Accede a las mejores marcas hasta -70%

Habitación con cortinas blancas

Sin duda todos estamos de acuerdo que las cortinas son un clásico absoluto de la decoración y siempre proporcionan un ambiente hogareño en tu casa. Las cortinas blancas son nuestras favoritas, pero tienen una desventaja ¡hay que lavarlas a menudo! Por eso te queremos dar unos consejos cómo blanquear cortinas de tu casa, para que siempre estén perfectamente blancas.

Las cortinas blancas aportan frescura y una sensación de vacaciones marítimas a tu hogar. ¡Recuerda los días de relajación a la orilla del mar con cortinas blancas y disfrútalo dentro de tu casa! Pero, ¿cómo blanquear las cortinas para que no pierdan su blanco puro?

¡Tenemos la solución para ti! ¡Nuestros expertos en decoraición de interiores te enseñarán los trucos útiles para un resultado brillante!

¿Cómo cuidar tus cortinas blancas?

  1. Paso

    Quítales el polvo regularmente con un cepillo de pelusa o un rodillo de pelusa

  2. Paso

    Agita las cortinas antes de lavar para eliminar el polvo suelto.

  3. Paso

    Retira los ganchos, anillos y otras partes metálicas.

  4. Paso

    Usa una red de lavandería protege las cortinas y evita que se arruguen.

  5. Paso

    No dejes que se sequen directamente al sol, ya que de lo contrario pueden decolorarse.

  6. Paso

    Las cortinas deben estar húmedas para el planchado.

4 trucos para blanquear cortinas

  • Sal: No solo ayuda con las manchas de vino tinto, sino que también puede blanquear tus cortinas. Para dos cortinas se necesitan 125 gramos de sal por un litro de agua. Enjuaga las cortinas para que no quede nada de sal.
  • Bicarbonato de sodio: Antes de poner las cortinas blancas en la lavadora, puedes añadir un paquete de bicarbonato de sodio al detergente. Debes reducir la cantidad de detergente en polvo en ⅓. Si tus cortinas en blanco son muy amarillas o incluso grises, disuelve el bicarbonato en 10 litros de agua. Remoja tus cortinas blancas en ella durante la noche y lávalas en la lavadora a la mañana siguiente.
  • Vinagre y limón: Remoja tus cortinas blancas en agua durante la noche y agrega un poco de vinagre y ácido cítrico. A continuación, lávalas en la lavadora. ¡Este truco hace maravillas!
  • Suero de mantequilla: El suero de mantequilla también ayuda a blanquear cortinas. Coloca las cortinas en una tina llena de agua y añade suero de mantequilla frío, deja durante la noche y al día siguiente pon las cortinas en la lavadora con un poco de detergente.

La desventaja de las cortinas blancas, sin embargo, es que pueden ensuciarse o amarillearse muy rápidamente. El polen, el humo de los cigarrillos o el polvo normal de la casa pueden ser causas posibles del rápido ensuciamiento de las cortinas. Dependiendo del grado de suciedad, debes lavar tus cortinas blancas varias veces al año: te recomendamos que las limpies de dos a cuatro veces al año. ¿Pero cómo lavar las cortinas blancas?

Lavar bien las cortinas blancas

Para blanquear las cortinas es posible, lavarlas con la ropa blanca en la lavadora para asegurar una limpieza completa y buena.

Las cortinas blancas se lavan mejor con un lavado de sesenta grados. Algunas cortinas como las sintéticas o ciertas telas de encaje no deben lavarse a más que treinta o cuarenta grados. Presta mucha atención a la etiqueta de lavado de tus cortinas para evitar accidentes molestos.

Para un blanco impecable puedes añadir un limpiador de cloro o limpiador textil a tu ropa en la lavadora, además de tu detergente habitual. Por favor, ten en cuenta la información exacta en el prospecto.

Si prestas atención a los detalles exactos de las etiquetas textiles y los paquetes de detergente, nada puede salir mal cuando laves tus cortinas blancas. ¡Inspira con cortinas brillantes no solo a ti mismo y a tu familia, sino también a tus invitados!

Preguntas sobre lavar y blanquear

Lo más recomendable sería lavar las cortinas blancas mínimo 4 veces al año. Las cortinas blancas son una decoración maravillosa de la ventana junto con las persianas enrollables. El color blanco es particularmente puro, elegante e atemporal. Además, las cortinas de blancas tienen una ventaja muy especial: gracias a su color neutro, pero elegante, son absolutamente versátiles. No solo tienen un aspecto especialmente sofisticado, sino que también se pueden combinar de maravilla con cualquier color imaginable.
Agrega un paquete de bicarbonato de sodio a tus cortinas y lávala como siempre. ¡Te sorprenderá el resultado! ¡Con estos consejos el tema de blanquear cortinas sin duda parece más fácil!