Accede a las mejores marcas hasta -70%

Accede a las mejores marcas hasta -70%

habitación de niño con guirnalda de luces, cómoda blanca y textiles coloridos

Una habitación para tu hijo puede tener un aspecto muy acogedor si lo utilizas de forma óptima. Siempre tienes que tenerlo todo bien planeado mientras preparas la habitación del niño. Los niños no necesitan mucho espacio para ser felices. Unos muebles acogedores combinados con un espacio práctico de almacenamiento y una ingeniosa y alegre combinación de colores sin duda van a crear un cuarto perfecto para tu niño. Con nuestras ideas y consejos te mostramos lo creativo que puede ser amueblar una habitación pequeña de niños para que tu hijo quede completamente satisfecho.

Los cuartos pequeños centran la mente, mientras los espacios grandes la distraen.

Leonardo da Vinci, artista italiano

Lo  imprescindible en una habitación pequeña de niños

  • Una cama con espacio de almacenamiento: aquí tienes la opción entre una cama del desván o un modelo con una caja de cama espaciosa.
  • ¡Las estanterías de pared! Usa no sólo el espacio del suelo, sino también el espacio de la pared.
  • Muebles plegables como sillas y mesas: ¡Gracias a ellos creas rápidamente más espacio para jugar!
estentria pequeña y silla de ratán blanca en habitación de niños

Aprovecha del espacio con muebles funcionales

Una cama cómoda para el niño es, por supuesto, una necesidad. Pero también puedes aprovechar al máximo el espacio, por ejemplo eligiendo una cama en el altillo que crea un segundo nivel. También puedes optar por una cama con cajones para crear más espacio de almacenamiento. Ropa de cama, juguetes y aún más cosas pequeñas encontrarán su lugar allí. Otra idea muy práctica: una mesa plegable que se fija a la pared y que sólo se despliega cuando es necesario. ¡Y no olvides las esquinas! Aquí puedes utilizar el espacio maravillosamente como espacio de almacenamiento con estantes de esquina y pequeños armarios y así proporcionar más orden y espacio libre para tu hijo.

No tienes que preocuparte por eso, existen unos variantes diferentes: puedes colocar una placa protectora o una red. Otra idea es poner un colchón de gimnasia plano delante de la cama que también puede ser utilizado como un patio de recreo o simplemente apoyado en la pared.

Creando una atmósfera de bienestar con un ambiente alegre

La habitación de los niños pequeños debería tener sobre todo un ambiente de bienestar tanto como ser un espacio alegre. Especialmente en las habitaciones pequeñas, la atención a los detalles es importante. Por lo tanto, organiza la habitación de tal manera que se fomente la creatividad del niño, además de que pueda jugar y relajarse. Usa una gran selección de juegos, así como los colores adecuados y unos accesorios divertidos que son imprescindibles en la habitación de niño pequeño.

Diseño inteligente de colores y materiales adaptados a  la habitación pequeña de niños

Al igual que en el resto de la casa, el efecto de la habitación de los niños siempre depende de cómo se diseña y cómo se utiliza el espacio. Los colores, por ejemplo, pueden hacer que la habitación de los niños pequeños parezca mucho más grande. Además de las paredes blancas, una pared juguetona puede ampliar visualmente la habitación. Recuerda que no deberías sobrecargarla con motivos ni pintar de un color demasiado oscuro. También un papel pintado con motivos dulces o pegatinas de pared es perfecto para ello. Igualmente presta tu atención al material robusto del que tu hijo no se pueda lesionar tan rápidamente. Si duda, la madera maciza, natural o lacada, es siempre una buena elección para los muebles.

Los elementos decorativos y la iluminación adecuados

No necesitas muchos elementos decorativos para amueblar la habitación del niño. Siempre recuerda que si el cuarto está demasiado lleno, parece mucho más pequeño. Unos cuantos peluches en el estante, junto con cojines y mantas de colores, dan a la habitación un toque lúdico y acogedor. Otro consejo práctico: las cajas robustas y las cajas con diseños y estampados de colores no sólo dan un acento de color alegro y hermoso, pero además, garantizan rápidamente el orden y se pueden convertir en un asiento añadiendo un cojín. Para la iluminación, confía en una lámpara de cubierta regulable con una dulce pantalla. Puedes ajustar el brillo de forma flexible y en este modo sólo necesitas una lámpara (que no ocupa espacio en el techo). Un pequeño enchufe de luz es suficiente como una luz nocturna.