salon y comedor blanco

Acaba el año y todos pensamos en esos propósitos para el que está a punto de comenzar. Lo que te proponemos es que no te olvides de tu hogar, al fin y al cabo, tu casa es tu refugio. Si estás a gusto en ella, te sentirás mucho mejor, y ese bienestar repercutirá en todos los aspectos de tu vida. No hay tiempo que perder. Simplemente piensa solo un momento en cómo puedes mejorar tu casa e incluye esas ideas en la lista de propósitos para el año nuevo. Seguro que con un pequeño esfuerzo consigues hacerlos realidad.

1. Una casa en orden

Una casa ordenada es mucho más cálida y acogedora. El orden transmite calma y ayuda a relajarse. Pero no siempre encontramos tiempo para dedicarnos a esta tarea. Por eso, debe ser uno de los primeros propósitos para el año nuevo.

¿Por dónde empezar? Por una buena limpieza.

Todos acumulamos un sinfín de objetos, ropa y enseres que no necesitamos. En lugar de guardarlos, hay que deshacerse de ellos, donarlos o venderlos. La gran ventaja es que dejaremos espacio libre en los armarios y, con más espacio, será mucho más fácil tener todo en perfecto estado de revista.

2. Pequeños detalles que cuentan

Un grifo que gotea, una puerta que no cierra bien o una lámpara que hay que cambiar. Son pequeños detalles del día a día en casa a los que no siempre damos importancia, vamos dejando pasar el tiempo y nunca encontramos tiempo para arreglarlos.

Es el momento de poner solución. Piensa que esos pequeños desperfectos a veces también implican un gasto en agua, en electricidad o en calefacción. Y qué mejor propósito para el nuevo año que ahorrar y estar más cómodos en nuestros hogares.

3. Un aire nuevo para casa

Las modas pasan, los gustos cambian y nuestras casas sufren el paso del tiempo. ¿Por qué no empezar el año dándoles un nuevo aire? Si tenías una reforma en mente, como cambiar los suelos o cambiar la bañera por una ducha, no lo retrases más.

Pero no siempre es necesario hacer obras. A veces son los detalles los que pueden transformar tu hogar: cambia los textiles, distribuye el mobiliario de otra forma, renueva algún accesorio de decoración o coloca plantas por aquí y por allá. Verás cómo tu hogar parece otro, y por muy poco.

4. Una apuesta por la eficiencia y la sostenibilidad

Mejorando tu hogar también puedes contribuir en ese objetivo común que es la protección del medio ambiente y de los recursos naturales. Gestos tan sencillos como dar una segunda vida a un mueble viejo pintándolo, cambiar ese grifo que gotea, pasarse definitivamente al LED o mejorar el aislamiento de la vivienda, aunque tan solo sea colocando burletes en puertas y ventanas, son importantes.

5. Creando rincones especiales

Hoy, más que nunca, las casas se conciben como lugares para vivir, no simplemente para estar. Si este año no has tenido tiempo, es el momento de que te plantees dar forma a tu pequeño oasis, ese lugar donde relajarte y olvidarte del estrés.

Puede ser un rincón de lectura, un pequeño espacio para manualidades, un lugar diseñado solo para jugar con los niños o una terraza con todo lo que necesitas para disfrutar sin hacer absolutamente nada. Piensa en eso que te hace feliz y proponte hacerlo realidad.

Son detalles que te van a ayudar a transformar tu hogar, a disfrutar de una casa mejor. Merece la pena incluirlos en tu lista de propósitos para el año nuevo y, sobre todo, dedicarles algo de tiempo para hacerlos realidad. Gracias a los consejos de nuestros amigos de Habitissimo, comprobarás que el esfuerzo ha merecido la pena.