Descuentos de hasta -70% ¡Regístrate!

Salón decorado en tonos rosa palo con elementos decorativos en gris

A simple vista, puede parecer que los salones pequeños no son la mejor opción; un espacio reducido quizá nos impide incluir en él todos nuestros objetos y muebles, desde estanterías hasta un sofá grande y cómodo. Sin embargo, eso no es del todo cierto: los salones pequeños son perfectos para crear ambientes acogedores sin mucho esfuerzo, solo teniendo en cuenta algunos pequeños detalles. En muchas ocasiones, sin darnos cuenta, pensamos que un salón de estas características debe decorarse de la forma más mecánica, rápida y aburrida posible. ¡Y nos equivocamos mucho!

El salón como espacio para triunfar

Además del dormitorio, como ya os hemos contado en otras ocasiones, el salón es una de las zonas más habitadas en la casa. Al ser una zona muy transitada, requiere mucho orden y limpieza. Aunque no tengas un espacio muy grande para tu salón, podrás aprovecharlo al máximo si sigues nuestras pautas. Tus invitados se llevarán muy buena impresión cuando lleguen gracias a tu impecable decoración.

Salón con sofá gris, estantería blanca, pared con cuadros en blanco y negro

Ideas que ayudan a ganar espacio 

Para ganar espacio en nuestro pequeño salón, es necesario que tengas presente su distribución. Si además tienes un balcón, ¡no lo desaproveches! Estos permiten la entrada de más luz natural en el salón que provocará un efecto óptico de mayores dimensiones. Las cristaleras, ocupando el lugar de muros o vigas grandes, también amplían el espacio y van en la misma línea en cuanto a la luz.

¿Más ideas? ¿Por qué no integras tu terraza en el salón? Puede sonar a locura, pero no lo es. Añade una puerta corredera, de cristal, para cuando haga peor tiempo, pero deja que sea vea toda la terraza, como si fuera una extensión del propio salón. Ganarás muchos metros.

En cuanto a los muebles, deben ser ligeros, funcionales y de fácil transporte. Optar por muebles con cajoneras grandes, baldas y estantes te ayudará a guardar objetos y que no ocupen espacio, ni físico ni del campo visual. ¿La televisión ocupa mucho espacio? ¡Pues cuélgala! Coloca revistas o libros en cestas de mimbre, con un estilo actual, justo debajo. Los aparadores de madera optimizan mucho el espacio y son una buena inversión para este tipo de salones. Igualmente, las librerías ayudan a dividir zonas de la casa y marcar fronteras con, por ejemplo, la cocina. Incluso puedes poner cajoneras debajo del sofá, o hacerte con un sofá con compartimentos para almacenar más cosas. A veces, un mueble a medida te salvará de una decoración forzada (una mesa, una encimera, un sofá con forma de U o L, etc.).

Colores para salones mini 

Un color que nunca falla en espacios de tamaño reducido es el blanco. Es un color que, por su base neutra, se integra bien, aumenta espacios y, además, ofrece una imagen de limpieza. No obstante, el blanco puede acabar aburriéndote, y si no lo cuidas adecuadamente (evitar manchas, fundamentalmente), acabarás arrepintiéndote de su elección. En cambio, combinarlo con otros colores le dará un toque de viveza al salón: tonos como el amarillo o, desde el 2019, el Living Coral, te darán el resultado que deseas. El coral es un color vivo y fresco; con blanco o beige, en lino o algodón, obtendrás una decoración muy natural y apropiada para una zona pequeña.

En definitiva, no te deprimas porque tu salón es pequeño y conviértelo en uno de revista. ¡Trucos ya no te faltan!