Salón decorado en colores negros, madera y gris, con un estilo moderno

El salón es uno de los espacios más vividos. Pasamos tanto tiempo en esta zona de la casa, que siempre con el mismo aspecto puede llegar a cansar. Y es que dicen que los cambios de look son buenos, ya que nos ayudan a refrescar nuestra mente y el ambiente de la casa. Si necesitas redecorar el salón, coge papel y lápiz, ¡porque ha llegado el momento! Te enseñamos cómo decorar un salón desde el sofá hasta los detalles de las estanterías. ¿Te animas a un cambio de look? 

Renueva el color de la pared 

Las paredes ayudan a cambiar mucho los looks de un espacio. Redecorar el salón, también implica tener muy presente la pared. Si quieres dale un cambio únicamente a una de ellas, a la que creas que tenga más protagonismo. El verde envejecido está muy de moda, y ayuda a reavivar los espacios y darles una nota de color sin recargarlos. Añade también mucha profundidad, por lo que si cuentas con un salón pequeño, este es el color que buscabas. Mezcla este color con un gris o un blanco, y ¡acertarás!  

Los papeles pintados también son una buena opción. Añade un papel con mucha alegría y luz para el salón. Intenta que tenga colores atemporales o un estampado más sutil para que no te canses fácilmente de ellos. Lo bueno de los papeles pintados, a diferencia de la pintura es que puedes quitarlos y limpiarlos fácilmente.  

Gana espacio y orden 

El orden ayuda a que podamos lucir un espacio mucho más bonito y cuidado. Incorpora una librería en toda una pared. Hazlo con unas baldas de madera blanca. Un truco: si quieres puedes comprarlas de un color y cuando ya tengas elegido el que pondrás en la pared, puedes pintarlas de ese mismo. De esta forma, parecerán que son un mueble a medida integrado en la pared.  

Para organizar la estantería, haz selección de lo que realmente quieres lucir en el salón. Las cajas de madera o las cestas hacen que las estanterías luzcan mucho más organizadas. Si no lo haces crearás un ruido visual bastante notable, que no ayudará a tu salón.  

Renueva los textiles con, ¡más cojines! 

Los textiles siempre son imprescindibles en cualquier casa, y más en la zona del salón. Las siestas de domingo, las noches de peli y manta en el sofá requieren de cojines, y mantas, cómodas y gustosas. Además, cuanto más textiles incorporamos al salón más sensación de calidez nos dará este espacio. Un consejo: si tu sofá es oscuro añade cojines que sean en tonos más claros, como pasteles o beige. Conseguirás que sea un sofá mucho más acogedor. En el caso de que tengas un sofá en un tono más claro, puedes incorporar colores más llamativos, desde terracotas, hasta azules.  

Accesorios con mucho detalle 

Los accesorios son detalles que cuentan mucho en el salón. Los coffee table books son una de las mejores opciones para decorar ciertas zonas del salón como las estanterías o las mesas de centro. Estos libros son de tapa dura, bastante gruesos, y con una portada bastante impactante. Suelen ser libros de temáticas muy específicas como viajes, decoración, moda…Hay algunas editoriales de referencia mundial como Taschen que se dedican a la elaboración de estos libros tan deseados, y ¡nos encantan! 

Plantas que refrescan el salón 

Redecorar el salón también es cuestión de plantas. Las plantas no pueden faltar en el salón. Dan vida y ayudan a crear un salón natural y con encanto. Añade si quieres un pequeño rincón del salón solo con plantas, será como un pequeño invernadero. También puedes incorporar pequeños helechos en las estanterías. En las mesas de centro o en las auxiliares mejor incorporar algún ramillete de flores frescas o secas, y si son coloridas mucho mejor. Dependiendo de los colores que añadamos al salón, podremos incorporar un tipo de flor u otra. Eso sí, siempre mézclala con alguna hoja verde ya que le de da un toque de lo más fresco.