¿LISTO? ¡CONSIGUE HASTA UN 70% EN EL CYBER MONDAY SALE DE WESTWINGNOW!

Mesa auxiliar en aspecto microcemento Lesley

Si eres fan de las superficies continuas, sin juntas, el microcemento es tu material estrella. Posee numerosas ventajas, tanto técnicas como estéticas, y puedes aplicarlo en suelos, paredes, escaleras y encimeras. Otorga un look industrial a los ambientes y, dependiendo del acabado y color que escojas, también puedes darle un aire rústico, nórdico o 100% contemporáneo a tu casa. Es uno de los materiales de moda por el que no pasan los años. ¿Quieres conocerlo mejor? 

¿Qué es el microcemento? 

Es el material industrializado resultante de combinar cemento y resinas, que son las que le dan su flexibilidad. Más concretamente, se trata de un revestimiento decorativo compuesto a base de cemento, resinas, agua, aditivos y pigmentos minerales (la composición exacta depende de cada fabricante) que puede aplicarse en multitud de superficies verticales y horizontales gracias a su gran adherencia. 

¡No lo confundas con el cemento pulido! El cemento pulido es un material artesanal, elaborado en obra con cemento, arena y agua. Su aplicación es totalmente artesanal, con llana, y la mezcla se hace in situ, por el albañil. La mezcla se extiende sobre la solera de hormigón del forjado, en una sola capa de al menos 5 cm de espesor. 

Microcemento vs Cemento pulido 

Aunque el acabado estético del cemento pulido puede parecerse al microcemento, no es lo mismo. El microcemento es más rápido y fácil de aplicar. No necesita maquinaria ni herramientas pesadas en su instalación, conlleva menos obra, menos coste y menos tiempo. Es más ligero y posee menos grosor, por lo que no hay cargas estructurales. Se puede usar en cualquier estancia, no solo plantas bajas. No necesita juntas y no aparecen fisuras al secar. Se puede aplicar tanto en estructuras horizontales como verticales.  

¿Hay alguna ventaja del cemento pulido respecto al micrtocemento? La hay: el cemento pulido tiene un precio competitivo, variable según los metros a pulir con la máquina, entre 25-30 €/m². El microcemento es más caro; más adelante te desvelamos su precio €/m² instalado. 

Así que en este combate, el ganador indiscutible es el microcemento. De hecho, el microcemento es una evolución técnica del cemento pulido. 

9 Ventajas del microcemento 

  1. Renovación sin obras: este material de construcción destaca porque se coloca directamente sobre azulejos, pladur, baldosas, mármol, terrazo o yeso. Menos sobre parquet (la movilidad de la madera natural acabaría provocando fisuras sobre el microcemento), se puede aplicar sobre todo tipo de superficies preexistentes. Con apenas obra, se logra una rápida renovación de los espacios.  
  2. Superficies sin juntas: crea superficies continuas, por lo que es más fácil de mantener, y propicia un considerable sensación de amplitud en los espacios.  
  3. Mínimo grosor: a diferencia de otros materiales, su grosor es de tan solo 2-3 mm. Esto permite aplicarlo sin necesidad de rebajar puertas y, además, se nivela fácilmente. Aunque parezca mentira, a menor grosor, mayor es su resistencia.  
  4. Variedad de acabados que se adaptan a tu estilo: existen básicamente dos acabados: liso y rústico. El liso puede ser mate, satinado o brillante. El satinado es el más habitual y recomendado, porque es el que refleja más la belleza del material. Presenta un brillo sedoso y tenue, que varía según la incidencia de la luz. El acabado rústico, por su parte, al ser más rugoso, queda muy bien en casas de estilo rústico. También hay distintas texturas: gruesa, media o fina. 
  5. Paleta de colores amplia: según el fabricante, encontrarás una gama de colores más o menos extensa. Pero, normalmente, podrás escoger entre más de 30 tonalidades para tu superficie de microcemento. ¡Hasta tonos metalizados! Los colores del microcemento te seducirán.  
  6. Exclusividad: al aplicarse manualmente, tu superficie será única, no habrá otra igual, presentando más o menos aguas.  
  7. Indicado para exteriores e interiores: para el microcemento no hay fronteras. Puede aplicarse tanto en los interiores de casas y pisos, como en terrazas y zonas exteriores, sin problema.  
  8. Se adapta a cualquier estilo: es tan discreto, que queda bien en cualquier ambiente. Es la base neutra sobre la que luego aportar el estilo decorativo deseado.  
  9. Es muy higiénico: evita la proliferación de bacterias y gérmenes. Además, sin las juntas, no se acumulan áreas de suciedad, facilitando así la limpieza y desinfección. Se limpia con agua y jabón neutro.  

Suelos de microcemento 

Los suelos de microcemento forman parte de la categoría de pavimentos continuos, un recurso técnico y decorativo cada vez más en boga. Existen diversos tipos de pavimentos continuos, por lo que es conveniente consultar a un instalador especialista para que determine el más apropiado, según tu espacio y necesidades. 

Uno de los más utilizados en proyectos actuales es el pavimento continuo de hormigón impreso, un suelo realizado “in situ” partiendo de superficies de hormigón fresco, con el que se consigue un revestimiento superficial uniforme, resistente, duradero y coloreado. Sus principales características y beneficios son su durabilidad, resistencia a las agresiones, tan habituales en cocinas y baños o exteriores, y el fácil mantenimiento.  

El pavimento continuo proyectado permite diseños personalizados. Se basa en la combinación de un aglomerante (cemento y resina) que confiere el color de fondo y unas cargas minerales (vidrios y mármol) que le otorgan textura. En el campo de los pavimentos pétreos continuos, este tipo de productos permiten una total libertad formal a la hora de diseñar los pavimentos de todo tipo de interiores. Se puede crear cualquier dibujo y forma, utilizando perfiles y moldes, así se delimita el área deseada y se cambia de tono en la zona continua. Este sistema posibilita la reforma sin extraer el pavimento antiguo con un mínimo grosor adicional (1 cm). No presenta juntas, es difícil de rallar, ofrece el menor desgaste, una alta resistencia a la abrasión y mínima porosidad, por lo que casi no se mancha. 

Otro tipo de pavimento continuo, muy presente en lofts y construcciones modernas, es el de microcemento, que puede presentarse con diferentes acabados, ya sea pulido o con una capa de polvos especiales y resinas que lo hace rugoso.  

Dónde ponerlo 

Es un revestimiento continuo aplicable en suelos, paredes, escaleras, techos, piscinas e incluso mobiliario. Lo más habitual es encontrarlo en cocinas y baños. 

  • Microcemento en cocinas: en esta zona de la casa puedes optar por ponerlo en los suelos o como revestimiento de paredes, para traseras de zonas de aguas y fuegos. 

Consejo: aquí mejor protégelo con un cristal idóneo para traseras que soporte cambios de temperatura y humedad. Una encimera de microcemento le dará un aspecto único a tu cocina. Trátala con cuidado, poniendo tablar para cortar alimentos, ya que se puede rayar.  

  • Microcemento en baños: piensa que el microcemento no es impermeable por sí mismo, pero puede serlo si se utiliza un sellador como terminación y aplicarse de esta manera el microcemento en lavabos, platos de ducha, bañeras o zonas húmedas. 

¿Cuánto cuesta? 

Los precios del microcemento dependen del fabricante, pero se podría fijar una media de 70 €/m2.  

¿Cuánto tardan  en aplicarlo? Unos tres días de media, ya que esa un proceso artesanal y un tanto laborioso. Ten en cuenta que se aplican unas 8 capas y cada una de ellas necesita un tiempo de secado. Recurre siempre a profesionales especializados en la instalación de este tipo de superficies para evitarte disgustos.  

Sabías que… El microcemento se puede restaurar y pulir de manera periódica, como si fuera un parquet natural, y se deja ¡como nuevo! 

¡Subraya la belleza del microcemento con unos complementos decorativos!