Descuentos de hasta -70% ¡Regístrate!

cuarto de baño en blanco y negro con cortina de baño blanca

Las cortinas de baño son prácticas, eso es seguro. ¡En nuestra guía podrás descubrir cómo utilizar la cortina de baño como una decoración maravillosa! Especialmente en un cuarto de baño pequeño puedes crear con ella un ambiente más acogedor. Hay una gran selección de modelos diferentes. Decora las cortinas de baño con los accesorios adecuados: un bonito banco de madera, toallas y alfombras de baño en colores a juego, que pueden realzar aún más el ambiente de tu cuarto de baño.

Las cortinas de baño como piezas decorativs

Es una de las primeras cosas que vemos por la mañana: la cortina de baño es una de las piezas interiores que nos ayudan a prepararnos para el día. ¡No debes subestimar su importancia como elemento decorativo!

La cortina es un elemento muy llamativo en nuestro baño. Puede ser con bellos estampados, colores brillantes o detalles de ensueño.

Chic limpio

Una cortina de baño blanca se adapta perfectamente a un cuarto de baño con aspecto monocromo. Es una buena elección, especialmente para baños pequeños, ya que el blanco hace que la habitación parezca más grande.

Los tejidos y patrones más bonitos para tu cortina de baño

En primer lugar, las cortinas de ducha cumplen la tarea de mantener el agua en su sitio: ¡en la ducha! La mayoría de las cortinas de ducha están hechas de materiales hidrófugos, de lo contrario, la cortina estaría completamente empapada de agua. Puedes encontrar variantes de los siguientes materiales:

  • Cortinas de baño de lino de alta calidad
  • Cortinas de baño de algodón de colores
  • Práctica cortina de baño de vinilo

La opción más natural: Cortinas de baño de algodón y lino

¿Te gusta el diseño natural, incluso en la ducha? Entonces utiliza una cortina de baño hecha de tejidos como algodón o lino. Estos materiales son respetuosos con el medio ambiente y agradables al tacto. Una cortina textil suele tener una cara recubierta y otra no. El lado recubierto se dirige hacia la ducha para que las salpicaduras de agua puedan rodar fácilmente.

La opción simple: Cortina de ducha de poliéster

Práctica, hidrófuga y se puede lavar sin problemas en la lavadora. Las ventajas de una cortina de ducha hecha de poliéster son evidentes. Muchos modelos también te pueden sorprender con sus diseños creativos y colores interesantes.

La opción moderna: Cortinas de ducha de plástico  

Su aspecto es suave, brillante y práctico. El estilo es moderno y fresco. Una cortina de ducha de plástico o vinilo causa impresión en tu cuarto de baño, incluso si es el modelo transparente clásico. Un detalle práctico: se puede acortar fácilmente a la longitud deseada con tijeras.

Colores y diseños actuales para las cortinas de ducha

Te ofrecemos una amplia selección de diseños que van desde efectos de color iridiscentes, rayas en bloque, diseños naturales, hasta los motivos pop art. Puedes elegir entre muchos colores diferentes. Los clásicos de color, de marcas tan conocidas como Kleine Wolke, son el verde, el blanco, el gris y el turquesa. Pero la más amada sigue siendo la cortina de ducha transparente.

La cortina de ducha a juego para tu cuarto de baño  

¿Quieres una cortina llamativa que destaque del resto del diseño del cuarto de baño o un modelo que combine perfectamente con otros accesorios de baño? Si un cuarto de baño se ve inquieto por su construcción o su mobiliario, deberías elegir una versión que tenga colores apagados y tranquilos, como una cortina de baño en marrón. Esto se aplica, por ejemplo, a los baños con azulejos de colores. En cambio, en un baño recto y sencillo, la cortina puede ser de color más fuerte y más expresiva. Las cortinas de ducha claras o transparentes son perfectas para baños pequeños u oscuros. Además, no restringen el cuarto de baño, ya que una cortina de ducha transparente permite ver la pared que hay detrás, lo que hace que la habitación parezca más grande. Para otros tipos de baño se pueden elegir cortinas de baño de colores como el azul, el amarillo, el verde o los colores más elegantes como el gris, el negro o el antracita. ¿O qué tal una cortina de baño clásica en blanco?

Consejo: las toallas del mismo color que la cortina de ducha crean un aspecto armonioso en el baño.

No olvides preguntar por el tamaño adecuado de la cortina de ducha para tu cuarto de baño. Los tamaños comunes para una cortina de ducha son 180×180, 120×200, 240×180 y 240x200cm. ¿Tienes un baño con una combinación de ducha y bañera? Entonces recuerda que la cortina de ducha debería ser de la longitud total de la bañera. Si se trata de una ducha de pie independiente, la cortina de ducha redonda debería ajustarse al radio de la ducha.

Consejos de montaje de nuestros expertos

Primero determina la altura correcta. La barra de la cortina de baño debe ser lo suficientemente alta como para llegar hasta la cabeza. La cortina de debe extenderse muy por encima del plato de ducha o de la bañera. Si es necesario, opta por una cortina con longitud adicional.

Soportes para cortinas de baño

Todas las cortinas de baño deben estar bien atada. La opción más común es la barra de ducha. Una barra de cortina se fija a la pared con ambos extremos y la cortina, que suele estar provista de agujeros y anillos, se rosca en ella. De este modo, la cortina de baño se puede desplazar fácilmente hacia un lado o se puede sustituirla si sea necesario. Se puede optar por barras telescópicas, en las que la cortina de ducha se puede fijar sin necesidad de taladrar, o por barras de esquina. Éstas, sin embargo, se deben enganchar o fijar con tornillos y tacos. La barra de ducha tipo araña es otra variante para fijar las cortinas de ducha. Es adecuada para aquellos que quieren perforar lo menos posible: se fija a la pared trasera de la ducha de modo que los soportes sobresalgan de la ducha como las patas de una araña. La cortina de ducha se puede fijar en estas patas de araña, que tienen forma de gancho en la punta. ¡Elige la alternativa perfecta para tu baño!

Limpieza y cuidado: cómo mantener cortinas de baño limpias y frescas durante mucho tiempo

Una cortina de baño está hecha de materiales hidrófugos, por lo que es fácil de lavar. Las cortinas de baño textiles suelen estar hechas de poliéster, pero también de tejidos como algodón o lino. Las cortinas textiles de poliéster se secan rápidamente y suelen ser más eficaces que los productos de plástico. Una cortina de ducha de lino o algodón ofrece un aspecto bonito porque está hecha de un material natural. Las cortinas de baño deben limpiarse de residuos de jabón después de cada ducha con agua tibia. Hay que desplegarla a la hora secar, de lo contrario se pueden formar manchas de moho y hongos. Además, una cortina de baño debe lavarse una vez al mes, para que todos los residuos de jabón y los depósitos de cal se eliminen por completo. La mayoría de las cortinas de ducha se pueden lavar en la lavadora a bajas temperaturas en el ciclo de lavado de lana fina o de lana.

La ducha es un ritual diario después del cual te sientes limpio y fresco. Haz que estos momentos sean aún más hermosos con la cortina de baño perfecta. ¡En nuestra exclusiva selección de hermosas cortinas de Westwing encontrarás tu nuevo modelo favorito! ¡Diviértete navegando!