Descuentos de hasta -70% ¡Regístrate!

Oficina en colores blanco y negro monocromática

Si no te gusta que abunden los colores en tu casa, o te resulta difícil combinarlo, ya sabes lo que dicen: el negro no falla (y, por extensión, su opuesto, el blanco, tampoco). Estos colores harán que tu casa sea atractiva en segundos. Hay diferentes maneras de crear una decoración en blanco y negro en casa: desde pintar las paredes hasta añadir objetos y combinarlos con otros colores que encajen bien con estos dos. Te mostramos en los siguientes puntos cómo hacerlo.

Cómo decorar una pared en blanco y negro

Si eres más atrevido y te gusta experimentar, puedes probar las rayas blancas y negras. Desde luego, no encontrarás este estilo en todas las casas, y además podrás añadir muebles y accesorios a juego en tonos oro o plata, como, por ejemplo, sillas, taburetes o lámparas; el vidrio también es un gran aliado. Para un diseño más elaborado, puedes utilizar papel pintado en blanco y negro. Hay una amplia variedad de estilos, más clásicos, más vintage o más modernos (imagina emplear un diseño de los años veinte combinados con objetos en oro; un viaje en el tiempo). Asimismo, con posters en blanco y negro puedes dar un giro cromático.

Colores que combinan con una decoración en blanco y negro

No pienses que el blanco y el negro son aburridos: precisamente por sus características, son fácilmente combinables con otros colores que te alejarán de la monotonía y la monocromía. Si además de los colores que te presentamos aquí tienes otro que te encante, plantéate incluirlo. Cada color te llevará a un estilo propio.

  • Girly: una paleta de rosas dará un toque suave y delicado a tu decoración.
  • Brillante: rojos o amarillos mostaza darán calidez en tu habitación.
  • Elegancia: por supuesto, oros y platas destacan y crean un ambiente glam; su unión con blancos y negros te llevará a un estilo chic atemporal.

Decoración en las habitaciones 

Si no te decides por pintar o empapelar tus paredes de blanco y negro, intenta añadir estos tonos en los muebles y objetos que escojas. Las diferentes habitaciones de tu casa ofrecen muchas posibilidades.

  1. Dormitorio en blanco y negro

    Este es un espacio ideal para estos dos tonos: tu dormitorio está pensado para que puedas relajarte y dormir; si bien es cierto que mucha gente los pinta y decora con colores fuertes (¡hay paredes de habitación parcialmente pintadas con tonos bermellón que quedan increíblemente bien!), la tendencia suele ir hacia blancos (predominante) combinados con negros. Estiliza tu cama con cojines blancos y negros en lino o algodón, añade colchas con motivos en estos colores, o alfombras pequeñas en tierra para no enfriarte por las mañanas. Las mesillas auxiliares también encajan bien en estos diseños, especialmente si tienen formas geométricas; en ellas puedes colocar lámparas pequeñas o portavelas de metal o hierro. Armarios o sifonieres blancos o negros son una apuesta segura. ¿Y si seleccionas unas cortinas con motivos en estos colores? Si no te convencen o te aburren, siempre podrás reemplazarlas.

  2. Salón en blanco y negro

    Estos colores en el salón lo convierten en un espacio elegante y chic. Si tu sofá ya es blanco o negro, decora la habitación con una alfombra en estos colores y contrasta con un color más intenso en los pequeños objetos. Añadirlos en las estanterías también armonizará bastante. Las consolas de metal, jarrones de cerámica o los pequeños espejos de pared en negro pueden cerrar este lote.

  3. Cuarto de baño en blanco y negro

    No es lo más habitual, así que piensa en cómo destacaría tu cuarto de baño si al clásico blanco le añades elementos negros. No es necesario que lo hagas en los azulejos; si estos ya son blancos, incorpora toallas negras, alfombras de baño, dispensadores o pastillas de jabón en negro, etc. Los grifos plateados son cosa del pasado si quieres dotar a tu baño de un aspecto moderno: cámbialos por unos en negro mate y notarás la diferencia.

  4. Exteriores en blanco y negro

    No solo podemos vestir nuestra casa por dentro. Un exterior en blanco y negro parece inusual, pero su combinación con el verde de las plantas o con el color del terrazo te hará cambiar de idea. Si dispones de un espacio o zona chill-out en tu jardín, decórala con cojines y alfombras blancos y negros, con motivos de rayas, especialmente.

Ya has comprobado que no hay límites en tus ideas para decorar la casa. ¿Todavía sigues pensando que el negro es monótono y que puede oscurecer el ambiente de tu hogar? Prueba a aplicar una decoración en blanco y negro con estas propuestas y, seguro, dejarás de verlo así.