Descuentos de hasta -70% ¡Regístrate!

Cocina blanca de estilo industrial con encimera de madera y estantes de color blanco

La cocina es tal vez uno de esos lugares donde primamos la funcionalidad versus la estética. Pero ambas cosas no tienen por qué estar reñidas, sobre todo si no quieres que tu cocina se sume a la larga lista de cocinas “horribilis” que existen en España.  

Esa gran olvidada puede llegar a ser uno de los lugares claves de tu casa para compartir grandes momentos. De ti dependerá que así sea y que a ti y a los tuyos os den ganas de poner un pie en la cocina. 

Si estás pensando en renovar tu cocina, te proponemos una cocina de estilo industrial: una cocina muy original y chic con toques vintage, con un estilo inspirado en los lofts neoyorkinos de los años 50, que se construyeron dentro de antiguas fábricas. 

Historia y carácter de las cocinas de estilo industrial 

Al acabar la segunda guerra mundial en 1945, Estados Unidos comenzó su periodo post-industrial. La economía viró hacia el sector servicios en detrimento de la industria, aunque el recuerdo de ese pasado proletario siguió reflejado en los lofts que se construyeron dentro de antiguas factorías en plena ciudad. Algunos de ellos constituyen hasta hoy una de las opciones de vivienda más cool de la ciudad de los rascacielos. 

Podemos darle un acento industrial a toda la casa, aunque, sin duda, es la cocina el espacio que mejor se presta para resaltar esa estética dominada por el metal, el ladrillo, la madera desgastada, las tuberías y la presencia de todo tipo de utensilios y maquinaria. 

Y es que el estilo industrial sigue siendo muy actual. Con su combinación de sobriedad, modernidad, toques toscos y vintage, este estilo nos permite conseguir espacios muy chic que consiguen impactarnos con la fuerza de su sencillez.  

Suelos, paredes y techos de las cocinas de estilo industrial 

El suelo y las paredes son elementos clave para darle un aire industrial a tu cocina. 

La cocina de estilo industrial, por lo general, se asienta sobre suelos de hormigón agrietados y envejecidos o con zonas de distintas intensidades de color, sobre pavimentos de tablas de madera desgastada o sobre las figuras geométricas o los motivos de inspiración vegetal de los mosaicos hidráulicos, que otorgan un look más vintage

Además de para el suelo o las paredes, el hormigón también es perfecto para las encimeras o para una isla en la cocina. 

Nada de paredes lisas y enyesadas, el estilo industrial reniega de los revestimientos y apuesta por el ladrillo a la vista. Si no dispones de mucha luz natural en la cocina, una buena alternativa puede ser combinar los ladrillos con azulejos blancos tipo metro como antepecho. El blanco, en contraste con el ladrillo, aportará luz al espacio a la vez que protegerá la pared de salpicaduras de aceite y otras manchas. Pero existe otra opción, que también queda genial y puede añadir carácter al ambiente: instalar un antepecho de baldosas de mosaico hidráulico creando un colorido patchwork

Además, puedes pintar algún tramo de pared con pintura de pizarra para escribir recetas o notas, a la vez que decoras la cocina con este recurso tan funcional. 

Para el techo, apuesta por las vigas de madera o hierro para resaltar el estilo industrial. 

Y si las paredes, techos y suelos se desnudan sin pudor, las tuberías, cañerías, el tubo extractor o las chimeneas también quedan al descubierto, completando ese look descuidado del estilo industrial. 

Colores, materiales y estilos que casan fenomenal con la cocina de estilo industrial 

El negro, predominante 

El negro es, sin duda, el color predominante de la cocina de estilo industrial. Podemos escogerlo para los grifos, el horno, la campana extractora, para la vajilla, para sillas o taburetes… Y muy especialmente para la iluminación y los ventanales. Las lámparas colgantes o focos de metal son un must en los espacios de estilo industrial. Al igual que los cuarterones de metal negro, con los que se simulan los altos ventanales de las viejas fábricas neoyorkinas. Esta estética también puede utilizarse en el interior, en puertas o mamparas separadoras de espacios. 

Los metales, imprescindibles 

Los metales son un elemento estrella en las cocinas de estilo industrial: el hierro, el zinc, el acero, el cobre… 

Los electrodomésticos, islas de cocina o muebles de acero inoxidable, típicos de las cocinas de los grandes restaurantes, son elementos que casan muy bien con el estilo industrial. Al igual que los muebles u objetos de estilo vintage en cualquier otro tipo de metal. 

Los taburetes y las mesas de bares de metal retro, de metal 100% o combinado con madera, le quedan también fenomenal al estilo industrial. Al igual que los objetos decorativos de cobre. Una tetera, una vasija o un entresijo de tuberías de cobre pueden dar un colorido toque decorativo al ambiente. 

Al igual que en una mesa de trabajo, las barras o soportes metálicos para colocar herramientas son indispensables. Utilízalos para colgar u organizar utensilios de cocina en acero inoxidable e, incluso, sartenes y cacerolas, en color negro o acero. Las barras y soportes te permitirán además tener siempre todo a mano en la cocina. 

La madera envejecida para un look vintage 

La cocina de estilo industrial, como venimos señalando, tiene un look 100% vintage. Para conseguirlo, además de lo dicho, puedes recurrir a vigas, muebles y utensilios antiguos, de madera envejecida o desgastada. Tablas, botelleros, estanterías, mesas, sillas, taburetes, utensilios de cocina, botes de especias, portarrollos para papel de cocina… Hay infinidad de objetos que pueden ayudarte a impregnar tu cocina industrial de ese toque vintage

Las superficies rudas, de madera con vetas y nudos marcados y ennegrecidos, quedan también perfectas en estos ambientes, en estanterías, mesas o en el pavimento. 

Y un toque de color retro 

Gracias a los colores neutros del suelo, de las paredes y del mobiliario, podemos darle pinceladas de color muy originales a nuestra cocina de estilo industrial

Los frigoríficos, balanzas o tostadoras de estilo retro en color crema, rojo o verde menta completarán ese look vintage de tu cocina, al mismo tiempo que la dotarán de un llamativo toque de color.  

Otros objetos ideales pueden ser los taburetes de metal de colores o una vajilla de color rojo, amarillo o azul isla paraíso. 

Como pincelada decorativa, añade carteles o relojes antiguos y plantas en macetas de hojalata. Y no olvides hacerte con un delantal estilo Factory worker de tejido denim o negro, un complemento chic ideal para darte un aire gourmet y sorprender a tus visitas cuando te pillen con las manos en la masa.