativos e inspiradores que invitan a relajarse y a disfrutar de la vida en nuestro salón escandinavo.  

¿Quieres empapar tu hogar de la buena energía del estilo hygge? ¡Comienza por el salón!, uno de los mejores lugares para manifestar esa energía positiva. El salón suele ser el lugar más animado de la casa, donde recibimos a nuestros amigos y pasamos la mayoría de nuestro tiempo de ocio en casa. ¡Sorprende con un salón escandinavo hygge que desprenda positividad y despierte alguna que otra sonrisa! 

3 básicos para crear la base de un salón escandinavo hygge 

Blanco + madera de tono claro + colores pastel 

La madera en tonos claros combina fenomenal con el blanco y ambos conforman una de las mezclas preferidas del estilo escandinavo.  La región escandinava es conocida por tener poca luz, motivo por el que cual un salón escandinavo apuesta por el blanco o cualquier color claro para la pared, para aumentar la luminosidad del espacio. En cuanto al suelo, siguiendo el estilo escandinavo, muy anclado en los materiales naturales, triunfan los parqués de madera en colores claros. Y, sobre esta base luminosa creada por el blanco de las paredes y el color claro de la madera en el suelo, combina muebles de madera natural o pintada en blanco con accesorios en tonos suaves, en especial los pastel, ya que estos endulzan cualquier estancia con su aire delicado y potencian el ambiente hygge

Muebles con estilo que invitan al descanso en un salón escandinavo

Algo esencial en un salón nórdico es tener una zona cómoda y agradable donde todos puedan reunirse, que suele estar en el centro del salón y que será destinada a pasar horas con amigos y familiares comiendo, bebiendo y hablando.  

Para conseguir un look 100% escandinavo coloca en esta zona un típico sofá nórdico de líneas limpias y patas de madera inclinadas hacia fuera y alguna butaca con pies de madera, un taburete o un puf, lo cual te hará ganar, además, asientos extra. Para el centro opta por un set de mesas de café de madera de estilo nórdico y, para la zona de comedor, elige una mesa siguiendo el mismo estilo, con las patas de madera ligeramente inclinadas hacia fuera. Remata el look escandinavo con unas bonitas y cómodas sillas Eames. Para el almacenaje en el salón, elige un aparador de madera bajo y alargado. A juego con este, puedes fijar algún estante alto sobre la pared. 

Accesorios para crear la esencia hygge en cualquier salón escandinavo

Y aquí llegamos al tercer y último punto, que tal vez sea el más importante: elegir los accesorios clave que nos pongan de buen humor y transmitan la filosofía hygge en tu salón escandinavo. Aunque los escandinavos prefieran un diseño limpio y despejado, saben cómo crear un ambiente acogedor con unos cuantos elementos decorativos sofisticados. La elección de estos elementos dependerá de ti y de tus gustos, pero aquí te dejamos un listado de cosas que tal vez puedas incluir y que pueden servirte de inspiración para crear tu espacio hygge

  • Una alfombra o manta de pelo largo 

Las alfombras o mantitas de pelo largo son un elemento 10 para lograr un salón escandinavo hygge. Su mera apariencia ya nos transmite un sentimiento de calidez y bienestar, el summum de la filosofía hygge. 

Las más hygge son, sin duda, las que conservan la forma del animal que las vestía. La calidez que transmiten este tipo de accesorios es inigualable.  

  • Alfombras con diseños geométricos o de yute 

Si en el apartado anterior te decantaste por la mantita de pelo, aún te queda espacio para colocar una alfombra en tu salón. Para darle un toque de color y modernidad al espacio, puedes elegir una con diseños geométricos, o, si prefieres mantener un aire más natural, las de yute combinarán fenomenal con tus muebles de estilo escandinavo. 

  • Lámparas de diseño 

Las lámparas de diseño son clave en un salón escandinavo. Muchos de los diseños más populares provienen de Dinamarca, como, por ejemplo, las conocidas lámparas PH, diseñadas por el arquitecto y diseñador danés Poul Henningsen. Estas lámparas de aspecto futurista consiguen, a través de varias pantallas, difundir la luz con el fin de evitar los deslumbramientos y crear un ambiente más armonioso. 

En cuanto a las lámparas de pie, triunfan las lámparas trípode, que consiguen dar un aire muy acogedor a los espacios. 

  • Flores 

Los jarrones con flores dan vida y alegría al espacio. Elige jarrones de cristal, que dejen pasar la luz, y flores de colores para darle un toque colorido al espacio. 

  • Velas 

A los escandinavos les encantan las velas. Con ellas conseguirás potenciar un ambiente de paz y de tranquilidad, esencial para conseguir un look hygge en casa. Coloca velas grandes en frascos y velas alargadas en simples portavelas o en el cuello de algún jarrón de diseño, por ejemplo. 

  • Objetos decorativos para las mesas y estantes 

Un cuenco con deliciosos bombones de chocolate, un par de libros de fotos, arte o historia apilados, un artilugio para masajear la cabeza o una bonita escultura pueden ser objetos para decorar mesas y estantes, que empapen tu hogar del ambiente de bienestar hygge. ¡Atención de no recargar las mesas!, con un elemento o dos bastará.  

  • Detalles decorativos que sorprendan sobre las paredes 

Los vinilos decorativos, las luces de neón, las fotografías familiares artísticas, los carteles, textiles u otros objetos con mensajes positivos o frases inspiradoras son también ideales para conseguir un look hygge en el salón escandinavo. Dale un aire único a tu salón con uno de estos elementos decorativos y sorprende a tus visitas con algo que les haga sonreír.