juego de muebles madera en patio

Por definición, un patio es un espacio cerrado por paredes o galerías, que se suele dejar al descubierto, sin techo, y que puede encontrarse tanto dentro como fuera de una vivienda. En el caso de los patios exteriores, son las áreas pavimentadas al aire libre que se ubican junto a la casa. Queremos darte los mejores trucos de decoración de patios: distribución, iluminación, materiales y diseño para un patio exterior y sacarle el máximo partido. ¡A por ello!

10 claves para acertar con el diseño de un patio exterior

Lo mejor es que empieces a dar forma a tu patio exterior desde cero, como si fuera una hoja en blanco. Una vez vacío, sigue estos pasos:

1. Plantea su distribución por zonas

Está bien tener una visión de conjunto para un mismo espacio, y para ello deberás zonificarlo. Aunque parezca paradójico, conseguirás un orden visual común, dividiendo la superficie en distintas áreas, coordinadas, incluso dialogantes, pero por separado. Un buen truco es dividir tu patio exterior en dos niveles, de forma que el fondo quede más elevado. Así obtendrás un comedor exterior integrado, pero acogedor y organizado gracias al desnivel.

2. Optimiza la luz natural

Al estar rodeados por muros, los patios, a diferencia de las terrazas y jardines, suelen resultar un tanto oscuros. Para que sea más luminoso, comunícalo al máximo con el interior de la casa, mediante grandes puertas-ventanas o paños de vidrio que formen paredes de cristal.

3. Planifica cada pisada

El suelo será la base: y no es solo una obviedad. Es que el pavimento de los patios exteriores tiene mucho protagonismo, tanto práctico como decorativo. Primero, asegúrate de nivelar bien el terreno. Después, podrás añadir distintos tipos de suelo, según el estilo que desees. Un clásico es rellenarlo con grava o cantos rodados. Si prefieres más estabilidad para el mobiliario, opta por adoquinarlo, un hormigón (poroso), piedra natural como la pizarra, baldosas de porcelánico o tarimas de resina epoxi o de madera.

Truco Westwing: el suelo cobrará mayor protagonismo con una iluminación baja que marque el perímetro del patio exterior.

4. Procura intimidad

Al ser exteriores, estos patios deben apostar por la privacidad y en este sentido tienen mucho que decir los muros y vallas que los rodean. Ten en cuenta que no es lo mismo un patio exterior de un adosado en las afueras, que el de una planta baja urbana rodeada de edificios. Reclaman soluciones distintas. Pero en general, podemos decir que para que un patio exterior disfrute de privacidad, necesita de muros con algunos dos metros de altura. Si quieres añadir intimidad, completa las paredes con enlistonados de madera en la parte alta de los muros, celosías o vegetación, tipo setos tupidos. Convertir los muros de tu patio en jardines verticales lo transformará en un oasis privado.

5. Ponle techo

Si tu patio exterior se encuentra en la planta baja de un edificio y quieres protegerlo de las miradas de los vecinos de pisos superiores, tienes varias opciones: una estructura de madera o acero que sirva de soporte para toldos de tela, tramas de bambú o mimbre, listones de madera o persianas, por ejemplo. O bien sistemas más impermeables, que te protejan de las miradas indiscretas, pero también de la lluvia, como las lamas de aluminio orientables.

¿Te gustaría tener una casa de revista? Regístrate ya en Westwing y no te pierdas las rebajas de hasta el 70% para amueblar y decorar tu casa con estilo.

6. Viste tu patio con toldos

Son piezas que salen de la fachada para proteger a tu patio del sol. Los más versátiles son los toldos plegables y aquellos que se pueden dividir en varios tramos, para dejar el área del salón al aire libre, mientras el comedor está en sombra y viceversa.

7. Hazlo más grande visualmente

Un problema muy recurrente en los patios es que pueden parecer pequeños, debido a la importancia que tienen los muros en su construcción. Para ampliar las miras, píntalos de blanco. Añade profundidad creando un arriate de tierra adosado a las paredes, dibujando una nueva silueta, y planta especies con diferentes alturas.

8. Crea circuitos con la vegetación

Un cambio de suelo o las alfombras no son los únicos recursos para delimitar zonas en tu patio. Las plantas y flores te pueden ayudar a crear zonas de paso y áreas de estar, de un modo sutil y natural. Por la noche, los focos empotrados en el pavimento o los zócalos podrán guiar tus pasos.

9. Refréscalo con una fuente o acequia

Está claro que las dimensiones de un patio no suelen permitir la instalación de una piscina, pero puedes considerar la incorporación de un pilón, una acequia o una fuente, con sistema de recirculación de agua, para refrescar el ambiente en verano.

10. Ilumínalo con encanto

Además de los elementos fijos de iluminación, como los focos empotrados en zonas estratégicas, para iluminar bien tu patio de luces deberás contar con farolillos, guirnaldas luminosas como techos, en áreas como el comedor o el chill out, y lámparas transportables para rincones oscuros. La luz artificial aportará confort y encanto a un patio.

Tips de decoración para patios exteriores

Los patios exteriores suelen ser más grandes que los patios interiores. Aún así, es bueno ceñirse a un solo estilo, para que la imagen de conjunto resulte agradable y coherente. Te damos las opciones más actuales, para que tu patio exterior tenga un estilo único:

  • Remanso de paz: los patios exteriores deben ser espacios de calma donde poder disfrutar de la relajación y los encuentros con familiares y amigos. Apuesta por un pavimento de madera y piedra natural, en tonos claros, para darle luz. Las paredes blancas, una de ellas vestida con plantas trepadoras, le darán más amplitud y vida.
  • Un árbol mediano aportará un toque natural a tu patio. Así como los maceteros grandes perimetrales, que no entorpecerán el paso y dejarán la zona central de patio para poner un comedor y zona de estar.
  • Un mobiliario de diseño original dará personalidad a tu patio. Se lleva el estilo boho chic, a base de muebles de madera natural, asientos de fibras vegetales, lámparas colgantes también de fibras, complementos artesanales y cojines éticos. Importante: escoge muebles proporcionados al espacio de tu patio.
  • Fíjate bien donde pega más el sol y sus horas, con el fin de distribuir bien las zonas de tu patio y sopesar la colocación de un toldo o pérgola en el lugar adecuado.
  • Pon una alfombra de fibras o tejido especial para exterior bajo la mesa del comedor. Verás cómo sube de nivel. Si también cuentas con un área de estar, coloca una alfombra gemela bajo el sofá y la mesita de centro.
  • Los patios exteriores necesitan de un almacenaje especial, ya que guardar todo el mobiliario, textiles y complementos durante épocas frías hará que duren más tiempo en buenas condiciones. Piensa en un banco con asientos abatibles, con fondo de almacenamiento, o un mueble tipo estantería con puertas.
  • ¿Cómo decorar un patio exterior con poco dinero? Echa mano de la madera reciclada; es más económica, pero con las mismas propiedades y más personalidad. Puedes crear zonas de asiento con palés. Unos cojines y farolillos pondrán el acento a tu patio cheap and chic.

Antes de llevar a cabo cualquier cambio en tu patio exterior, planifica bien el espacio, creando un plano del patio dibujado por ti y ubicando todos los elementos que quieras, con las medidas concretas. Valora su tamaño y el uso que vas a darle, para evitar gastos superfluos y recargarlo. Ya no hay excusa para no disfrutar de los patios exteriores.

Descubre el mobiliario ideal para patios exteriores