cocina blanca y madera

No es ningún secreto que la combinación cocinas blancas y madera son un tándem perfecto del que se han apropiado muchos estilos de diseño. Pero quizás sí lo sea el tipo de madera que podemos utilizar para hacer que esta combinación sea todo un acierto. El nogal, el roble, el wengué, el pino… Cada una aporta distintos matices que se suman a las posibilidades de todos los tonos de blanco. Según el efecto que quieras conseguir para crear cocinas modernas blancas y madera la clara o la oscura será más conveniente. Atento a los mejores consejos que en Westwing nuestros interioristas han preparado para ti.

Cocinas blancas y madera clara

La combinación de la decoración en blanco con madera es clave en el estilo nórdico. Una tendencia absoluta que le sentará genial a todo tipo de espacios, sea como sea tu cocina, especialmente si quieres que tenga un aire muy contemporáneo o si cuenta con pocos metros y quieres potenciar la sensación de espacio.

En este caso, lo mejor es que elijas una madera clara para no empequeñecer la estancia y contribuir todavía más, en alianza con el blanco, a la sensación de amplitud y ligereza. Dejaremos volar la imaginación porque esta combinación nos trae múltiples posibilidades que nos encantan y la experimentación está servida.

El mármol, la pintura de pizarra en la pared, los electrodomésticos que son sin duda un valor estético en sí mismo y se funden a la perfección con el mobiliario de la cocina, colores complementarios como el verde, el aguamarina, el rosa palo o los tonos arena, que arrancan nuevos matices al blanco, las islas de cocina que apuestan por la madera como material para su superficie… ¡Las posibilidades de decoración son múltiples! Veremos, paso a paso, algunas de nuestras favoritas.

Regístrate ya en Westwing y no te pierdas las rebajas de hasta el 70% para amueblar y decorar tu casa con estilo.

Azulejos tipo metro para la cocina

Una de nuestras combinaciones preferidas por lo moderna que resulta es la que opta por revestir las paredes de la cocina, al completo, por azulejos tipo metro. El acabado que proporcionan, unido con el blanco, hacen que la cocina sea de lo más luminosa y amplia a simple vista. Además, a las propiedades estéticas de este material para las paredes, se le unen también las propiedades funcionales: resultan muy fáciles de limpiar, por lo que este tipo de azulejos es una gran opción para un espacio en continuo trasiego donde la grasa y la comida pueden ensuciar las superficies.

El secreto para mantener el orden: el almacenaje

Complementar ese acabado en la pared con muebles y encimeras en madera clara continúa armonizando un conjunto moderno, minimalista, en líneas y acabados rectos. Si optas por este tipo de cocina, no olvides dotarla siempre de generoso espacio de almacenaje. Si cuentas con pocos metros cuadrados, entonces instala alacenas y armarios en vertical. Es importante que cuentes con el espacio necesario en la cocina para que el menaje y todo lo que necesitas esté debidamente recogido. Y es que este es uno de los efectos que persigue el minimalismo y el estilo nórdico: orden, pulcritud y limpieza para imprimir una envidiable sensación de calma que nos conquista cada vez que ponemos el pie en uno de esos espacios.

Los muebles modulares también son una gran opción para conseguir ese espacio de almacenaje en cocinas pequeñas. Además de aprovechar cada pequeño rincón, pueden ser plegables y desaparecer cuando no estén en uso. Instalar una barra plegable es una de esas posibilidades, nos encanta para recibir a los invitados y tomar un desenfado cóctel mientras la comida termina de prepararse o, quizás, para un desayuno informal y rápido antes de ir al trabajo.

Cocinas con isla

Una isla de cocina, por todas las posibilidades de uso que ofrece, ya sea como fregadero, espacio de cocina o improvisada mesa para nuestras reuniones más divertidas, es un elemento de lo más cotizado en este espacio.

Si crees que no tienes espacio suficiente en una cocina, pero te encantaría contar con la posibilidad de disfrutar de todas las ventajas que ofrece una isla, existe un truco que lo hace posible: conecta el salón con la cocina a través de una buena división en U y gana en metros cuadrados para distribuir la estancia como necesitas.

Cocinas blancas y madera clara en diseños de planta abierta

Una de las últimas tendencias, siguiendo con lo que marca el estilo nórdico, para las cocinas de pequeños apartamentos urbanos que no disponen de demasiados metros cuadrados: las cocinas blancas en madera clara que apuestan por un diseño de planta abierta, sin límites de conexión entre ambientes, consiguen engrandecer el espacio y hacerlo, además de lo más chic.

Cocinas blancas y madera oscura

Quizás sea esta la combinación menos conocida, pero lo cierto es que la madera oscura también es un aliado estupendo para el blanco en la cocina cuando perseguimos un efecto acogedor, sofisticado y con personalidad. Acertarás con este tándem si conoces sus pautas de aplicación adecuadas.

Cocinas que son pura vanguardia

Moderno, moderno, muy moderno. Así es el look que se consigue con la mandera de wengué, muy oscura y profunda, combinada en el mobiliario con el efecto contraste que brinda el blanco. Si además confías en los matices que proporcionan las distintas texturas y en la amplia gama cromática que ofrece el blanco con su variedad de matices el resultado será un auténtico diez.

El minimalismo ayuda a que la estancia no se sobrecargue, para ello elige líneas sencillas en el mobiliario y elimina elementos que no sean necesarios, como los tiradores, los motivos en las puertas y, en su lugar, elígelas lisas y sin adornos. La belleza natural de los materiales y sus texturas será suficiente para conseguir un acabado de lujo.

Pocas cosas nos resultan más irresistibles que el verdadero carácter que imprimen las cocinas blancas y madera oscura. De nogal, de roble oscuro, de wengué… Infinitas posibilidades para hacer que tu cocina desprenda personalidad por los cuatro costados.