-20% adicional en todas las ventas

patio con jardin

Los patios traseros pueden convertirse en la estancia estrella de la casa, sea la estación que sea. Solo tienes que adecuar su decoración para cada temporada, con una base neutra apta para todo el año y cambiando solo algunos detalles según haga frío o calor. Adáptate a sus dimensiones para habilitar las distintas zonas y escoge un estilo. ¡Te ayudamos!

Decorar patios traseros para la temporada de primavera-verano

La ubicación en la vivienda es la que define a este tipo de exteriores. Son patios que se encuentran en la parte trasera de una casa, con la gran ventaja de privacidad que ello conlleva. Si equipas y decoras bien el tuyo, podrás tener el lugar ideal para relajarte, hacer vida social con familiares y amigos o practicar el hobby de la jardinería a tus anchas.

Cuando hace buen tiempo, los patios traseros se disfrutan el doble, ya que el número de actividades al aire libre que puedes llevar a cabo en este lugar se multiplican. Aquí tienes algunos consejos de decoración de patios útiles y fáciles de aplizcar.

Una base neutra, válida para todo el año

Escoge muebles de exterior realizados en materiales resistentes, capaces de hacer frente a las inclemencias climatológicas. Madera de teca o cedro, tratada con barnices especiales, aluminio, ratán o mimbre, hierro o forja y plástico son las materias más duraderas para los muebles de exterior. La elección de uno u otro dependerá del estilo que desees darle a tu patio trasero.

¿Te gustaría tener una casa de revista? Regístrate ya en Westwing y no te pierdas las rebajas de hasta el 70% para amueblar y decorar tu casa con estilo.

Soluciones para suelos de patios traseros

Busca el equilibrio entre funcionalidad y estética. Te aconsejamos cualquiera de estos pavimentos para tu patio trasero: baldosas cerámicas imitación piedra, baldosas de madera de pino tratado, láminas de composite, césped artificial, piedras de río o suelo de grava, adoquines, arcilla y microcemento pulido. Una vez más, esta elección estará sujeta al estilo que quieras darle al patio.

Crea diferentes zonas

Está claro que para un patio trasero pequeño solo deberás escoger un uso. Pero si es mediano o grande, podrás crear distintas zonas, como por ejemplo una para el estar y otra como comedor. Puedes marcarlas mediante un cambio de suelos o definirlas con alfombras que también ayudan a delimitar áreas dentro de un mismo espacio.

Refuerza la privacidad

Los patios traseros suelen estar cercados por vallas, pero si buscas más intimidad, planta arbustos que crezcan verticalmente por todo el perímetro de los muros del patio. Si tienes espacio suficiente, también es buena idea que plantes árboles en las esquinas, rodeados de distintas flores. La opción de colgar macetas a diferentes niveles también animará en entorno.

Salón exterior

Para disfrutar del patio trasero en primavera y verano, organiza un salón exterior con sofás o bancos de obra, con almacenaje, alrededor de una mesa de centro. Cojines claros y una alfombra de fibras naturales ayudarán a crear una sala de estar al aire libre, confortable y luminosa.

Colores veraniegos

Los colores para un patio trasero en verano: decora con una gama cromática sobria y natural. Escoge tonos como el lino, el azul, el verde, amarillo o coral y otorgarás vida y alegría a tu oasis privado.

Que no falte la barbacoa

Un patio trasero es el lugar perfecto para tener la barbacoa. Te recomendamos una de obra cuando el patio sea grande. Si es pequeño, opta por una barbacoa tipo plancha con patas o parrillas redondas de carbón. Este elemento hará que puedas cocinar al aire libre durante una fiesta con familia y amigos. Todo un placer.

Truco Westwing: Acompaña a tu barbacoa con un mini huerto, donde cultivar productos frescos y luego cocinarlos al aire libre. ¡Ideal!

La piscina

Puede que tu patio trasero no sea muy grande, pero ahora el espacio no es inconveniente para tener una piscina, ya que las hay de todos los tamaños. Cuadradas, redondas, elevadas, ¡hasta en esquina! Si incluyes una piscina en tu patio trasero, gozarás de diversión y momentos inolvidables. Si de ninguna manera te cabe una piscina, piensa en instalar una ducha exterior para refrescarte en los días más calurosos.

Resguárdate con una pérgola

Si añades una, te asegurarás estar a resguardo del sol y la lluvia. Crearás una estancia dentro de tu patio donde poner un bonito comedor y/o salón exteriores. Aquí tienes algunas opciones que quedan genial en patio traseros: cubiertas vegetales con estructura metálica con trepadoras como buganvillas o parras, pérgolas independientes para crear un cenador, modelos con estructuras de hierro galvanizado y cubierta de policarbonato o techo de cañizo –muy campestre-, cañas de bambú, pérgola con toldos textiles y/o cortinas… Si no quieres complicarte, decántate por toldos tipo vela.

Buena iluminación

Es crucial para crear un ambiente mágico cuando cae el sol. Diferenciaremos entre iluminación fija y complementaria para un patio de luces. Focos led, empotrados en muros o suelos, lámparas colgantes o modelos de sobremesa serán las piezas que procurarán una iluminación artificial óptima. Refuerza su embrujo con farolillos, velas o guirnaldas luminosas.

No te olvides de el almacenaje

Para que tu patio trasero luzca en todo su esplendor, deberás tenerlo ordenado. Ayúdate de módulo de almacenaje para exterior y mantén las herramientas, juguetes y demás enseres a buen recaudo.

Rincón de juegos para niños

Prever un espacio de juego para los peques de la casa en tu patio trasero será todo un acierto. Guarda sus juguetes en un baúl que puedan abrir y cerrar a su antojo, pon un tipi, colchonetas en el suelo y una guirnalda textil para delimitar el área de ocio infantil.

Decorar patios traseros para la temporada otoño-invierno

¿Quién ha dicho que los patios traseros son solo para el verano? ¡De eso nada! Si lo acondicionas bien, podrás disfrutarlo todo el año, haga frío o calor.

  • Cuando llegue el otoño, cambia los textiles de tu patio: opta por colores más acogedores, como ocres, mostazas y tierra. Además, elige tejidos más cálidos, como la lana o el algodón y el borreguito. Pon plaids en los asientos para taparte si refresca, mientras te tomas una taza de té.
  • Una estufa de exterior: si te haces con un calefactor tipo seta, podrás cenar fuera incluso en invierno. Las chimeneas de exterior y los braseros también son un planazo.
  • Las alfombras darán calor a los suelos: deja las de fibras vegetales para el verano y pon unas más mullidas, aptas para patios exteriores, para asegurar una pisada más cozy.
  • Al calor de las velas: parece que no, pero las velas pueden calentar y crear ambientes más placenteros en un patio trasero invernal.
  • Si tienes más presupuesto, acristala los laterales y frente de tu pérgola. Los toldos verticales también son una buena solución para resguardarte.
  • Decora con plantas resistentes al frío. Cactus y suculentas son unas todoterreno, que aportarán un toque verde a tu exterior en invierno.