¡Qué placer tener tiempo libre! Cuando llegan esos ansiados días de vacaciones de verano, se nos abre todo un mundo de actividades: desde viajar hasta hacer deporte, pasar tiempo de calidad con los nuestros o, sencillamente, disfrutar del dolce far niente viendo las olas romper en la playa. Y es que hay tiempo para absolutamente todo. También para el DIY, una actividad estupenda para hacer sobre todo a esas horas del día en que el sol es demasiado intenso y estar en casa o bajo un árbol al fresco, resulta una idea más que apetecible. En este artículo vamos a hacer una pequeña lista de manualidades de verano para adultos y para niños que os solucionarán una tarde en la que no tengáis ningún plan concreto. Buena idea, ¿verdad? ¡Pues vamos a ello!  

1. Un minijardín para tus cactus

Solo necesitarás un centro de cristal, tierra, piedrecitas y un conjunto de cactus pequeños de diferentes tipos. El centro puede ser un bol abierto. Únicamente, tendrás que colocar la tierra, plantar los cactus y rodearlos de piedrecitas. Verás qué bonito queda. Una de las manualidades de verano para adultos más sencillas y decorativas que puedes hacer.

Regístrate ya en Westwing y no te pierdas las rebajas de hasta el 70% para amueblar y decorar tu casa con estilo.

2. Un jarrón para tus flores

Y de los cactus pasamos a las flores. Nunca deben faltar flores en casa. Los ramos siempre alegran la casa ¡y la vida! Y puedes hacer una manualidad de verano para que luzcan de forma original en tu casa. ¿Cómo? Creando tu propio jarrón de flores. Puedes coger un bote que te guste especialmente y forrarlo en parte creando cenefas con pintura para cristal o bien con washitapes. Los hay de colores y estampados diversos. Y en un abrir y cerrar de ojos tendrás un jarrón de lo más bonito y diferente para decorar cualquier rincón de tu casa.

3. Unos posavasos de cuerda

Esta es una de las manualidades de verano que más utilizarás porque las vacaciones de verano son un momento ideal para tomar un aperitivo en la terraza, el balcón o el jardín, y no está de más, tener posavasos con los que proteger los muebles de exterior. Para esta ocasión, necesitaremos una lámina de cartón en la que dibujaremos círculos de unos 10 cm de diámetro. Luego, con un cordón grueso y cola, iremos pegando la cuerda, creando una espiral desde el centro del círculo hacia afuera, de manera que no quede ningún milímetro de círculo por cubrir. Una vez acabados los posavasos, podemos dejarlos del color natural de la cuerda o bien decorarlos con pintura del color que más nos convenga.

4. Su nombre a lo grande

¡Esta es una de las manualidades de verano para niños que más les gustarán! En cualquier tienda especializada en arte o en material escolar, podrás encontrar grandes letras hechas normalmente o de cartón duro o de madera. Elige o la inicial o el nombre completo de tu hijo o hija y, juntos, decorarlas como más les gusten. Puede que quieran pintarlas de mil colores, forrarlas de divertidos papeles estampados o, para los más duchos en manualidades, hacerlo con un collage de fotos familiares. Cualquier idea será buena para firmar con unas grandes letras su habitación.

5. Abalorios con tesoros de mar

Un día de playa puede darnos mucho material para utilizar en una sesión de manualidades de verano para adultos y también para niños. Y es que con unas conchitas podemos hacer todo tipo de abalorios. Hay anillos ya preparados para poder pegar en ellos la concha más bonita que hayan encontrado tus hijos en la arena. Y con caracolillos podréis hacer desde collares a pulseras pasando un cordel del color que deseéis por el centro y añadiendo a la composición cuentas de color azul turquesa y doradas o plateadas para un look más playero.

6. Una pared con fotos del verano

Las vacaciones nos suelen dejar unas fotos maravillosas que, si no imprimimos, se quedan en el fondo del ordenador años y años sin que nadie las vuelva a ver jamás. ¿No sería bonito poder contemplar esos momentos mágicos de las vacaciones cuando queramos? Con esta manualidad de verano lo conseguirás. En el mercado podrás encontrar marcos de cartón listos para decorar como más te guste. Te proponemos que combines varios de ellos para poder hacer una composición de fotos en la pared. Forra cada marco con una tela distinta pero que todas guarden una relación entre ellas para que, juntas, queden armónicas. La relación puede ser un tono en común y sobre este tono, forrar algunos marcos lisos, otros estampados a topos, otros a rayas… ¡Es, sin duda, una de nuestras manualidades de verano favoritas!

7. Un pay pay para los días de calor

Se trata de una de las manualidades de verano para niños a las que seguro, seguro, les daréis más uso porque, cuando el calor arrecie, agradeceréis tener un abanico para daros un poco de aire. Solo necesitaréis depresores y platos de material biodegradable. Cogéis un plato, lo cortáis por la mitad y pegáis en el centro de la parte que haga curva, uno de los depresores de manera. Este se convertirá, así, en el mango necesario para coger el pay pay. Ahora, pintad por un lado y por otro el plato como más os guste. Una idea estupenda para seguir con la forma del pay pay es pintar los platos como si fueran tajadas de sandía. ¿El resultado? Unos abanicos muy veraniegos y divertidos.

8. Decora tu cesto para la playa

¿Cómo vas a la playa? ¿Llevas un cesto de mimbre? Pues aprovecha para darle un toque personal. Puedes hacerlo de muchas formas. Con pintura, dibujando algún motivo que te guste en especial, por ejemplo, una estrella de mar de color coral. O con crochet, creando figuras marinas como conchas o estrellas, o una cenefa que puedas coser en el borde la cesta. Personalizar tus complementos como este tipo de cestas o bien tus zapatillas de tela y esparto con pintura para ropa, son manualidades de verano tanto para adultos como para niños que nos encantan y con las que conseguirás un look bonito, fresco y único.