patio con mesa madera

Pinos, aromáticas, olivos, trepadoras… Hay plantas que nos transportan directamente a un lugar concreto. Y estas lo hacen al Mediterráneo. Preparadas para resistir el sol y la falta de agua, son perfectas para acompañar paisajes de roca, arena y mar. Las plantas mediterráneas crean espacios con una fuerza y un encanto únicos, como los jardines que rodean las blancas casas de estilo ibicenco. ¿A ti también te gustan? Entonces te interesará lo que vamos a contarte. Aquí tienes una selección de plantas,flores y árboles mediterráneos ideales para crear tu propio jardín mediterráneo. Ponte el gorro y los guantes de jardinero, y vamos a ello.

Consejos para mantener un jardín mediterráneo

Adaptarse al tipo de terreno y a las temperaturas de la zona en la que se vive es imprescindible para poder disfrutar de un jardín precioso. Traducido al Mediterráneo, esto significa que debemos desterrar de nuestra cabeza la imagen del típico jardín inglés con grandes extensiones de césped fresco. El jardín mediterráneo es distinto, pero no por ello menos bello. Ahora lo veremos. Pero antes, unas pocas claves para montarlo y mantenerlo:

Elige plantas resistentes

Son aquellas que aguantan bien el calor y la sequía que a menudo afecta al Mediterráneo en época de verano. De hecho, acertarás siempre que elijas plantas típicas de la zona porque serán las más habituadas al clima y al tipo de terreno.

Minimiza el uso de agua

Como habrás elegido plantas resistentes al calor, no necesitarás regarlas en exceso. Eso sí, contar con un sistema de riego automático será una buena idea para controlar el uso de agua y que tus plantas mediterráneas siempre estén hidratadas. Si te gusta el césped, como en el jardín mediterráneo no es aconsejable, puedes optar por plantas que tapizan el suelo como el tomillo o la milenrama, o bien suculentas como el sedum o el lamprantus. Aunque también puedes optar por revestir el suelo con grava.

Ten en cuenta crear zonas de sombra

 Para ello son excelentes las plantas trepadoras como la glicina, la buganvilla o el jazmín, que cubren porches, fachadas y pérgolas, con unas flores mediterráneas preciosas y, en muchos casos, muy perfumadas. Y también te funcionarán los árboles mediterráneos, cómo no.

Utiliza macetas de barro para tus plantas

En los jardines y porches mediterráneos son muy típicas y te dan la opción de cambiarlas donde más te guste para variar la distribución de tu jardín o recolocar plantas donde mejor se sientan.

4 plantas mediterráneas que no deben faltar en tu jardín

Ahora que sabes los trucos de cuidado y decoración, descubre las plantas que no deben faltar en tu jardín mediterráneo para llenar el espacio de paz y vibra veraniega.

1. Uña de gato: es una planta mediterránea que tapiza el suelo, trepa y además es muy frondosa. En poco tiempo, consigue cubrir grandes espacios, por lo que es un sustituto ideal para el césped. Sus hojas son carnosas y pequeñas, de un color verde brillante y con forma de corazón. Cuando florece, da una flor pequeña de color rosa y púrpura.

2. Lavanda: una aromática perenne de hojas delgadas y alargadas de color verde grisáceo. Sus flores, de color lila, brotan de una espiga.

3. Aloe vera: esta planta, con infinidad de propiedades beneficiosas para nuestra salud, crece fuerte en el jardín mediterráneo. Con hojas verde grisáceo de forma puntiaguda y dentada por los bordes, es una de las plantas mediterráneas más resistentes y la puedes tener incluso en el interior de casa.

4. Romero: arbustiva y de tronco leñoso, es muy frondosa y puede llegar a alcanzar los dos metros de altura. Sus hojas perennes son, por un lado, verde oscuro, y por el otro, grisáceas. Y sus flores van del blanco al color púrpura y son muy aromáticas.

Árboles y arbustos mediterráneos

Desde árboles frutales autóctonos del Mediterráneo como limoneros, naranjos, higueras o granados, que perfumarán tu jardín, hasta pinos, olivos, cipreses –que también se utilizan mucho en forma de seto para separar áreas o delimitar espacios–, almendros, algarrobos –dan una sombra estupenda–, almeces o jacarandas, con unas preciosas flores moradas.

Las palmeras también son ideales para el jardín mediterráneo. El palmito es pequeño y tiene varios pies. La palmera canaria es la más grande que podemos plantar, y las palmeras Washingtonia –Robusta y Filifera– también alcanzan buena altura.

En cuanto a los arbustos, quedan especialmente bonitos el hibiscus, el viburnum, el timus, la retama, la adelfa y el mirto, entre otros.

5 flores mediterráneas para llenar de color tu jardín

Ningún jardín está completo sin las flores, y toda decoración se ve más viva y completa con ellas. Conoce las cinco flores que no deben faltar en tu jardín mediterráneo.

  1. Margarita

    Florecen en primavera y no dejan de hacerlo hasta bien entrado el otoño, con lo cual tu jardín mediterráneo estará en flor durante todo el verano. Soportan bien la sequía, pero no el frío y viven perfectamente a pleno sol

  2. Petunia

    Como la margarita, florece durante todos los meses de calor, llegando a cubrir prácticamente toda la planta. No aguanta bien ni el viento ni la lluvia porque sus flores son muy delicadas, de ahí que lo ideal sea que le busques una ubicación en la que esté protegida.

  3. Caléndula

    Con preciosas flores que van del amarillo al naranja, su floración dura casi todo el año y sus hojas producen un delicado aroma.

  4. Ave del Paraíso

    Es una de las flores mediterráneas de look más exótico gracias a sus flores en forma de abanico naranja. Proviene de Sudáfrica, con lo que necesita temperaturas bastante cálidas.

  5. Verbena

    De nuevo, esta es una de las flores mediterráneas con la floración más prolongada. Aguanta bien las temperaturas extremas y se adapta a todo tipo de suelos. Es una planta rastrera con la que tapizarás con mucho color tu maravilloso jardín mediterráneo.

¿Listo ya para rediseñar tu jardín y darle el aire mediterráneo y veraniego más apetecible? Es el momento. ¡A por ello!

¡Manos a la obra!