salon blanco con plantas de distintos tamaños

Desde hace un tiempo, la tendencia de decorar con plantas ha echado raíces. Dejar entrar a la naturaleza en casa es todo un acierto, no solo por la belleza que aportan las plantas a diferentes rincones de nuestro hogar, sino también porque son saludables, ambientadores aromáticos naturales y algunas hasta te servirán para enriquecer tus recetas. Las ventajas de decorar con plantas de interior y exterior son suculentas. 

Por qué decorar con plantas

Aunque decorar con plantas nos supone una inversión en tiempo de cuidado y riego, son una forma fantástica de transformar la imagen de nuestros espacios. Aquí te damos 6 razones para apostar por plantas en tu decoración.

  • Es una forma fácil, rápida y económica de transformar la decoración de tu casa.
  • Añaden vida y color a los espacios que están un poco “mustios”.
  • Proporcionan múltiples beneficios para la salud: aportan oxígeno al ambiente, purifican el aire y son humidificadores naturales. Todo ello mejora considerablemente la calidad del aire que respiras.
  • Amortiguan los ruidos, sobre todo en habitaciones pequeñas.
  • Su presencia mejora el estado de ánimo y genera mucho bienestar.
  • Dedicarte a ellas, cuidarlas y mimarlas, produce un placentero efecto relajante.

10 tips para decorar con plantas

Si los argumentos anteriores te han convencido (y no es para menos), es hora de adquirir plantas para decorar tu casa. No se trata de llenarla de verde y que parezca una selva, sino de poner las plantas proporcionadas y justas en tus espacios. Aquí tienes algunas directrices que te harán acertar:

  1. Todo de temporada: Apuesta por flores y plantas de temporada, para que luzcan en todo su esplendor.
  2. Busca asesoría: Lo mejor es comprar las plantas en un vivero o floristería porque son lugares que te ofrecerán garantías y asesoramiento sobre sus cuidados, y ayudarte en caso de que les suceda algo.
  3. Planifícate: Escoge plantas que vivan y se adapten bien en tu clima y en tu casa. Piensa en la luz natural de tus estancias, evita las zonas de calefacción fuerte, las corrientes de aire, etc.
  4. Evita el sol: El mejor lugar para colocar las plantas de interior es entre dos ventanas, sin sol directo.
  5. Comienza por lo sencillo: Si en esto de las plantas eres principiante… empieza por especies resistentes, como los pothos, la kentia o las zamioculcas.
  6. Explora tu lado creativo: Decorar con plantas es una tarea que implica creatividad, así que juega con especies vegetales distintas y compatibles, a diferentes alturas y con macetas que mezclen texturas y materiales: de cerámica, de fibras, cestas de mimbre, etc.
  7. Atrévete con un ‘green corner’: Las plantas producen un efecto recíproco, es decir, que igual que tú las cuidas a ellas, ellas cuidan de ti. Aromatizan y dan vida a la casa, llenándola de energía positiva.
  8. Apuesta por las trepadoras: Las plantas trepadoras soportan muy bien los espacios con poca luz, aunque siempre es preferible que, por lo menos, reciban claridad.
  9. Adáptalas al espacio: Si no tienes mucho espacio en casa, piensa en crear un jardín vertical o en hacer una composición de cuadros con plantas enmarcadas en cristal.
  10. Divide los rincones: Las plantas te pueden servir para separar diferentes ambientes dentro de un mismo espacio.

Cómo decorar con plantas la casa, estancia por estancia

Como hemos mencionado, las plantas pueden ayudarnos a diferenciar rincones dentro de un mismo espacio. Por eso, hemos preparado estas ideas para que puedas sacarle el mayor provecho a tus plantas de acuerdo con el espacio que quieras decorar. ¡Vamos a ello!

Plantas en el recibidor

Aunque tu entrada tenga poca luz natural, no renuncies a poner una planta natural para que de la mejor bienvenida a casa. En realidad, existen plantas que agradecen la penumbra, como la dieffenbachia, con sus carnosas hojas verdes con manchas en tonos verdes, blancos, cremas y amarillentos; la zamioculca, de belleza escultural; la anthurium, si deseas poner una tona de color; la Sansevieria, con sus hojas atigradas; o el pothos, una todoterreno. También puedes ubicar en el recibidor plantas como la yuca, la drácena o una pilea, también conocida como la planta del dinero, que dejará entrar la fortuna.

Plantas para el salón

Las plantas te ayudarán a pasar de un salón soso a una sala de revista. Para decorar un rincón de lectura, sobre una cómoda o aparador, entro dos sofás, como centros de mesa, en estantes y librerías… las opciones son múltiples y variadas. Aquí se tercian plantas XL, majestuosas. Si tu salón es pequeño, con una sola planta grande te bastará para darle vitalidad. Si tu sala de estar es grande, piensa en tener un árbol de interior, ¡se lleva! Para salones medianos, mezcla una pieza vistosa con otras plantas pequeñas.

En el homeoffice

Las plantas de interior pueden hacer el teletrabajo más llevadero. Su presencia es inspiradora y fomenta la creatividad. Es un buen lugar para tener una o varias plantas. Busca especies que se desborden y salgan de las macetas, que cuelguen, de hojas exuberantes. Tu despacho cobrará vida.

Plantas en el dormitorio

Las plantas verdes en el dormitorio no solo dan color, también proporcionan oxígeno. Otras plantas purifican el aire, regulan la humedad y hasta potencian la concentración y ayudan a conciliar el sueño.

Plantas en el baño

Pon siempre plantas resistentes a la humedad como la hiedra, el helecho o el adiantum. Cuélgalas para conseguir así un efecto decorativo sin ocupar espacio. Las plantas colgantes animarán  cualquier roncón de tu aseo, por pequeño que sea.

Plantas para terrazas

No hay terraza o exterior que no gane con la presencia de una bonitas plantas. Selecciona variedades que soporten bien el sol y las inclemencias de la intemperie, como el bambú, el jazmín, la glicina, la hiedra, las petunias, la lavanda, el agave o la buganvilla. Ten en cuenta que si pones plantas antimosquitos te ayudarán a mantener a los molestos insectos a raya. ¡Son un plus!

Plantas para la cocina

En cuanto a plantas para la cocina a te aconsejamos poner aromáticas, muy útiles y decorativas. Añaden frescura a la cocina y están justo donde se necesitan. Las tendrás a mano para condimentar tus platos. Se trata de plantas que viven mejor en interior que en exterior, pero para que duren, aléjalas del sol directo y de las principales fuentes de calor.

Tipos de macetas para cada planta

En la decoración y el cuidado de las plantas, el tamaño sí importa: algunas plantas requieren mucho espacio para desarrollarse en su máximo esplendor, como la costilla de Adán (o monstera deliciosa) mientras que otras no necesitan prácticamente tierra, como el cuerno de alce (platycerium bifurcatum) que absorbe la mayor parte del agua a través de sus hojas. Aquí te detallamos unas cuantas formas en las que puedes conservar tus plantas y poder gozar de toda su riqueza.

  • Terracota: es un material natural poroso con la propiedad de absorber gran parte de la humedad de la tierra cuando regamos, pero que a su vez favorece la evaporación. Este tipo de maceta evitará que se encharque el agua en las raíces, lo que la hace ideal para las crasas, los cactus y las plantas sensibles al exceso de agua.
  • Plástico: es un material que, al retener mejor la humedad, resulta muy útiles para esquejes, hijuelos o plantas que necesiten tener el sustrato ligeramente húmedo.
  • Gres esmaltado: las macetas realizadas en este material son muy resistentes al a los cambios bruscos de temperatura. Son ideales para colocar plantas de exterior y también las aromáticas, como la melisa, la albahaca o un geranio antimosquitos.
  • De cristal: las macetas transparentes son perfectas para las orquídeas, ya que realizan la fotosíntesis en sus raíces. Así, la luz podrá penetrar y crecerán fuertes y bonitas.
  • De madera: su gran ventaja es que resiste muy bien a las heladas, por lo que protege las raíces en invierno.
  • Metal o zinc: el zinc es un material resistente, apto tanto para las plantas de interior como de exterior.
  • Hormigón: conserva muy bien la humedad y aguanta bien el peso. Si eliges un cubremacetas de hormigón alto para tus plantas colgantes, como la hiedra, las hojas caerán en cascada, creando un efecto único.
  • Cestas y cajas: si optas por un embellecedor de este tipo para tapar la maceta, ten en cuenta que debe ser un poco más grande para que pueda caber y encajar a la perfección. Ten en cuenta que muchos de ellos no tienen agujeros por donde sale el agua cuando riegas, así que deberás regarlas antes de colocar el embellecedor.

Cómo y cuándo trasplantar una planta

Las raíces de las plantas condicionan su buen crecimiento y si quedan muy apiñadas, la planta puede crecer mal o dejar de hacerlo. Por eso es importante que te fijes en ellas y cambies las macetas cuando sea necesario. Solo necesitarás una maceta grande, tierra abonada, piedra volcánica (también sirven piedras de río o terracota) y agua.

¿Cuándo? Lo mejor es que lo hagas en primavera y al menos una vez al año (o cada dos). Si ves que las raíces salen por debajo de la maceta o, por arriba, ¡es hora de trasplantar! Significa que la planta ha crecido y necesita una maceta más grande.

Las plantas que están de moda para decorar

Por supuesto que no íbamos a dejar de mencionar cuales son las plantas de tendencia en decoración. Toma nota y ponte manos a la obra para tu decoración con plantas.

  • La Monstera Deliciosa: También conocida como Costilla de Adán, es la especie más demandada últimamente. La belleza de sus grandes hojas y el tamaño que puede llegar a alcanzar la hacen exuberante y muy decorativa.
  • Sansevieria o Espada de San Jorge: Es una planta muy resistente y su fisonomía y color ayudan a que se adapte cualquier tipo de ambiente.
  • Las plantas suculentas: son otra especie muy de actualidad. Ideales para los más novatos, ya que casi no requieren cuidados, destacan por sus gran variedad de formas, colores y tamaños.
  • El Ficus Lyrata: es una planta de interior que puede alcanzar los 10 metros de altura. Sus hojas son ovaladas, en un tono verde oscuro muy elegante. Son perfectas para espacios grandes o estancias de techos altos, pero siempre en un ambiente cálido.
  • El helecho: común es una de las plantas con más variedades, que demanda humedad y agua. En cambio, no requiere de tanta luz como las plantas anteriores. Puede alcanzar un gran tamaño, por lo que es aconsejable situarla en un lugar amplio.
  • Palmera de salón: Una de las más populares en decoración. Pueden alcanzar los dos metros de altura y sus hojas se expanden ocupando un gran radio. Su origen tropical le hace dependiente de la humedad, en cambio no necesita demasiada exposición a la luz natural.
  • Ficus elástica o Árbol de caucho: La característica más reconocible es su tallo erguido y el color oscuro de su hoja ovalada. Necesita ambientes con temperaturas suaves, humedad, riego y luz abundantes. Lo mejor del ficus es que se adapta a cualquier estilo decorativo.
  • El cactus eurphorbia: está causando sensación entre los amantes del diseño y la decoración más atrevidos. Su peculiar forma de crecimiento, a través de brazos que se auto equilibran, y su verde vibrante le convierten en el cactus más solicitado. Solo apta para espacios minimalistas, ambientes bohemios o casas de estilo nórdico.
  • Flores japonesas: el Sakura o la flor del cerezo, el momo o flor del melocotón, el kiku o crisantemo, la prímula o la camelia aportan un toque exótico y oriental a los ambientes.

Sigue leyendo: Si has disfrutado de esta guía de decoración con plantas, descubre nuestras ideas y consejos para decorar con plantas navideñas, una que otra planta de salón o con plantas para regalo de bodas.