Geranios rojos en una ventana

Si buscas una planta que llene de flores tu jardín o tu terraza y que florezca durante largos períodos de tiempo, lo que buscas es un geranio. Los geranios son muy comunes como flores de jardín en nuestro país, así que no te será difícil encontrar semillas o plantas ya crecidas para trasplantarlas. Y lo mejor de todo: te pondrán fácil su cuidado porque no son nada delicadas. Eso sí, el mimo lo agradecerán siempre. Vamos, pues, a aprender cómo plantar geranios y llenar nuestra casa de una explosión de color primaveral. ¡Empezamos! 

4 claves para plantar geranios 

  • Calendario de plantación: ¿cuándo es el mejor momento de plantar geranios? Sin duda, durante la primavera, cuando las heladas hayan llegado a su fin.  
  • Lugar adecuado: busca ese espacio en el que puedan recibir, al menos, 6 horas de luz al día. Los geranios pueden vivir en semisombra, pero debes tener en cuenta que cuanto más sol reciban, más floración tendrán y durante más tiempo. 
  • ¿Qué temperatura necesitan? Para tener un buen crecimiento precisan entre 15 y 20o.  
  • ¿Qué tipo de tierra necesitan? Para plantar geranios lo mejor es disponer de un sustrato suelto que drene bien el agua. Una mezcla de turba, arena y arcilla es ideal para ello. 

Cómo plantar geranios paso a paso 

Antes que nada, debes saber que los geranios arraigarán mejor si los siembras en tu jardín una vez crecidos, es decir, lo ideal es preparar unos semilleros pequeños en los que hacer germinar la planta y una vez esta está crecida y cuenta con varias hojas, trasplantarla. Plantar así tus geranios te asegurará que se adapten bien al terreno y crezcan fuertes.  

  1. Paso

    Desbroza el espacio donde vayas a plantarlos. Quita las piedras, las malas hierbas y los restos que pueda haber de cultivos anteriores.

  2. Paso

    Ara la tierra para dejarla suelta. Ayúdate de un rastrillo, una de las herramientas de jardinería que más utilizarás si quieres plantar más flores o hacer un huerto en el jardín. El rastrillo te permitirá dejar la tierra suelta incluso a una profundidad de unos 30 cm, justo lo que necesitarás.

  3. Paso

    Fertiliza el terreno con abono para que el suelo tenga el máximo de nutrientes posible y que tus geranios, así, den el máximo de su floración. El abono más adecuado para el geranio es un tipo de abono líquido que contenga nitrógeno, fósforo y potasio.

  4. Paso

    Humedece el suelo regándolo un poco. Harás que la tierra sea todavía más dúctil y así te costará menos cavar los agujeros donde plantar los geranios.

  5. Paso

    Ahora, haz un hoyo lo suficientemente grande como para que el cepellón del geranio que estás trasplantando se asiente de forma holgada y las raíces puedan crecer sin limitaciones. ¿Cuánto espacio implica esto? Un espacio de al menos el doble del tamaño del cepellón. ¡Ah! Y entre plantas, calcula dejar un mínimo de 15 cm para que no choquen entre ellas al crecer y puedan desarrollarse bien.

  6. Paso

    Introduce la planta con cuidado en su hueco y rellénalo con tierra, pero evita que esta cubra el tallo.

CONSEJO: Abona el terreno en primavera y, si puedes, añade una capa de mantillo alrededor del tallo; conseguirás que la tierra mantenga por más tiempo la humedad y, a la vez, evitarás que crezcan malas hierbas que roben nutrientes a la planta. 

Lo que debes saber para plantar geranios en maceta 

Para plantar geranios en maceta no son necesarias macetas muy grandes porque, si no, los geranios tienden a priorizar el crecimiento de las raíces y no de la planta a lo alto. Lo ideal es que plantes en maceta ejemplares ya crecidos. Hazlo de la misma forma como hemos comentado anteriormente: pasando por semilleros. O bien, también puedes optar por plantar geranios a través de esquejes. Para ello, corta un esqueje de tu planta de unos 10 cm o más y comprueba que tenga 3 o 4 hojas. Haz el corte cerca de un nudo para facilitar el crecimiento de las raíces. Clávalo en una maceta y deja esta en la penumbra manteniendo la tierra húmeda. Si la cubres con un plástico, ayudarás a que la humedad se mantenga mejor. Espera a sacarla y a ponerla al sol aproximadamente un mes. ¿Cuándo es mejor plantar geranios así? De primavera a principios de otoño. 

Cómo mantener tus geranios perfectos 

Los geranios bien cuidados son una maravilla, pero si te olvidas un poco de ellos, pueden afearse mucho. ¿Qué hacer para evitarlo? Aquí van unos consejos fáciles de cuidados y mantenimiento: 

  • Límpialos de flores y hojas muertas: los geranios tienen mucha floración. Lo ideal para mantenerla constante es ir eliminando las flores muertas y con ello, dejar la planta libre para que saque nuevas flores. Lo mismo con las hojas. Haz un repaso de flores y hojas marchitas con frecuencia y tendrás geranios espectaculares a la vez que los mantendrás a salvo de enfermedades. 
  • A la hora de regarlos, debes procurar que la tierra esté siempre húmeda. Es la única indicación. Esto hará que en verano riegues el doble de lo que lo haces en invierno. Este consejo, por supuesto, te servirá tanto si te decides a plantar geranios en maceta como si lo haces en el jardín.  
  • Es una buena idea separar las plantas cada tres o cuatro años, cambiando alguna de lugar. 
  • ¡Cuidado con las plagas! Los geranios son propensos a recibir el ataque de plagas de araña roja, mosca blanca o el llamado taladro de los geranios, entre otros insectos. Tan importante es saber cómo plantar geranios como cómo cuidarlos bien, así que, vigilarlos siempre será una buena idea: detectarás enseguida cualquier problema y podrás pedir a tus expertos en jardinería el remedio perfecto para cada caso.   

Ahora que ya sabes cómo, cuándo plantar geranios y cómo cuidarlos bien para conseguir ejemplares grandes y generosos en flores, date un paseo por WestwingNow y hazte con unas buenas macetas o jardineras donde plantarlos. Esta primavera, conseguirás una terraza, o un jardín, ¡espectaculares! 

¿Estás buscando un macetero bonito para geranios?