decoración mesa de navidad en rojo

Durante las fiestas navideñas, las celebraciones más importantes se hacen alrededor de una mesa. De ahí la importancia de decorarla con mimo y todo lujo de detalles. ¿Cuál es la mejor decoración navideña para la mesa de Navidad? La clave del éxito está en coordinar bien todos los elementos hasta dar con un conjunto equilibrado, práctico y acogedor. Te damos algunos consejos para que puedas crear la decoración de mesa navideña más estilosa y, como no, apetitosa.

Decoración de mesa navideña: los 5 elementos imprescindibles

Es importante no sobrecargar la mesa en Navidad. Si la superficie queda demasiado recargada, podrá resultar incómoda porque los comensales no podrán moverse con comodidad y faltará espacio para la presentación de la comida. Eso sí, hay piezas imprescindibles que no pueden faltar. Crea una lista y ves haciendo check a medida que vayas poniendo tu mesa navideña:

  1. Mantelería: mantel y servilletas. Escoge textiles agradables a la vista y al tacto para vestirla. Ah, y que sean fáciles de lavar. Lo agradecerás. El algodón y el lino son buenas opciones.
  2. Cubertería: cuchillos, tenedores, cucharas grandes y pequeñas. Todo dependerá de la comida que sirvas: carnes, pescados, sopas…
  3. Cristalería: el tipo de copas y vasos también dependerán de la clase de bebidas que vayas a servir, así como su disposición en la mesa.
  4. Vajilla: es el momento de sacar los platos “buenos” y colocarlos adecuadamente, según el orden de la comida.
  5. Decoración: hasta aquí todo lo esencial para comer y beber. Ahora llega el momento de la decoración de la mesa de Navidad. Los principales ornamentos pueden ser: un centro de mesa bonito, como una corona o guirnalda vegetales; velas, si es una cena; detalles para las servilletas con el nombre de cada comensal que le indique el lugar que ocupa en la mesa; fuentes, bases para tartas y demás menaje para la presentación de la comida; y adornos navideños varios (opcional).

¡No te pierdas nuestro informe de tendencias de Navidad 2021 con los estilos de moda que estarán presentes en nuestras casas este año!

Estilos para la decoración de la mesa de Navidad

A la hora de decorar la mesa de Navidad podemos optar por diferentes estilos. Todo dependerá del aire que desees darle a la celebración, del estilo decorativo de tu casa o de tus gustos.

  • Estilo Shabby Chic: es un estilo que se caracteriza por su halo romántico y campestre. Es dulce, delicado y vintage. Así que si quieres una mesa navideña Shabby Chic, apuesta por una mantelería en tonos pastel, una vajilla blanca antigua de porcelana, copas con relieves y cubiertos con empuñaduras historiadas. Un centro de mesa de rosas y flores silvestres destacará la esencia clásica de esta corriente. Candelabros con velas reforzarán la imagen.
  • Estilo Boho: si buscas un estilo bohemio para tu comida o cena, dalo todo por la exhuberancia. Estampados éticos o floreales, mix de estilos para tu vajilla, colores vivos, fibras naturales… Mezcla elementos hippy, con otros motivos orientales y actuales.
  • Estilo nórdico: blanco puro, diseño minimalista y colores naturales son la seña de identidad del estilo nórdico en cualquier mesa de Navidad. ¿Cómo conseguir este estilo? Pues muy sencillo. Lo primero es escoger una vajilla con un diseño muy ligero, si puede ser en blanco mejor. Para añadir las notas de color, debemos apostar por los accesorios; ya sea en colores claros como el beige, pasteles o tierra. El estilo nórdico siempre apuesta por materiales naturales, así que decora la mesa con ramas, accesorios de madera y textiles confeccionados con fibras de origen natural.
  • Estilo clásico: en este estilo, los colores que más veremos serán el verde, el rojo y el dorado; colores tradicionales en estas fechas que combinan con todo. El menaje de la abuela y una corona de Adviento serán el mejor acompañamiento para este estilo.

¿Cómo preparar la mesa de Navidad?

Al decorar la mesa de Navidad siempre nos planteamos la eterna pregunta: “¿qué orden debo seguir al colocar la vajilla y la cubertería?”. El protocolo en la mesa es muy importante para ser el perfecto anfitrión y en función del tipo de celebración, la disposición de los elementos puede variar ligeramente.

Distribución de los invitados

Lo primero es determinar cuántos invitados tendremos en casa. Una vez tengamos confirmado el número de comensales, es hora de organizar las mesas. En la organización de cualquier mesa de Navidad, los anfitriones tienen su sitio destacado, ya sea en la parte central (presidencia a la francesa) o en las cabeceras de la mesa (presidencia a la inglesa).

El resto de invitados se irán colocando de forma alterna, aunque siempre teniendo en cuenta las relaciones. Debemos intentar poner juntas a personas con las mismas aficiones y evitar sentar al mismo lado a personas que no tienen buena relación.

Otra alternativa es añadir tarjetas con los nombres de los invitados como las que hemos creado en Westwing:

Cómo poner la mesa

La colocación de los cubiertos y la vajilla es importante si queremos cumplir con el protocolo.

  1. Al lado derecho del plato colocaremos los cubiertos que se van a utilizar siempre con la mano derecha, y por orden de uso, de fuera hacia adentro. Lo más común es encontrar primero la cuchara para la sopa, cuchillo para entrante, para pescado, y por último para la carne.
  2. En el lado izquierdo del plato, con el mismo patrón, encontraremos el tenedor para el entrante, para el pescado y por último para la carne. En la parte superior de los platos irán los cubiertos para el postre.
  3. Las copas de vino (blanco y tinto) y agua se colocarán a la derecha junto a los cuchillos y la cuchara sopera. El pan se añadirá en la zona de la izquierda junto a su respectivo plato y cuchillo para untar.
  4. En esta zona también podremos encontrar la tarjeta con el nombre del invitado. Aunque actualmente se lleva más ponerla encima del plato o en la servilleta.

¿Qué mantel elegir para la mesa navideña?

En primer lugar, viste la mesa con manteles largos, con buena  caída, que lleguen hasta el suelo si quieres darle al conjunto un aire más solemne y elegante. En cuanto al tipo de tejido, los manteles de lino y algodón son los más recomendados.

Si buscas un estilo más informal, recurre a salvamanteles o manteles individuales. Los de fibras naturales, como mimbre, yute o ratán, aportan calidez. Otra opción alternativa al clásico mantel son los caminos de mesa. Si cuentas con una mesa bonita y de buen material, es mejor lucirla. Vístela con caminos de mesa que cubran solo el trozo de superficie donde vayan a comer tus invitados. El conjunto resultará más ligero.

¿Y las servilletas?

En cuanto a la medida de las servilletas, la más utilizada es la de 50×50 cm, aunque existe una amplia variedad: banquete (60×60), buffet (35×35), té o merienda (30×30) y cóctel (25×25). Te damos varias opciones para doblar las servilletas navideñas:

  • En triángulo: esta forma de doblar la servilleta es la más común y sencilla de hacer.
  • En rectángulo: esta es la forma tradicional de colocar las servilletas en mesas formales.
  • Sobre diagonal: esta opción también es ideal para mesas formales ya que permite proteger los cubiertos con la servilleta. Además, esta forma de colocar la servilleta nos permite añadir algún elemento decorativo.
  • Envoltorio: esta forma de doblar la servilleta permite también que los cubiertos estén más protegidos.
  • Sobre recto: esta es otra de las formas de colocar las servilletas más elegantes. Podemos colocar encima la tarjeta con el nombre del comensal.
  • Con cinta: es una variante del rectángulo, pero con una cinta que recoge los cubiertos. Podemos usar diferentes colores y materiales en la cinta.

¿Cuántas piezas de la vajilla debemos usar?

Dependiendo del estilo que hayamos elegido para la mesa navideña, vamos a optar por un tipo de vajilla u otro. Estas son algunas de las piezas que no pueden faltar en tu evento navideño:

  1. Platos llanos: suelen tener entre 21 y 25 cm, y aunque los más comunes son los redondos también podemos elegir otras opciones como ovalados, cuadrados o triangulares.
  2. Platos hondos: son un poco más pequeños que los llanos, tienen entre 20 y 24 cm de diámetro. Están destinados a comidas como sopas, purés o cremas.
  3. Platos de postre: son los platos llanos más pequeños, y tienen unas medidas de entre 14 y 20 cm de diámetro.
  4. Bajoplatos: sirven para darle un toque elegante a la mesa y también protegerla de las altas temperaturas. Podemos encontrar una amplia variedad de diseños, colores y estilos.
  5. Platos de presentación: no tiene nada que ver con el bajoplato, y se usa simplemente a modo de presentación. Cuando hemos utilizado ya el primer plato, por norma general, se suele retirar de la mesa.

Otros elementos de la vajilla que nos encontraremos en la mesa pueden ser soperas, salseras, ensaladeras, fuentes alargadas de diferentes tamaños, tazas de café, azucareros, etc.

Consejo Westwing: ante todo recuerda que la disposición de los diferentes elementos de la mesa no sigue un criterio decorativo, sino el de facilitar las cosas a nuestros invitados.

Cómo decorar la mesa de Navidad

Una vez ya hayas dispuesto todos los utensilios para llevar a cabo la comida o cena, toca decorar. ¡Nuestra parte favorita!

  1. Centros de mesa: son uno de los elementos estrella de cualquier mesa, y más aún en Navidad. Intenta que no sean muy altos, ni grandes, para que los invitados tengan contacto visual. Si eliges un adorno floral como centro de mesa, intenta que no sean muy aromáticas, para evitar restar protagonismo al olor rico de la comida.
  2. Velas: aportan calidez, elegancia y mucha magia a las mesas de Navidad.
  3. Guirnaldas de luces: son una alternativa a las velas y también aportan mucha calidez.

Ahora que ya sabes cuál es el protocolo a seguir en la mesa y la decoración de mesa navideña que no puede faltar, es el momento de que todo fluya con los invitados y disfrutes de la velada.

Consejo de lectura: descubre más sobre la decoración de Navidad de otras partes de la casa, como las ventanas o las puertas navideñas.