tumbona bambu en patio con piscina

Con estos trucos sobre cómo diseñar tu propio jardín tropical obtendrás un exterior exuberante, que te transportará a paraísos de ensueño. Sin moverte de casa. Tu jardín será un trocito de trópico del que disfrutar todo el año. Con las plantas, cuidados y distribución adecuadas conseguirás un jardín exótico, casi selvático, en el que perderte día a día. La tendencia tropical ha llegado con fuerza a los jardines: welcome to the jungle!

Tips para crear un jardín tropical

La necesidad de conectar con la naturaleza, para desconectar, se traduce en estampados textiles, vajillas y complementos decorativos de toda índole en los que se palpa la explosión vegetal. Si quieres transformar el diseño de tu jardín en un pedacito de selva tropical, toma nota de nuestros consejos:

  • En primer lugar, deberás analizar el clima y tipo de suelo de tu zona, para luego escoger las variedades de plantas más acertadas en consecuencia. ¿Vives en una zona con clima cálido, templado o frío? ¿Húmedo o seco? ¿Tu terreno es arenoso, arcilloso o mixto?
  • Con toda esta información, investiga qué tipo de plantas irán bien en tu jardín tropical. Sea cuál sea la condición del terreno de tu jardín, seguro que encuentras variedades vegetales para crear un jardín tropical.
  • El suelo ideal para un jardín tropical es el esponjoso, con una tierra gruesa tipo mantillo que mantenga la humedad con buen drenaje.
  • Plantas para jardín tropical: son las grandes protagonistas de todo jardín tropical que se precie. Deberás seleccionar muy bien las especies que vayas a plantar para lograr un resultado verdaderamente exuberante. Para ello, opta por la familia de los Zingiberales, compuesta por ocho grupos de plantas: Musáceas, Heliconiáceas, Strelitziáceas, Lowiáceas, Flor Mariposa, Achiras, Marantáceas y Costáceas. Juega con estas especies para crear una atmósfera 100% tropical.
  • Entrando más en detalle, te decimos las plantas concretas que serán las encargadas de ofrecer una imagen exótica en tu jardín: el Ave del Paraíso, las plataneras, la Oreja de Elefante, la Costilla de Adán o Monstera Deliciosa, lirios de piña, orquídeas y, como no, las palmeras.
  • Define y planifica el espacio: mide el jardín y haz un plano, sobre el que dibujarás las diferentes áreas. Recuerda: las formas orgánicas, las líneas curvas, emulan mejor el paisaje tropical. En este plano no solo tendrás las zonas ajardinadas, sino también las áreas de estar con su mobiliario y accesorios.
  • A nivel de composición, evita los grupos pares y apuesta por los múltiplos de tres. Un truco de estilismo que nunca falla.
  • Combina plantas de distintas alturas y colores para dar dinamismo al jardín.
  • Sin pasarte, pero en el caso de los jardines tropicales el más es más. Es decir, crea grupos generosos de plantas, sin apenas vacíos, para lograr sensación de exuberancia.
  • Crea sombra. Muchas plantas tropicales son sensibles al impacto directo del sol, ya que se pueden quemar o decolorar. Coloca toldos o un árbol grande y frondoso que cubra las especies tropicales más delicadas.
  • Protégelo contra el viento. Una barrera de bambú, por ejemplo, puede ser una gran aliada en estos casos.
  •  No te olvides del elemento agua. Para conseguir un jardín tropical auténtico piensa en colocar un estanque o fuente, un jacuzzi o, si te cabe, una piscina. El sonido del agua en cascada conduce a la relajación y crea un ambiente óptimo para la meditación.
  •  Los elementos minerales, como caminos de piedras blancas o rocas, te ayudarán a completar la escena.
  • La decoración de un jardín tropical requiere piezas como: antorchas, muebles de fibras naturales, una hamaca textil, cojines estampadazos con dibujos de hojas grandes, alfombras de yute, cestos de ratán… Estos complementos reforzarán la imagen de jardín del Edén.
  • ¿Cómo mantenerlo? Los expertos apuntan que el mantenimiento de un jardín tropical es algo básico y sencillo. Bastará con regar las plantas cada semana, podarlas (para controlar que las especies más grandes crezcan desproporcionadamente) y abonarlas con abonos orgánicos y compost casero. Está claro que si vives en un clima frío y seco, deberás dedicar más esfuerzo a su mantenimiento.

¿Te gustaría tener una casa de revista? Regístrate ya en Westwing y no te pierdas las rebajas de hasta el 70% para amueblar y decorar tu casa con estilo.

Detalles muy Top para un jardín tropical

Si quieres completar el look tropical de tu jardín, no te pierdas estos 7 detalles originales:

  1. Ahora que ya sabemos cómo hacer un jardín tropical en casa, pasemos a darle luz. La iluminación de los jardines tropicales debe estudiarse bien con el fin de lograr un exterior seguro, que te lleve a las cálidas noches de verano, con cierto halo de misterio. Las guirnaldas y antorchas luminosas en rincones estratégicos del jardín crearán dicha sensación. Poner un foco en el suelo, bajo las especies más grandes y exuberantes, les otorgarán protagonismo dentro del contexto selvático.
  2. Dale color. Para ello, recurre a plantas con flores de tonalidades vivas y textiles con estampados vistosos.
  3. El mobiliario de madera o el de fibras naturales, como el mimbre, hará que tu jardín tropical sea acogedor.
  4. Una butaca con asiento de cuerdas o las tipo columpio, ubicadas en un rincón con abundante vegetación, crearán un rincón muy especial. También puedes recurrir a los pufs de fibras para formar corners de estar a ras de suelo.
  5. Alguna estatua o escultura al final del exterior proporcionará un foco de atención muy apropiado para dar profundidad a tu jardín.
  6. Si tienes una zona de comedor en tu jardín tropical, apuesta por un bonito menaje de madera natural, caminos de mesa estampados con motivos tropicales y accesorios de estilo étnico.
  7. Si tienes un jardín pequeño y quieres plantar las especies de hojas grandes en macetas, elige soportes como cestos, vasijas de barro, piezas colgantes…

Hawaii-Bombay, son dos paraísos que te podrás montar en tu piso. Solo tendrás que aplicar nuestros consejos sobre cómo hacer un jardín tropical en casa y disfrutar de tu oasis exuberante. ¿Caerás en la tentación?