chica leyendo plantas y radiador

Las vacaciones pasan volando y es hora de recuperar el día a día, de volver al trabajo y de que los niños comiencen el curso escolar. Lo ideal es planificar todo antes para que la vuelta la rutina sea algo más llevadera. Pero, si no lo has hecho, no es necesario que te agobies.

Estos sencillos consejos para organizar tu casa te van a ayudar a tener todo a punto en mucho menos tiempo de lo que quizás pensabas. Solo vas a necesitar robar un poco de tiempo al fin de semana.

Lo primero: hacer una lista

Nadie mejor que tú sabe cómo es tu rutina. Organizar la casa va a depender en buena medida de cuántos hijos tengas, de sus edades o de si se quedan a comer en el cole. Y también dependerá de los horarios laborales o de las extraescolares.

Por ello, lo ideal es dedicar unos minutos a hacer una pequeña lista con esas tareas que sí o sí tienes que hacer. Y, para que nada se te escape, aquí tienes algunas sugerencias:

Regístrate ya en Westwing y no te pierdas las rebajas de hasta el 70% para amueblar y decorar tu casa con estilo.

1. Cambio de armario

El otoño está a la vuelta de la esquina. Por ello, lo ideal es guardar esas prendas que no os vais a poner (ropa de tirantes, bañadores, chanclas, etc.) y sustituirlas por esas otras de entretiempo que van a hacer falta ya mismo. También es momento de ver qué se ha quedado pequeño.

2. Preparar la zona de estudio

Las clases acaban de comenzar, pero los niños, sobre todo si son algo mayores, necesitan desde el primer momento un espacio adecuado para estudiar. Es momento de organizar y limpiar el escritorio. O de colocar uno, si es que no lo tienen. Es recomendable, por otra parte, que esa zona esté separada de la de juegos para evitar distracciones.

3. Ordenar la zona de teletrabajo

Si desarrollas tu trabajo en casa, también necesitas un espacio bien acondicionado. Si has ido retrasando la tarea de organizarlo, este es buen momento para ponerse manos a la obra. No olvides que un lugar ordenado y bien iluminado favorece la concentración.

4. Liberar espacio de almacenamiento

Con la vuelta a la rutina es inevitable acumular todo tipo de objetos y enseres, desde ropa nueva a libros o material escolar. Antes de que la situación se descontrole, conviene “hacer hueco”. Deshazte de todo aquello que ya no tenga uso, ya sean juguetes, ropa o accesorios para actividades extraescolares o deportivas. Ganarás un espacio muy valioso.

5. Un vistazo a la despensa

Al igual que ocurre con los armarios, en la despensa guardamos infinidad de productos de los que a veces no nos acordamos. Vaciarla, ver lo que hay en su interior y ordenarla supone un esfuerzo, pero después será más fácil y rápido hacer la compra y planificar los menús semanales.

6. Otras tareas también importantes

Comprar una estantería nueva, llevar las cortinas a la tintorería, reparar esa puerta que no cierra bien o cambiar el grifo del baño que gotea. Son tareas que se dejan para última hora y no siempre se hacen. Apuntarlas y establecer un orden para realizarlas es la mejor forma de que no queden en el olvido. No olvides que una reparación que no se hace a tiempo puede ser una avería mucho más molesta en el futuro.

Ahora toca ponerse manos a la obra

Organizar la casa para la vuelta a la rutina puede llevarte mucho tiempo o solo unas horas. Todo depende de cómo lo plantees. Lo ideal es poner una fecha para hacerlo y no retrasarla. Pero, además de ello, es esencial que todos los miembros de la familia colaboren, incluso los más pequeños.

Si mientras unos se encargan de sus juguetes y sus libros otros lo hacen de los armarios o la despensa, todo irá mucho más rápido. Para los niños es, además, una buena forma de enseñarles desde muy pequeños la importancia de colaborar en las tareas de casa.

¿Hay que salir de compras? Hacemos entonces una nueva lista: material escolar, ropa, una mesa de escritorio nueva… Teniendo claro qué se necesita y dónde comprarlo todo será más ágil y tendremos la casa en perfecto estado de revista en poco tiempo.

Si hiciste los deberes antes de las vacaciones, organizar la casa no te llevará mucho tiempo. Pero, como ves, un poco de planificación te evitará momentos de estrés si a la vuelta de las vacaciones te has encontrado las tareas sin hacer.

Fuente: habitissimo