Descuentos de hasta -70% ¡Regístrate!

suelo de madera para jardin

La madera es un material maravilloso, es natural, se adapta a cualquier estilo decorativo, no pasa de moda y con el tiempo, si está bien cuidada, gana todavía más belleza. Así que decorar tu balcón, terraza, porche o jardín con muebles de madera es mucho más que una buena opción. Sin embargo, no vale cualquier tipo de madera. Hay que tener en cuenta que la madera para exterior debe soportar el sol intenso, la lluvia, la nieve, los fuertes vientos, el salitre, los hongos o los xilófagos. ¿Sabes qué tipo de madera tiene esta capacidad? No te preocupes. Estamos aquí para ayudarte.  

Para playa o montaña 

Los exteriores de las casas de playa, al estar cerca del mar, suelen verse afectados por la humedad y el salitre. Es muy importante en estos casos, elegir muebles de exterior, tarimas, vallas o elementos como macetas de madera, realizados en un tipo de madera especialmente indicada para zonas húmedas. Y lo mismo podríamos elegir para los exteriores de una casa de montaña, donde deberíamos tener en cuenta también que fueran maderas protegidas contra los xilófagos, por ejemplo. Estamos hablando de… 

  • Teca: es un tipo de madera para exterior muy dura que aguanta muy bien las inclemencias del tiempo gracias a un aceite natural que la protege de la humedad y de los hongos, y que, con el aire, se oxida y le da un bonito color grisáceo.
  • Iroko: es una madera dura, resistente tanto a la humedad como a los xilófagos. De color claro amarillento, es muy parecida a la teca pero de menor coste. Se utiliza en muebles pero principalmente en suelos y vallas. Si pierde su color, algo que puede ocurrir con el efecto del sol, con una aplicación de aceite de teca se recupera su apariencia original.
  • Ipé: es una madera para exterior que se utiliza básicamente en suelos. Es muy resistente frente a la humedad, lo que la hace ideal para revestir áreas de piscina, y también frente a insectos y hongos.
  • Cedro: es una madera ligera que aguanta muy bien en el exterior gracias al aceite natural que tiene la misma madera y con el que se nutre. Soporta muy bien la humedad ambiental y resiste hongos y xilófagos.
  • Olmo: tiene un aspecto muy veteado y un color marrón claro con tintes rojizos. ¿Su característica más destacable? Que se trata de una madera para exterior muy resistente ante la humedad y la putrefacción.

A parte de estas maderas, hay otras que también funcionan bien en el exterior, aunque hay que tener algo más de cuidado con ellas y renovar su capa de protección con aceites o lasures cada seis meses. Son la acacia, el mango o la madera de paulownia.  

3 claves para mantener bien la madera para exterior 

La madera para exterior, por muy resistente que sea, siempre necesitará que le hagamos un buen mantenimiento. De estos cuidados dependerá que dure más o menos años en el mejor estado posible y que no pierda su color ni se agriete. Y todo se resume en 3 sencillas claves:  

  1. Saca el polvo a tus muebles de exterior y lávalos con agua y un poco de jabón neutro. 
  2. Protege tu madera para exterior con tratamientos como la aplicación de una capa de aceite de teca, de linaza, de barniz para exteriores –mejor al agua para cuidar el medioambiente–, de lasur o de pintura si quieres darle a la madera un tono distinto al suyo natural. 
  3. Intenta colocar tus muebles en una zona cubierta para que no tengan un desgaste continuado a causa del sol o la lluvia. Esto evitará que se agrieten o pierdan su color natural demasiado rápido. 

Y ahora que ya has visto los distintos tipos de madera para exterior más adecuados para tu jardín, ¿con cuál te quedas? Inspírate en los muebles y accesorios de exterior de Westwing y redecora tu terraza con cálida y acogedora madera para exterior para disfrutar del verano.