Descuentos de hasta -70% ¡Regístrate!

dormitorio en tonos marrones con plantas

En nuestro dormitorio nos gusta relajarnos, eso está claro. Es una estancia de la casa en la que cada detalle importa. Queremos que nuestros muebles y objetos decorativos desprendan una paz y tranquilidad totales. Junto con todo esto, las plantas también pueden jugar un rol interesante. Mucha gente piensa que son perjudiciales para dormir, en parte debido a una creencia generalizada. ¿Es esto cierto o son simples habladurías? Vamos a contarte qué plantas puedes tener en tu dormitorio y cuáles debes evitar si no quieres un problema. Como ves, no es necesario renunciar a las plantas para dormir en buena compañía.

Beneficios en interior

Hiedras inglesas, jazmín… Las plantas de interior ayudan a purificar el aire, especialmente en casas de ciudad que viven rodeadas de humo y contaminación, y, además, neutralizan olores que pueden resultar nocivos para la salud. Humidifican el ambiente y, por tanto, son la clave para respirar mejor. Algunas plantas, como la lavanda o las gardenias, incluso facilitan el sueño y te llevan a un mejor descanso. Añádelas en cualquier rincón. Según su tamaño, podrás ponerlas sobre la mesilla de noche, la cómoda, o en el suelo. Mezclarlas hará que en el dormitorio haya alta una sensación de equilibrio.

Plantas aptas para tu dormitorio

Las siguientes plantas sí son aptas para un dormitorio y romperán con ese mito de que las plantas nos ahogan con nocturnidad y alevosía.

  • Aloe vera. Es una de las plantas más empleadas en el campo de la belleza gracias a sus múltiples propiedades curativas. Podrás incluirla en cualquier rincón de tu dormitorio. Liberará oxígeno, con el que acabarás con olores químicos de detergentes, plásticos y otros materiales sintéticos.
  • Lavanda. Es una de las más recomendadas para el dormitorio. Con su aroma es más fácil conciliar el sueño. Debes situarla en una zona en la que reciba mucha luz. En verano, además, espantarás a esos odiosos mosquitos que a veces no te dejan dormir y te llenan de picaduras noche tras noche.
  • Orquídea. Delicada y con encanto, es perfecta para decorar cualquier espacio por su elegancia. En el dormitorio, regularán muy bien la temperatura.
  • Sansevieria. Planta elegante y muy colorida, transforma el dióxido de carbono en oxígeno, por lo que no solo no es peligrosa, sino que te ayudará a respirar mejor por las noches. Resiste bien ante la falta de luminosidad, por lo que, si tu dormitorio no recibe mucha luz natural, no habrá ningún problema.
  • Lazo de amor. Esta planta, cuyo nombre científico es Chlorophytum comosum, es otra de las candidatas a planta de interior. Un clásico en casa de nuestras madres y abuelas que filtra magníficamente las partículas de monóxido de carbono, benceno y formaldehído. En otras palabras, tu aire estará más puro con ellas.

En definitiva, las plantas cerca de tu cama harán que te sientas como en el campo. Lánzate con estas propuestas y llena tu vida de aromas verdosos.