Descuentos de hasta -70% ¡Regístrate!

Salón en color crema, sofá beige con cojines en crema

Luminoso, atractivo y elegante. El color crema es, (y seguirá siendo), uno de nuestros colores favoritos. Este color con un toque beis nunca pasa de moda. La calma, tranquilidad y paz que aportan a todos los rincones de la casa, lo convierten en uno de los colores preferidos a la hora de decorar. Te damos las razones por las que amarás el color crema año tras años.  

El color crema es una mezcla entre el blanco y el beis. Una mezcla totalmente perfecta y de lo más versátil. Una de las ventajas de este color frente al blanco es que da mucha más calidez. Esto es un punto muy a su favor, sobre todo en invierno, donde la luz y el frío hacen que las casas sean menos acogedoras. El blanco es un tono más frío que necesita de otros colores para aumentar su calidez.  

El color crema: un tono todoterreno 

No hay rincón que se le resista al color crema. Funciona muy bien en todos los espacios, pequeños o grandes, con luz o sin luz. Eso es lo bueno de este color que podrás incluirlo en paredes, muebles y accesorios decorativos. Combina además, con muchos colores dependiendo del estilo que busques. Si por ejemplo, buscas un estilo más rústico, combina el color beis con marrones más oscuros, materiales como la madera y estampados lisos o de cuadros y texturas sin mucha rugosidad. En el caso de que prefieras un estilo más shabby, lo ideal es que mezcles el color crema con toques pastel como el rosa empolvado. Los textiles serán tus mejores aliados para crear ese toque chic que estabas buscando.  

Verde agua, crema, y negro: el trío de ases 

Mezcla y gana. En decoración, hay que arriesgarse de vez en cuando para acertar. Una de las combinaciones que últimamente nos está enamorando es la que mezcla el color verde agua, el color crema y el negro. ¿Dónde? Pues prácticamente en toda la casa. Esta combinación es la alternativa perfecta a un clásico atemporal pero con un color tendencia. El verde agua, nos encanta por su sencillez y por ser mucho más suave que el azul marino. Además, es un color que con esta mezcla de tonalidades como el color beis y el negro, se puede introducir en casa durante todo el año.  

Combina los textiles en verde agua para dar más luminosidad, apuesta por sofás en color crema, y piezas de fibras naturales como pufs o alfombras. Dale ese toque de sobriedad con detalles en metal en mesas de centro o grandes espejos de pared. Con estos sencillos pasos conseguirás un look perfecto, acogedor y con mucho estilo.  

Exteriores en color crema 

Cuando llega la temporada de exterior comenzamos a ponerla a punto, desde los sofás y mesas de la zona de relax, hasta el comedor de la terraza. A la hora de decorar el jardín tenemos en cuenta los materiales, que sean resistentes a los agentes externos para que nos duren al menos varios veranos. Pero además, de los materiales también pensamos en el color que utilizaremos durante la temporada. Uno de nuestros favoritos en el exterior es el color crema. Da mucha luz y calma al exterior. Si lo cuidas bien podrás mantenerlo en perfectas condiciones durante toda la temporada. Puedes integrarlo en textiles como en la mesa. ¡Nos encanta!