Accede a las mejores marcas hasta -70%

Isla de cocina de madera en un café

Si vas a reformar la cocina te aconsejamos que añadas una isla multifuncional ya que las islas de cocina son una opción muy útil y además estética. 

¿Por qué triunfan tanto las islas de cocina? 

Desde hace muchos años las islas de cocina se han convertido en las más deseadas en decoración. Casi todas las cocinas, ya no solo las que cuentan con más espacio, intentan añadir una pequeña isla de cocina. Este tipo de muebles añaden no solo buen gusto decorativo sino también mucha funcionalidad y almacenaje.  

Modernidad y funcionalidad 

Las cocinas son espacios donde además de preparar comida nos reunimos con la familia. Además, las islas de cocina sirven también para otras funciones como almacenaje y división de espacios. Sobre todo en cocinas grandes, la isla de cocina se suele usar con bastante frecuencia como elemento de transición con el comedor o el salón.  

Existen diferentes tipos de islas de cocina, dependiendo mucho del tamaño de nuestra casa. Las hay que acogen la vitrocerámica, el fregadero y otras muchas que simplemente se utilizan como superficie de trabajo y almacenaje. También hay otras que incluso cuenta con extractor, si cuentan con vitrocerámica, y horno. A la hora de hacer la cocina, nosotros podremos elegir qué preferimos tener en la isla de la cocina. Por eso, te recomendamos que hagas la cocina a medida.  

Barras en las islas de cocina 

En muchas ocasiones, estas islas de cocina además cuentan con una pequeña barra para que podamos desayunar o comer de forma rápida en la cocina. Es un espacio muy recurrido sobre todo cuando vienen invitados y nos apetece una cena algo más informal.  

Isla de cocina de mármol

Tipos de islas de cocina 

Las islas de cocina se adaptan a todos los espacios y estilos. Incluso aunque tengamos una cocina más pequeña podemos añadir una isla. Simplemente con colocar una mesa alta de madera en medio de la cocina y un par de taburetes, ya podríamos contar con una isla de cocina original y práctica. Si aún no tenemos claro qué tipo de isla de cocina podemos integrar en nuestra cocina, te damos algunas ideas: 

  1. En tonos claros: Son las más populares ya que es muy difícil que nos cansemos de ellas. Además, combinan con todo, desde materiales como la madera hasta otros más sofisticados como el mármol.  
  2. En gris y blanco: Se suelen asociar a estilos de cocina más modernos, donde el metal juegan un papel muy importante. El toque del blanco nos ayuda a mantener la armonía de este espacio.  
  3. De madera y de color negro: Si nos encanta el toque del negro, lo ideal es añadir materiales que nos ayuden a no perder la calidez que debe tener una cocina, como por ejemplo con madera.  
  4. Combinadas con muebles: En las cocinas que cuentan con los metros justos, lo mejor es optimizar el espacio. Una forma de conseguirlo es por ejemplo unir muebles como la isla de cocina y una pequeña mesa de comedor. Si las colocas a dos niveles mucho mejor, para que se note la diferencia de espacios.  
  5. Isla de cocina en ‘L’: Este tipo de islas de cocina son muy habituales en casas con bastante espacio. De esta forma, podemos aprovechar toda la cocina gracias a la isla y contar con mucho más almacenaje y espacio de trabajo.