recibidores blancos con madera

La puerta de entrada a nuestro hogar debe de estar a altura del resto de la vivienda. Una buena carta de presentación para recibir a nuestros invitados. Por ello, descuidar este espacio de bienvenida es un pecado imperdonable en términos de interiorismo. ¿No sabes realmente como potenciar esta estancia? ¡Apuesta por los recibidores blancos! Lejos de resultar insulsos, están llenos de matices y de posibilidades. En madera, en tonos tierra o recibidores blancos modernos y muy urbanos. Las opciones son numerosas y nuestros interioristas te cuentan las mejores. ¡Vamos a ello!

Recibidores blancos con un mueble vintage como protagonista

Si te decides por la decoración en blanco para la entrada de tu casa y además cuentas con espacio suficiente en el recibidor, te recomendamos que vayas a lo grande y apuestes por instalar en la primera estancia de tu casa una pieza de diseño única que se encargará de robar la atención del visitante.

Eso sí: no se trata de que sea un elemento decorativo sin más que no aporte funcionalidad a la estancia. Al contrario, buscamos algo que sea muy útil y, al mismo tiempo, muy estético. Los aparadores y las cómodas multiusos que a su vez rezumen personalidad son ideales en estos casos.

Baúles y cómodas antiguos y traídos al presente en recibidores blancos

¿Tienes algún mueble antiguo en desuso que te gustaría recuperar y nunca acabas de dar el paso? ¡Es el momento! Será una fantasía cómo puede quedar en tu recibidor una cómoda vintage recuperada y reinterpretada. Conservando su diseño original y dándole un nuevo color y un nuevo acabado. Además, te proporcionará el espacio de almacenaje suficiente que a menudo vas a necesitar en el recibidor: la primera estancia que pisas al entrar en casa y la última al salir. ¿Buscas el paraguas y nunca lo encuentras? ¿Necesitas dejar a mano las llaves de casa y las llaves del coche? ¡El recibidor es la respuesta!

Regístrate ya en Westwing y no te pierdas las rebajas de hasta el 70% para amueblar y decorar tu casa con estilo.

Las ventajas de un espejo en recibidores blancos

Darle un fondo blanco a la estancia será ideal para que puedas incorporar tonos más atrevidos sin temor a que el resultado sea excesivamente recargado. Otra cuestión que no puede faltar además de una pieza de almacenaje y diseño única (ya sabes: una cómoda, un baúl o un aparador antiguo que traigas al presente con nuevos matices): ¡un imponente espejo! Este espacio de tránsito al entrar y salir en casa bien lo merece y por varios motivos. Será muy útil para que decidas, antes de irte por la puerta, si esa gabardina que has elegido realmente va bien con los zapatos, pero no solo eso. Un buen espejo hace que la luz se incremente al instante y que el espacio se agrande de manera natural. ¿Quién no quiere un efecto así en su recibidor?

Detalles ganadores en recibidores blancos

Por último, no te olvides de cuidar todos los detalles, también en el recibidor, sí. Para ello, elige algún elemento ornamental que sea de tu gusto y que aporte un toque de lo más chic. Un cuadro geométrico para los recibidores más modernos, un jarrón de cristal o porcelana con flores secas para los más románticos o un bonito terrario para los amantes de la vegetación en el hogar. ¿Qué mejor forma de darle la bienvenida a tus invitados?

Recibidores blancos modernos que son puro equilibrio

Un de los efectos que más nos seducen para reproducir en el recibidor, como antesala del resto del hogar, es la armonía y el equilibrio en el espacio.

La importancia del orden en los recibidores blancos modernos

El minimalismo propio del estilo nórdico nos lo pone muy fácil en este sentido. Creemos que la madera en el mobiliario es todo un acierto para combinar con recibidores blancos que quieran incrementar la sensación de calidez. Para que el espacio se mantenga ordenado, una de las máximas del minimalismo gracias a la que se consigue su característica sensación de paz, es fundamental dotarlo de suficiente espacio de almacenaje.

Muebles modulares para recibidores blancos modernos

Si nuestro recibidor no es demasiado espacioso, siempre podemos optar por muebles modulares, multifuncionales y diseñados en vertical. ¿Quién ha dicho que cada mueble pueda tener solo un uso y todavía más en el recibidor? Lo ideal será que diseñes tus muebles a medida pensando qué necesitas en tu recibidor y cómo puedes conseguirlo con un mueble de diseño inteligente que reúna varios requisitos. Por ejemplo, una pieza exclusiva con espacio para ser mueble común de almacenaje, perchero y paragüero, todo en uno. O quizás un armario que haga de perchero y zapatero a la vez. Las opciones son infinitas cuando el diseño lo eliges tú y solo la imaginación pone el límite.

Grises, ocres y verdes: la sutileza de los recibidores blancos modernos

Para conseguir un equilibrado recibidor de inspiración nórdica, otro elemento de vital importancia lo es la combinación de color. Ya hemos dicho que el blanco será la perfecta base, pero debemos saber bien con qué hacerlo dialogar. Realmente no es un problema porque este color tiene la ventaja de ir bien con absolutamente todas las gamas. Pero si quieres un toque cálido y muy scandi, lo mejor será conjugarlo con todos grises, otros blancos que tiren hacia el beige, suaves toques verdes e, incluso, algún sutil anaranjado que vaya hacia el color melocotón. Elige tonalidades pastel y prescinde de las estridencias para un acabado sofisticado.

¿Qué tipo de madera elegir en los recibidores blancos modernos?

La madera que elijas para tu recibidor en blanco minimalista podrá ser tanto clara como oscura, solamente tendrás que saber qué efecto quieres potenciar. La madera clara es ideal para hacer el espacio más cálido y acogedor. La madera oscura para resaltar la personalidad del mobiliario y los contrastes de color. Dejas las vigas de madera al aire es una gran opción si cuentas con una estructura de este tipo en el recibidor: sino, también es un gran acierto pintarlas en blanco para aligerar su apariencia y potenciar la sensación de amplitud.

Ultima los detalles en los recibidores blancos modernos

Los textiles de fibra natural para las alfombras o los maceteros en el recibidor serán un acierto. Y lo mismo una sencilla decoración de bienvenida a base de plantas. Si quieres potenciar ese efecto moderno que tanto nos gusta en los recibidores blancos, haz que los muebles que elijas, ya sean modulares y diseñados por ti mismo o no, apuesten por refinadas líneas rectas en sus acabados. ¡Y ya lo tienes!