Descuentos de hasta -70% ¡Regístrate!

comedor de un loft con techo alto y escaleras

El concepto loft viene del inglés. Su traducción al español es doble: puede ser tanto ático como desván. En la actualidad, estos espacios se han convertido en apartamentos bastante modernos y, en ocasiones, lujosos donde vivir. Poder habitar una de estas viviendas es, para muchos, una fortuna: son espacios amplios, diáfanos, con techos altos y suelos de calidad, con pocas separaciones físicas (excepto el baño) y, sobre todo, muy versátiles (se ajustan a muchos estilos decorativos). Eso sí, una casa de estas características exige buenas ideas decorativas o el resultado puede ser un lugar muy desangelado. Si dispones de un loft pero te faltan conocimientos con respecto a la decoración de interiores, estás de suerte. A continuación, te damos algunos consejos, cinco concretamente, para hacer de tu loft un espacio de revista.

Hablemos antes de los muebles

Aunque estas viviendas aceptan muy bien estilos muy variados de mobiliario, hay algunas piezas que nunca fallan, como los sofás rústicos o del tipo Chesterfield, las estanterías de un metro de altura que encajen bien con un techo alto, o las mesas de comedor muy grandes. Si estos muebles, además, son industriales, conseguirás ajustarte más a las características de los loft tal y como se concibieron en un inicio: mesas extra largas, sillas o taburetes desgastados, lámparas grandes y de metal que cuelguen del techo, etc.

Recuerda que, muchas veces, los suelos y paredes de un loft podrían parecer un poco fríos o inexpresivos por los materiales de los que están hechos (paredes de ladrillos, suelos de cemento, etc.). Por eso, en los muebles puedes incorporar ese toque de color que pudiera faltarle al resto del espacio. Asegúrate también de que la selección que hagas no se base en piezas pequeñas, o el contraste con las paredes y los techos altos será muy extraño: jarrones altos, murales grandes o cuadros enormes son ideales, así como las alfombras para romper con el tono neutro del suelo.

Cinco ideas para decorar tu loft estilosamente

Ahora sí, te detallamos cinco útiles consejos que te permitirán decorar un loft con toda la clase, elegancia y vanguardia que el lugar requiere.

  1. Aprovecha las alturas. En algunos casos, los techos de un loft pueden alcanzar hasta los cinco metros. Toda esta altura debe aprovecharse. Para ello, opta por una decoración de galería que acentúe la amplitud de la vivienda, con cuadros de gran tamaño, asientos colgantes, etc. Crearán un juego visual interesante que rebajará la altura del loft y permitirá que incorpores otros elementos más habituales a tu decoración.
  2. Todo al blanco. Un loft pide colores neutros, como por ejemplo el blanco, ya que estos tonos estarán expuestos todo el tiempo, en todas las zonas. Un color demasiado agresivo podría ser excesivo para una rutina diaria. El blanco, además, te garantiza la sensación de orden y limpieza que con otros colores no podrías obtener.
  3. Muros sin tocar. Las paredes sin pintar se han puesto de moda nuevamente: hormigón o ladrillos a la vista quedarán espectacularmente bien en tu loft. Combínalas con muebles y objetos de estilo industrial y habrás logrado tu objetivo.
  4. División de paredes. Los biombos de cristal y acero, o de otros materiales, como el bambú, son perfectos para establecer una división de espacios en un hogar tipo loft, que suele presentar todas las habitaciones juntas a excepción del baño o alguna zona más. Es importante, sobre todo, para separar la zona del dormitorio de la del salón.
  5. Una buena acústica. Para evitar que se produzcan ecos en una casa que puede llegar a los 100 metros cuadrados, la selección de los textiles es fundamental. Cortinas, cojines, mantas o alfombras romperán el sonido y generarán un ambiente acogedor. Las estanterías grandes, repletas de libros, y las grandes plantas o accesorios decorativos producirán el mismo efecto. El loft pide un grado de vacío necesario, pero no puedes tener un hogar desierto, especialmente por esta quinta razón.

Vigas a la vista, paredes al descubierto, tonos neutros en contraste con algunos intensos en el mobiliario, y… ¡A vivir en un maravilloso loft! ¿Te han gustado estos consejos? Desde luego, aplicarlos no supondrá mucho tiempo, y mejorarás considerablemente el aspecto de tu increíble apartamento.