Descuentos de hasta -70% ¡Regístrate!

Encimera de la cocina negra con base de madera y tomates en rama

El negro, como el oro y el cobre, ha llegado al mundo de la decoración pisando con fuerza y no parece que tenga ninguna intención de abandonarlo. De hecho, a cada nueva temporada decorativa, el color negro va ganando terreno y de los pequeños complementos ha pasado a “teñir” hasta las griferías y los muebles. Su última parcela conquistada: la cocina. La cocina negra triunfa y lo hace porque es bonita, elegante, aporta carácter y encaja en casa de cualquier estilo: puede ser una cocina de diseño, de frentes lisos y brillantes, hasta una de aire vintage muy personal o una de corte tradicional con sus puertas con molduras.  

Cocina negra para un espacio abierto

La tendencia actual de las cocinas open concept es ideal para disponer de una cocina negra. El negro es un color muy elegante que resulta perfecto para convivir con otros colores o materiales del resto del espacio, sea este un salón, un comedor o un office. ¿Tienes miedo de su peso visual? Aligéralo diseñando la cocina sin planificar armarios en la zona superior. De esta manera, el color negro solo estará en los armarios inferiores y no quedará a la altura de los ojos. O bien elige vitrinas en vez de armarios de puerta cerrada. Conseguirás que el espacio “respire”.

¿Otro truco para que las cocinas de color negro no se vean tan impactantes? Elegir puertas de grosor reducido, que se ven mucho más ligeras. Y cómo no, combinar los armarios negros con otros materiales de la cocina mucho más claros: desde paredes hasta encimera o suelos.

Si eliges una cocina negra, ¡acompáñala bien!

Para que una cocina negra se vea elegante y actual, necesita un entorno ideal. ¿Cuál es?

  • Azulejos blancos: los clásicos tipo metro le aportan carácter clásico o vintage.
  • Mosaico hidráulico: ideal para dar movimiento y dinamismo con sus dibujos a un color con tanto peso.
  • Paredes de ladrillo: crean un marco perfecto para las cocinas negras con aire industrial inspirado en los lofts de Nueva York.
  • Madera en bruto: perfecta para combinar con el negro y darle suavidad y calidez a la vez.
  • Mármol: otro material recuperado para convertirlo en un must de las cocinas actuales. Aplicado en la encimera es ideal para cocinas negras de diseño o de aire más tradicional.
  • Tiradores dorados: súper de moda. ¿Y por qué son una pareja ideal para el negro? Porque aportan pequeños toques de luz a un color que puede resultar apagado y con demasiado peso visual.

¿Puede ser luminosa una cocina negra?

¡Claro! Rodéala de paredes claras y harás que con el contraste se potencie la luz. Los tiradores también pueden dar su punto de luz a un frente negro: los puedes elegir dorados, como te decíamos antes; cromados, si quieres un estilo más urbano, o de porcelana blanca para un look más campestre o vintage. Por supuesto, si dispones de vitrinas en lo alto, no dejes de iluminarlas por dentro: conseguirás dar más claridad a todo el conjunto.  Y la encimera elígela clara, cuanto más blanca, mejor. La vista va hacia ella y compensará mucho la presencia del color negro. Eso sí, si tienes alma de chef, también puedes optar por elegir una encimera en acero; súper higiénica, sus reflejos darán luz al conjunto.

Las combinaciones que siempre triunfan

  • Para una cocina negra urbana y actual: apuesta por el negro combinado con el gris. No tienes por qué elegir todos los armarios en negro tizón. Puedes combinar unos en negro y otros en gris. Arriba, gris y abajo, negro. Elegante y discreta.
  • Para una cocina negra de estilo industrial: busca combinar superficies en negro con armarios en madera natural, por ejemplo.
  • Para una cocina negra de estilo clásico: que no falten las vitrinas, los tiradores de uñero metálicos y el mármol o la piedra sinterizada en blanco en la encimera.
  • Para una cocina negra de aire vintage: el mosaico hidráulico debe acompañarla siempre y los detalles con historia.
  • Para una cocina negra chic y sofisticada: la elección sería optar por un total black, es decir, apostar por el negro en armarios, encimera, incluso griferías, y con un acabado brillante, que aporta glamur.
  • Para una cocina negra de diseño: unos armarios en negro mate son ideales. Y para que sus frentes no sean un “nido” de huellas, elegirlos con acabado anti-huella.

Iluminación adecuada para la cocina negra

Una cocina negra sería ideal en espacios amplios y luminosos, eso es innegable, puesto que el negro tiende a empequeñecer las estancias, y la luz natural contrarrestaría este efecto. Así que, si cuentas con grandes ventanales que inunden de luz el espacio, el negro es una elección ideal para disfrutar de una cocina innovadora. Pero si no es así y necesitas iluminar a todas horas, el consejo sería elegir una iluminación de luz neutra o fría, puesto que la luz cálida puede generar espacios tristes.