Girasoles en un jardín

Llamativos y coloristas, los girasoles nos encantan. Si también es tu flor favorita, hay algo que debes saber: lo que dice de ti. Dice que eres una persona optimista y creativa, vital y muy cálida. Un mensaje tan positivo como su misma imagen y es que ¿a quién no le gusta contemplar un campo de girasoles? Su color es como un imán para los ojos y su movimiento en busca del sol, un gracioso misterio. Pero no tienes que esperar a recorrer campos como los de Castilla para ver cómo los girasoles buscan los rayos del sol. De hecho, puedes observar el magnífico espectáculo en tu propia casa. Y es que plantar girasoles es más fácil de lo que crees. Sigue nuestros consejos de jardinería y consigue tu particular campo de girasoles casero. 

¿Qué tipo de girasol prefieres? 

A la hora de plantar girasoles lo primero que debes pensar es qué tipo de girasol prefieres, porque no hay solo uno. Tienes girasoles ornamentales como el Girasol Maximilian, que no producen pipas para consumir; girasoles como los Mamut Rusa, que pueden alcanzar los 3 metros de altura; o girasoles que sí producen pipas para el consumo y que tienen un tamaño más adecuado para extensiones de terreno no muy grandes, como las que puedes tener en tu propia casa. 

En caso de que dispongas de un pequeño huerto en el jardín, la mejor ubicación para plantar los girasoles será entre calabazas, pepinos o calabacines, porque atraen a los insectos polinizadores y con ello, ayudan a aumentar la producción de esas hortalizas. 

4 claves para plantar girasoles en casa con éxito 

  • Los girasoles requieren suelos arenosos y ricos en materia orgánica, aunque no son plantas muy exquisitas, con lo que pueden sobrevivir también en terrenos áridos. Pero si quieres obtener buenos frutos, apuesta por un suelo bien nutrido. Siendo así, tras plantarlo, en unos dos meses más o menos, comenzará a formar la flor. 
  • Puedes plantar girasoles en casa directamente en el terreno o plantar semillas en un semillero para luego trasplantarlas cuando la planta haya crecido. Este último método es el más aconsejable para asegurarte el éxito de la germinación –el proceso más delicado en el crecimiento de la planta– y también para adelantar su crecimiento. 
  • Los girasoles son plantas que crecen en terrenos de secano, sin embargo, es importante asegurarles unos riegos regulares y abundantes. 
  • Para plantar girasoles en casa correctamente y que crezcan con toda libertad, debes dejar una distancia entre ellos de unos 50 cm, si hablamos de variedades de girasol de tamaños estándar, o de unos 90 cm, si hemos elegido un girasol como el Mamut Ruso. 

Cómo plantar girasoles paso a paso 

  1. Paso

    El momento adecuado: lo primero que debes preguntarte es cuándo plantar girasoles si los quieres sembrar mediante un semillero. En este caso, debes hacerlo a mediados o a finales del invierno. En cambio, si hablamos de cuándo plantar girasoles directamente en la tierra, podremos esperar a la primavera.

  2. Paso

    Prepara las semillas: llena un tarro de agua y sumerge las pipas de girasol durante una hora para que se humedezcan y así germinen mucho más rápido.

  3. Paso

    ¡A fabricar el semillero! Vamos a explicarte cómo plantar girasoles en semillero porque es el método más seguro para tener éxito. Guarda unos recipientes de yogur, límpialos y hazles un agujero en la base para el drenaje del agua. ¡Es muy importante para plantar girasoles correctamente!

  4. Paso

    Prepara la tierra: hazlo siguiendo las claves que te hemos comentado anteriormente para que a los girasoles no les falten nutrientes, y rellena los yogures dejando un dedo sin cubrir. No compactes mucho la tierra, que quede suelta para que a la semilla no le cueste germinar.

  5. Paso

    ¡A sembrar! Coloca en cada yogur de dos a tres semillas para asegurarte de que nacerá por lo menos una planta. Si germinasen las tres semillas, sería necesario dejar solo la más desarrollada.

  6. Paso

    Es el momento de regar: una vez has terminado de sembrar los girasoles, riégalos con una regadera que lance el agua tipo lluvia, es decir, con chorros finos, porque lo importante es que, al regar, no se desplace el sustrato.

  7. Paso

    ¿Dónde colocar el semillero? Hasta que no germine no es importante que le dé la luz solar, así que colócalo en un espacio protegido del viento y de las bajas temperaturas. Para que germinen, requieren solo una temperatura de unos 12o.

  8. Paso

    ¡Es el momento de ponerlos al sol! A los 10 días, empezarán a germinar. Verás que nacerán con las cáscaras de las pipas enganchadas a las hojas, pero pronto caerán y quedarán las hojas limpias. En el momento de que empiecen a aparecer las plántulas verdes en tu semillero, tendrás que colocarlas al sol. Necesitarán unas 6 horas como mínimo de luz solar para desarrollarse bien.

  9. Paso

    ¿Y cuándo plantar los girasoles en el exterior? En un mes ya los podrás plantar en su lugar definitivo. El momento ideal es la primavera, que es cuando las temperaturas son más estables y ayudan a su arraigo y crecimiento. No necesitarás herramientas de jardinería especiales para ello. Un rastrillo para arar la tierra y dejarla más suelta para facilitarte la plantación será suficiente.

Los beneficios de las pipas de girasol 

La cosecha de las pipas la podrás hacer entre julio y agosto. Las pipas de girasol son una importante fuente de energía rica en fibras, vitaminas y minerales. En concreto, tienen un alto contenido en vitamina E, de hecho, son el fruto seco con una mayor cantidad de esta vitamina y por ello, son muy beneficiosas para la salud de los ojos. También contienen tianina y cisteína, por lo que funcionan para calmar el estrés y la ansiedad. Y también tienen, entre otras, propiedades antiinflamatorias. 

Ideas de decoración con girasoles 

Si te decides a plantar girasoles en casa, se convertirán en las flores de jardín más espectaculares tanto en el exterior como en el interior de tu casa. Un simple girasol en un jarrón como los que podrás encontrar en WestwingNow, llenarán de color cualquier estancia. Por otro lado, son flores muy duraderas, por lo que tendrás adorno floral por largo tiempo.  

También quedan preciosos tipo nenúfares. En un centro de mesa de cristal, con un fondo de guijarros y agua, deja flotar varios girasoles y tendrás un adorno precioso para tu mesa.  

¿Otra idea? Un sencillo tarro de cristal adornado con una franja de rafia y un cordel anudado se convertirá en un improvisado jarrón para tu girasol, de estilo campestre, simple pero precioso. 

Si quieres consumir pipas, no solo puedes comprarlas en tus tiendas habituales, sino que tú mismo las puedes cosechar en tu propia casa. Es fácil y conseguirás unas plantas que llenarán de vida y color tu jardín y cualquier rincón de tu casa.  

¿Los girasoles todavía no han florecido en tu jardín? ¡Busca accesorios en un color soleado!