Devoluciones ampliadas hasta el 31 enero 2022

dormirotio blanco con cojines

El ibicenco es, sin duda, uno de los estilos de decoración más relajantes, lo que lo hace ideal para una estancia como el dormitorio, porque si hay un espacio en casa donde debamos apostar más por el relax, es nuestra habitación. Necesitamos dormitorios que nos acojan con su suavidad y el ambiente nos calme y nos invite al descanso. Así que ¡manos a la obra! Sigue nuestra guía de estilo Westwing y consigue un dormitorio ibicenco bello, sereno, fresco y ultra acogedor. ¿Empezamos?

1. Ligereza y sencillez: el secreto de la armonía

Echa un vistazo rápido a tu dormitorio. Seguro que acumulas más de lo que realmente necesitas para dormir y recuperar fuerzas. ¿Puedes eliminar algún objeto decorativo? ¿puedes aligerar tu armario o la cómoda, tirando o regalando todas aquellas piezas que ya no usas? Así, no solo ganarás espacio para organizar bien lo que sí te pones y poder cogerlo sin desordenar demasiado lo que haya alrededor, sino que quizás también conseguirás eliminar alguna pieza de mobiliario demasiado voluminosa y con ello ganar metros y sobre todo la ligereza y sencillez características del estilo ibicenco.   

2. Un oasis blanco

La ligereza y la sencillez de la que hablábamos antes también se consigue pintando los espacios en blanco, el color de la isla pitiusa. Y es que el blanco puro transmite relax, luz y armonía. Pero no solo la pintura de paredes y techos ­debe ser blanca. También la ropa de cama ayudará a que tu dormitorio te recuerde a Ibiza. Además, el color blanco para las sábanas ayuda a relajarse y a que la habitación se vea más limpia y ordenada.

3. Notas marinas en azul y color arena

Sí, en un dormitorio ibicenco el blanco debe dominar, pero no podemos olvidar las notas azules ni de color arena, que nos recuerdan a las calas de la isla mediterránea. Apuesta por un azul turquesa, un azul índigo o, si buscas máxima elegancia, un azul con toques de gris para carpinterías, vigas y textiles como edredones, plaids o cojines. El color arena también puedes aplicarlo, además de al mobiliario, a la ropa de cama con plaids y colchas que aporten un toque beige cálido y acogedor al espacio, pero también a complementos como lámparas, bandejas, alfombras, etc.

4. Muebles muy naturales

El estilo ibicenco está muy conectado con la Naturaleza. Madera, bambú, cuerda, fibras vegetales… Son los materiales perfectos para decorar un dormitorio ibicenco. La madera, cuanto más natural y en bruto, mejor. Es perfecta para armarios, cómodas, mesitas y cabeceros. El bambú también comparte con la madera ese tono claro que tan bien sienta a los dormitorios ibicencos y queda ideal en cabeceros, sillas y bancos, por ejemplo. Las fibras vegetales, también para piezas como cabeceros y sillas, y la cuerda, en algunos muebles como bancos o sillas de enea –que respiran sabor a campo y a tradición–.

5. ¡También muebles de obra!

Además de los muebles de madera, de bambú o de fibras, los muebles de obra encalados son un clásico de la decoración de estilo ibicenco. Armarios y cómodas de obra blanca con puertas y cajones de madera darán aire ibicenco a tu habitación en un abrir y cerrar de ojos.

6. Textiles de lino y algodón

Sábanas, plaids, cojines, cortinas… Elige textiles en materiales naturales como el lino y el algodón. De tacto suave y fresco, te ayudarán a descansar bien y a la vez, aportarán la naturalidad y la ligereza que necesita un dormitorio ibicenco. Para las cortinas, los tejidos de trama abierta te aportarán intimidad sin oscurecer el espacio. 

7. Detalles de fibras vegetales

Detalles y complementos como lámparas, tapices y alfombras de fibras vegetales son un must en los dormitorios de estilo ibicenco. En el caso de los tapices, se llevan mucho para decorar las paredes. Con dibujos de tipo ikat, le dan un toque boho étnico al espacio que este estilo decorativo agradece. Las lámparas, elígelas colgantes: romperás con la tradicional lamparilla de sobremesa para darle a tu dormitorio un toque más actual e informal. Y en cuanto a las alfombras, las de yute XL que recogen la cama son ideales, pero también las redondas, que suavizan el espacio con su forma sin esquinas.

8. El encanto de lo ecléctico

La mezcla de los toques rurales, hippies, minimalistas, vintage e incluso glamurosos de mobiliario y complementos es habitual en los dormitorios de estilo ibicenco. Pero también los detalles que nos hacen viajar hasta la India o hasta Marruecos. Quizás una mesita de madera de estética oriental, una lámpara marroquí, una alfombra Beni Ourain… Todos estos complementos decorativos harán de tu habitación un oasis con lo mejor de cada cultura.

9. La personalidad de la artesanía

Detalles realizados con fibras vegetales trenzadas, adornos hechos con barro o de cerámica, tapices de algodón… Cualquiera de estas piezas serán ideales para decorar tu dormitorio ibicenco y es que todo lo que respire artesanía será perfecto para decorar tu habitación con encanto y personalidad.

10. Un pop de color extra

Además del tradicional azul o verde marino, los tonos amarillos o coral pueden agregar ese llamativo detalle a esos rincones más dinámicos de tu dormitorio. Sea con cojines, alguna pieza cerca de tu tocador o hasta una alfombra, el juego con los colores mediterráneos creará el perfecto look para tu dormitorio.

Y hasta aquí las 10 claves de la decoración de estilo ibicenco para tu dormitorio. Ahora que ya las conoces, solo te falta encontrar la inspiración. ¿Quieres que te ayudemos? Sigue conectado a Westwing y encuentra los muebles, textiles, auxiliares y complementos de estilo boho, étnico y natural que harán de tu dormitorio ibicenco el oasis de paz y relax con el que siempre has soñado. 

¡Sueña con Ibiza !