Baño con una decoración vintage en madera y cobre

¿Qué la ha hecho situarse al estilo vintage como uno de los estilos con más fans del panorama decorativo temporada tras temporada? Su encanto, su calidez y su capacidad para no pasar nunca de moda, como los buenos clásicos. Un baño no tiene por qué ser un espacio-laboratorio tan insulso como higiénico. Hay otras formas de decorar el baño más personales y acogedoras, y esta es una de ellas. Decorar un baño vintage es optar por un baño personal, romántico y con mucho charm. Una auténtica oda al pasado. Veamos cómo conseguirlo a través de esta guía de decoración de baño en 10 puntos imprescindibles. ¿Nos sigues?  

Imprescindible de un baño vintage: las curvas 

En el pasado, las rectas perfectas y los ángulos, no tenían cabida en los baños, y la curva era la reina de los baños vintage. Hacer de tu baño un baño vintage, no significa que debas colocar solo muebles antiguos y accesorios de otra década. Puedes combinar artículos antiguos con modernos de estética vintage.

Bañeras

Las bañeras, por ejemplo, eran ovaladas y con patas. Si consigues un modelo retro como aquellos, lograrás muy fácilmente el look vintage que buscas. Pero también puedes optar por actualizarlo, eligiendo una bañera ovalada, sin patas, pero también exenta, de estética más moderna. Aquí lo importante es huir de las bañeras rectangulares. Aunque cuesta limpiar las bañeras, es una inversión que merece la pena ya que le de un aire sofisticado al cuarto de baño.

Lavamanos

La misma idea puedes aplicarla en el lavamanos. Hay modelos de estética 100% retro, ya sabes, con pie y curvilíneos. No obstante, también los hay que siguen teniendo pie pero cuentan con una aire más moderno. Eso sí, si te falta espacio en el baño, te recomendamos que evites el pie y optes por lavamanos de sobre encimera para poder aprovechar la zona inferior con cajones. En este caso, para un baño vintage, la mejor opción es también elegir un bol ovalado o redondo. Y es que las curvas se consideran más dulces que los ángulos, como dulce es el estilo vintage. 

Grifería para un baño vintage 

La grifería vintage la puedes encontrar en monomados adaptados a esa estética curvilínea de la que te hablábamos. Sin embargo, la elección más auténticamente vintage es la del típico grifo estilo retro con dos mandos en forma de estrella en vez de uno. Por supuesto, tanto para el lavamanos como para la bañera.

En cuanto al acabado, el acabado cromado funciona muy bien, claro. Pero también en colores de tendencia como el negro y el dorado. Una grifería retro en negro nos traslada a un baño vintage con un toque industrial y una grifería en dorado –sobre todo mate–, a un baño vintage más romántico y sofisticado.  

Por supuesto, no pienses que estas griferías de estética retro no cuentan con los adelantos correspondientes. Las griferías vintage que encontrarás en el mercado ofrecen prestaciones como el ahorro de agua o el control de la temperatura. ¡Tendrás un baño vintage, pero con las comodidades de ahora!

Los muebles perfectos para un baño vintage 

¿Cómo son los muebles ideales para un baño vintage? ¿Rectos y lisos? No. ¿Sin tiradores y con apertura tipo clic? Tampoco. Los muebles de baño vintage pueden ser de los colores más variopintos: desde madera de tono miel, hasta más oscura, o pintada en blanco, en gris o incluso en rosa palo. Pero lo que seguro tienen en común es el aire de mueble hecho a mano y es que un mueble de baño vintage tiene frentes con molduras, patas labradas y tiradores decorativos tipo concha, de porcelana en forma de asas de metal también torneadas.  

Una pieza recuperada, como por ejemplo una cómoda, puede convertirse un mueble bajolabavo perfecto para un baño vintage. Igual que una estantería de madera antigua puede ser un buen auxiliar o una alacena, transformarse en un mueble en el guardar desde cosméticos hasta papel higiénico extra.  

El alma del pasado 

Molduras, artesonados, lamas de madera envejecida, azulejos antiguos en la pared, mosaico hidráulico recuperado en el suelo, instalaciones de luz a la vista… Todo lo que nos transporte al pasado aporta un carácter único, romántico y cálido, a nuestro baño vintage. Restaura muebles, recupera los elementos arquitectónicos de tu baño, pega azulejos…Si tienes la suerte de vivir en un piso antiguo, y disfruta de un espacio en el que necesitarás aportar muy poco para embellecerlo todavía más. 

Papel pintado ¡por supuesto! 

Alicatar las paredes del baño hasta media altura y terminar el revestimiento de estas con papel pintado es muy vintage y con ello consigues un baño personal y llamativo. Ya que te pones, nuestro consejo desde Westwing, es atreverte con un papel que aporte vida y un punto atrevido y sofisticado al ambiente. Conseguirás un baño vintage distinto a cualquier otro, tremendamente personal y muy acogedor.  

Detalles ideales para un baño vintage 

  • Un espejo con marco dorado envejecido o un espejo con marco de madera recuperado, por ejemplo, de un tocador antiguo. Quedan ideales sobre el lavamanos. 
  • Apliques con pantallas de tela y estructura de metal dorado, lámparas de lágrimas, para los estilos vintage más sofisticados, o incluso bombillas colgantes tipo Edison, para un vintage más actualizado. 
  • Mucha artesanía en bandejas labradas para dejar los jabones o el peine en ellas; tarros y dispensadores de jabón de cristal tallado y toallas con puntillas. Puro romanticismo. 
  • ¡Y que no falten las flores! Un baño vintage siempre debe tener flores o detalles en verde. Un adorno sencillo, pero con mucho efecto. 

¿Has tomado nota de todo para convertir tu baño en un baño vintage? Hay estilos tan románticos y acogedores como este y a nosotros nos encanta. We love los baños vintage. 

Busca accesorios al estilo vintage para tu baño